Semidioses

Inicio » Historia Universal » Semidioses
Autor: Redacción Ejemplode.com.

En la mitología griega, un Semidios era aquél mortal, hijo de un dios y de una humana. Por su parte divina, portaba habilidades o atributos extraordinarios que lo convertían en un reconocido héroe entre los mortales griegos. A continuación se describirán los semidioses más importantes de esta mitología, con sus hazañas más destacadas.

Belerofonte

Belerofonte fue hijo del dios Poseidón y de Eurínome, esposa del rey Glauco de Corinto. En su juventud, Belerofonte capturó al caballo alado Pegaso mientras aquel bebía de la fuente de la ciudad. Años más tarde, fue exiliado por el asesinato de un miembro de su familia y fue dirigido a la corte del Rey Proteo en Argos, para su redención. La reina, por su lado, sintió deseo sexual por él, y cuando se involucraron en intimidad, ella dijo al rey que el semidios había tratado de violarla.

Proteo lo mandó con el rey Iobates, en Licia, con una carta pidiendo que se le ejecutara. Iobates se portó reacio para la tarea de matar a Belerofonte, y mejor ordenó al semidios que asesinara a la bestia Quimera, que arrojaba fuego en su aliento; en esos momentos estaba causando estragos en los territorios.

Belerofonte trepó a Pegaso, y conduciéndolo, derrotó a la bestia Quimera, encajando una lanza con punta de plomo en su garganta.

A pesar de sus hazañas, Belerofonte no estaba satisfecho, y quiso ascender al cielo, montado en Pegaso. Zeus se enojó por su osadía, y los derribó hacia la Tierra, donde el semidios estaría condenado a vagar en soledad.

Belerofonte contra Quimera

Ganímedes

Ganímedes fue un apuesto príncipe troyano que fue llevado al cielo por Zeus en la forma de un águila, con la tarea de ser el escanciador de los dioses. Ganímedes fue también situado entre las estrellas como la constelación Acuario, con su jarrón mezclador y el águila como símbolo. Ganímedes fue frecuentemente representado como el dios del amor homosexual, y aparece como compañero o complemento de los dioses de amor Eros (Amor) e Himenio (Amor Marital).

El rapto de Ganímedes (izq), por Zeus (der)

Heracles

Heracles, o como es llamado más frecuentemente, Hércules, fue uno de los semidioses más representativos de la mitología griega. Hijo del dios Zeus y la humana Alcmena, poseía una increíble fuerza y una estatura colosal. Se creía que, la diosa Hera, en una ocasión que lo estaba amamantando, lo desprendió súbitamente de su seno, y de las gotas de leche que brotaron sin control, se formó la Vía Láctea.

Hera, cuando él ya había establecido una vida con una joven llamada Megara, lo hizo entrar en un ataque de locura inconsciente, en el que mató a sus hijos y a los de su hermano humano. Para buscar su redención sobre aquel hecho incontrolable, Heracles viajó para servir al rey Euristeo, a quien ayudó con doce tareas, las que definen la historia de buena parte de su vida.

Visita el artículo de los Doce Trabajos de Hércules.

Heracles

Pandora

Pandora fue la primera mujer mortal que fue formada a partir de arcilla por los dioses. El titán Prometeo fue a quien se asignó la creación de la raza humana. Cuando Prometeo estuvo inconforme por las limitaciones que se le imponían a los humanos por parte de los dioses, robó el fuego a Hefesto.

Zeus, enojado por la imprudencia de Prometeo, ordenó a los demás dioses crear a la primera mujer Pandora, dotándola con belleza y astucia. Más adelante, la entregó al hermano menor de Prometeo, Epimeteo, como esposa. Zeus le dio a Pandora una caja como regalo de bodas, que ella abrió, liberando el enjambre de espíritus malignos que en él estaban atrapados. Este detalle plagaría para siempre a la humanidad. Sólo Elpis (La esperanza) se conservó dentro, como la bendición que facilita el sufrimiento de la humanidad.

