Fauvismo características

Inicio » Arte » Fauvismo características
Autor: Redacción Ejemplode.com.

El fauvismo o fovismo fue una tendencia artística dentro de la pintura, que surgió en Francia a principios del siglo XX, entre los años 1904 a 1908, siendo un movimiento post impresionista, iniciado por el pintor francés Henri Matisse, que se caracterizó por un marcado exagerado de los colores y usar “pinceladas furiosas”, y el uso de colores distintos a los reales que deberían de tener los objetos pintados, así como usar colores brillantes en la composición de sus pinturas.

Características del movimiento artístico fovismo:

Historia y tendencias principales.- El fauvismo fue un estilo artístico que surgió a principios del siglo XX en Francia siendo su precursor Henri Matíss, desarrollándose este movimiento primeramente y principalmente en el ámbito pictórico, pero también influyó en la literatura de su tiempo; la pintura fauvista se concentra más en ser expresiva que en ser realista, tomando la costumbre de que en sus obras se utilizan colores diferentes a los que realmente tendrían aquellas cosas que representan, usando en su lugar colores que les imprimen a las pinturas un “toque” de irrealidad. El fauvismo tiene tendencias expresionistas, tales como el representar simbólicamente las emociones y transmitir las emociones a través del color, las figuras y las formas, siendo la corriente “moderna” dentro de la pintura que se expresó por “excelencia” en la fuerza expresiva de los colores.

Esta corriente artística fue iniciada por el pintor Henri Matisse que además de ser el iniciador fue la figura más destacada junto con, Albert Marquet, Henri Manguin, André Derain, George Braque, Maurice de Vlaminick, Jean Puy, Emile Otón Friesz, y Raoul Dufy. Quienes fueron creando obras con los matices propios de cada autor, pero conservando siempre una misma línea artística, (uso profuso de colores distintos a los colores reales de las cosas, y un trazo poco delicado), así como compartiendo la inspiración en el arte de pueblos arcaicos, plasmándolo en sus obras, tales como en el paisajismo y los retratos, aunque también se pueden notar un estilo pictórico en algunos autores, que según algunos detractores de esta corriente, se pueden calificar de “infantilismo en la pintura”, por el trazado de algunas obras como “la torre Eiffel de Raoul Dufy, o de feísmo tocante en lo grotesco, como en el autorretrato de Isaac Grünewald, en donde además de las deformaciones propias de este estilo se aprecia el uso de colores distintos a los de los modelos en que fueron inspirados.

Características del fauvismo

Corta duración.- Fue una tendencia artística que tuvo una duración corta a comparación de otras tendencias anteriores, durando de 1904 a 1908 únicamente, siendo dejado de lado y sustituido por otras tendencias artísticas.

Uso excesivo de los colores y de la luminosidad.- Uso desmesurado de los colores, mismos que eran plasmados de una manera “antinatural” dentro de las pinturas. Se les imprimía a las obras una cierta intensidad, intensidad que según un crítico de arte de aquella época, las pinturas de esta corriente le parecían poseer la intensidad de una fiera, usando el término francés “fauve” (fiera), para describir a esta tendencia artística, llamándosele desde ese entonces de esta manera a esta corriente.

Modelos inspirativos.- Esta corriente artística tomó como fuentes de inspiración al arte primitivo (africano y australiano), así como a la naturaleza. Lo que se plasma en varias de sus obras mediante el uso profuso de ornamentos vegetales dentro de sus obras, aunque destacándose el intercambio de colores con respecto a los modelos reales. Es frecuente el uso de fuentes de inspiración en el arte africano, tomándose modelos de este arte para crear las obras fauvistas.

Trazos gruesos.- En varias pinturas pertenecientes a este movimiento se observan trazos gruesos y en aparente desorden; ejemplo de ello son algunas obras de Raoul Dufy como en “La costa normanda”, o “camino bordeado de árboles” y el “pequeño vagón” en donde los trazos gruesos dan una impresión de disminución de la delicadeza en los trazos en favor de la “fiereza” de los mismos trazos, que le dieron nombre a esta corriente.

Deformación de la realidad.- En las pinturas de esta corriente, se denotan varios grados de deformación de los objetos y de las personas, haciéndolos hasta cierto punto grotescos, aunándose esto al excesivo uso del color, en especial de colores brillantes y contrastantes. Lo que se puede apreciar en obras como “La Habitación Roja” de Henrri Matisse, o la “Ratlla Verda” del mismo autor, así como la voluptuosidad excesiva (llegando a deformar las figuras) que se aprecia en obras como “La alegría de Vivir”, realizada por este mismo pintor.

Literatura fauvista.- La escasa literatura que perteneció a este movimiento es representada por el “libro Jazz”, en donde Henri Matisse plasmó además de sus dibujos algunos textos; contándose también algunas obras de diversos autores que frecuentemente fueron acompañadas en sus impresiones por litografías y dibujos pertenecientes a este estilo, como las poesías de Mallarmé, o Los amores de Ronsard, obras que fueron acompañadas por grabados de Matisse, llegando a alcanzar casi quinientas imágenes, entre litografías, grabados y otras obras.

Citado APA: (A. 2013,12. Fauvismo características. Revista Ejemplode.com. Obtenido 12, 2013, de https://www.ejemplode.com/63-arte/3542-fauvismo_caracteristicas.html)

Búsqueda:

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.