Mito de Cupido

Inicio » Historia Universal » Mito de Cupido
Autor: Redacción Ejemplode.com.

Cupido es el dios representante del Amor en la Mitología Romana, y es el equivalente al dios Eros de la Mitología Griega. Eros ha sido la principal figura que ha personificado la relación amorosa entre dos personas.

Los antiguos griegos tienen dos versiones de su nacimiento: la primera lo considera hijo del Caos y de la Tierra, siendo entonces un Dios en categoría de Primordial. La segunda lo coloca como hijo de Afrodita. Eros ha participado en numerosas historias y se le representa como un niño alado con un arco dorado y una aljaba.

Los Mitos de Cupido son:

1.- Nacimiento de Cupido o Eros

Según Hesíodo, Eros nació del Caos y de la Tierra y era el más bello de los mortales. Así, el erotismo, representado en la figura de Eros, se consideró elemento primordial anterior a la creación del mundo, e incluso provocó su génesis, dando vida a todos los seres sólo por su fuerza de atracción.

Otras tradiciones presentan a Eros como hijo de Ares y Afrodita, incluso de Eris, la diosa de la discordia y de Céfiro.

Para los mortales, el hijo de Afrodita era un hermoso niño alado, que se armó con un arco que construyó con un fresno y flechas mágicas hechas con ramas de ciprés, con las que atravesaba el corazón tanto de los hombres como de los dioses.

Eros que simboliza los deseos amorosos, está vinculado con Afrodita y en la primavera, cuando la naturaleza reverdece, deja su residencia en Chipre y visita a los hombres, repartiendo entre ellos su fuerza fecundante.

Representación de Cupido

2.- Culto a Cupido o Eros

Eros se divertía atormentando a sus víctimas, haciendo que sus corazones ardieran de pasión. Eros se presenta con frecuencia acompañado por Psique, es decir, el alma y la personificación de los sentimientos humanos. Junto a Eros se adoraba a Anteros, hijo de Afrodita y Ares, que simbolizaba la resistencia del corazón a la pasión erótica. Eros era el amante y Anteros el amado.

3.- La promesa de Psique: La amada de Eros

Psique era una princesa tan bella que sedujo al propio Eros. Él quiso casarse con ella, pero los padres de Psique consultaron al oráculo y la condujeron a la cima de un monte escarpado, donde Céfiro, por orden de Eros, la condujo a un palacio. Allí tenía a su servicio ninfas invisibles y sólo oía voces que la llenaban de gozo. Eros se juntaba con ella en las noches, en plena oscuridad, y se retiraba antes del amanecer, habiéndole encargado que no intentase verlo.

Por su parte, ella había sabido por un oráculo que su futuro esposo era inmortal, pero tan maligno como una víbora y temido no solamente entre los dioses, sino también en el mundo subterráneo. Una noche, Psique decidió faltar a su promesa y aguardó que Eros estuviese dormido, y levantándose con mucha cautela y a su luz lo vio, ella creía que él era un monstruo, pero en vez de eso se encontró con la bella figura de Eros.

Desafortunadamente cayó sobre él una gota de aceite de la lámpara y, al despertar, tras reprochar a Psique su curiosidad, se remontó por los aires y desapareció. La princesa, desesperada, quiso darse muerte, pero una fuerza irresistible la detuvo. La fuerza provenía de Eros que a pesar de la falta cometida por su amada, no dejó de velar por ella.

Visitas de Cupido (Eros) a Psique

4.- Eros asiste las tareas de Psique

Psique asistió a donde habitaba Afrodita para pedirle la apoyara con el enlace con Eros. Ofendida con la petición de la mortal Psique, Afrodita le impuso varias difíciles e insoportables tareas, entre ellas la de bajar a los infiernos e inducir a que le entregase una porción de su hermosura encerrada en una caja.

Este fue el último mandato y el que más le entristeció, pues no sabía cómo cumplirlo, cuando una voz le indicó todo lo que debía hacer, pero con la condición de que no debía abrir la caja. Psique siguió el consejo, pero cuando regresaba de los infiernos, fue presa de la curiosidad e incluso generó el deseo de tomar para si algo de lo que contenía la caja.

La abrió, pues, y de su interior salió un humo espeso, soporífero, que la hizo caer al suelo sin sentido. Eros, que la había ayudado en los primeros trabajos, acudió en su socorro, y con la punta de uno de sus dardos la despertó y le entregó la caja en su primitivo estado, ordenándole que la llevase de inmediato a Afrodita.

5.- Eros lleva a Psique al Olimpo

Representación de Eros y Psique

Eros se presentó ante Zeus y le rogó que juntase a los dioses para que determinaran cuál sería la suerte de su amada.  La asamblea fue favorable a Psique, pues se determinó que Afrodita consintiese en el enlace y que Hermes trasladara al cielo a la princesa. Psique fue bien recibida por los dioses, y después de haber bebido el néctar consiguió la inmortalidad. Psique tuvo de Eros el Deleite. En varios monumentos antiguos se ve a Eros abrazando a su esposa Psique.

Citado APA: (A. 2018,01. Mito de Cupido. Revista Ejemplode.com. Obtenido 01, 2018, de https://www.ejemplode.com/42-historia_universal/4884-mito_de_cupido.html)

Búsqueda:

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.