Pandora con la caja que guardaba todos los males

Pasífae

Pasífae fue una hija inmortal del dios Helios; era una habilidosa practicante de la hechicería. Pasífae se casó con el rey Minos de Creta, y le dio varios hijos e hijas. Como castigo por algunas ofensas contra los dioses, generadas ya sea por ella o por su esposo, ella fue hechizada con deseo sexual por el toro más fino del rey.

Pasífae pidió la ayuda del artesano Dédalo para construir una estructura semejante a una vaca de madera, envuelta en auténtica piel bovina. Escondida dentro de esa estructura, Pasífae se unió al Toro, engendrando así a una criatura híbrida, un niño con cabeza de Toro, el Minotauro.

Pasífae entrando a la estructura bovina de madera

Perseo 

Perseo fue uno de los héroes más destacados de la mitología griega. Fue hijo de Dánae, la princesa de Argos, que fue encerrada en una cámara de bronce por su padre Acrisio, que vivía en el temor de la profecía de que un día sería asesinado por el hijo de ella. El dios Zeus, de todos modos, se infiltró en la prisión, manifestándose como una lluvia dorada, y la embarazó.

Cuando Acrisio descubrió al niño, los colocó a ambos, madre e hijo, en un cofre y los mandó a naufragar por el mar. Fueron llevados después a la isla de Serifos, donde se les ofreció refugio por parte del gentil pescador Diktys.

Cuando Perseo creció, el rey Polidectes ordenó que él le llevara la cabeza de Medusa. Con ayuda de Hermes y Atenea, Perseo obtuvo sandalias aladas, un casco de invisibilidad y una espada mágica. Perseo se acergó a la Gorgona mientras dormía, y la decapitó a ojos cerrados para evitar su mirada que petrificaba a todo el que la enfrentaba.

Cuando regresó a Serifos, el héroe convirtió al rey Polidectes en piedra con la mirada de la cabeza de Medusa, y viajó al reino de su abuelo para reclamar el trono, de acuerdo con la profecía. Lo asesinó por accidente al participar en los juegos funerales de un rey, con el lanzamiento de un disco cuya trayectoria se alteró en el aire.

Es representado en su juventud, portando las herramientas que le ayudaron en la hazaña con Medusa. 

Perseo sosteniendo la cabeza de Medusa

Faetonte

Faetonte fue un hijo de Helios que rogaba a su padre conducir la cuadriga del Sol. Se cree que Helios, de mala gana, le concedió el deseo, y a causa de la inexperiencia del joven, la cuadriga perdió el control, haciendo arder la Tierra, por las regiones de África, convirtiéndolas en desierto.

Zeus, horrorizado por el suceso, golpeó al joven con un rayo, y arrojó su cuerpo a las aguas del río Eridanos. 

Faetonte con los corceles inmortales

Psiqué

Psiqué era la diosa del Alma, y la esposa de Eros, dios del Amor. Fue al principio una princesa mortal cuya belleza extraordinaria se ganó la ira de Afrodita, cuando los mortales comenzaron a desviar su adoración de Afrodita a ella. Afrodita ordenó a Eros que hiciera que Psiqué se enamorara del más horrible de los hombres, pero el dios al final se enamoró de ella, y la llevó a su palacio escondido. Eros escondió su verdadera identidad y le dijo a Psiqué que nunca mirara su rostro.

Sus hermanas celosas le tentaron a desobedecer y Eros la abandonó. Psiqué buscó su amor perdido, por el mundo, y eventualmente se puso al servicio de Afrodita, quien le ordenó ejecutar una serie de tareas casi imposibles, que culminaron en un viaje al Inframundo. Psiqué después se reunió con Eros, y la pareja se casó en una ceremonia a la que asistieron todos los dioses.

Psiqué es representada en los antiguos mosaicos como una mujer con alas de mariposa, en compañía de su esposo Eros.

Psiqué con su esposo Eros

Citado APA: (A. 2017,06. Semidioses. Revista Ejemplode.com. Obtenido 06, 2017, de https://www.ejemplode.com/42-historia_universal/4598-semidioses.html)

Búsqueda:

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.