Impresionismo

Inicio » Arte » Impresionismo
Autor: Redacción Ejemplode.com.

Durante las últimas décadas del siglo XIX surgió en Francia un movimiento artístico dedicado a observar, de manera nueva y revolucionaria, la naturaleza y sus efectos, ese movimiento pictórico se conoce como impresionismo.

El impresionismo era un movimiento que carecía de una organización o de una teoría especificas, fue un movimiento conformado por un grupo de pintores que sentían la necesidad de reflejar en sus obras la realidad, pintaban lo que veían.

Por irónico que parezca, el movimiento impresionista nace como reacción de algunos artistas frente al entonces sólido realismo, movimiento pictórico al que pertenecieron algunos de los pintores que después se volcarían completamente al impresionismo.

El término “Impresionismo”, con el que fue bautizado éste movimiento, fue acuñado por el crítico de arte Louis Leroy durante la primera exposición que hubo de obras de este tipo durante 1874 tras ver el cuadro de Claude Monet “Impresión, sol naciente”.

Los principales exponentes impresionistas fueron todos franceses, entre los más destacados se encuentran: Édouard Manet, Claude Monet, Camille Pissarro, Pierre-Auguste Renoir, Alfred Sisley y Edgar Degas; Algunos otros pintores más jóvenes como Paul Cézanne, Paul Gauguin y Vincent van Gogh (Holandés) fueron impresionistas durante algún tiempo aunque mantuvieron su independencia y evolucionaron hacía otro tipos de estética que los llevaron a  definir el “postimpresionismo”.

El arte impresionista se centro, principalmente, en los paisajes y la figura humana, siendo la naturaleza la máxima inspiración, los pintores impresionistas abandonaron no sólo la teoría pictórica de la época, también dejaron los cuartos y estudios de pintura para ubicarse en espacios abiertos que les permitieran observar los efectos de luz y colores que regala la naturaleza.

Los descubrimientos ópticos de la época significaron para los impresionistas un apoyo científico a sus investigaciones visuales, lo que les permitió conocer que la luz blanca era la suma de todos los colores y la sensación que causaba el color era una reacción retiniana en el ojo y que la importancia no radicaba en los objetos sino en su color.

Así mismo, descubrieron que aquello que veía el ojo humano no eran formas en el espacio, sino deducciones de las intensidades variables de la luz y el color, siendo así que los perfiles y las líneas no existían como tal en la naturaleza, por lo que el limite entre los objetos y el espacio era difuso e imperceptible.

La técnica impresionista se basaba en el principio de la “mezcla óptica”, según el cual, el color se aplica puro y al realizar pinceladas de distintos colores una junto a otra, estos colores se fundían en la retina, cuando el cuadro era observado a una cierta distancia, de cerca es borroso y confuso, de lejos hay una organización óptica.

El impresionismo más que una escuela, fue un movimiento que permitió evolucionar las concepciones estéticas e innovar artísticamente dando paso a distintos movimientos pictóricos a principio del siglo XX y dejando grandes obras de arte y grandes maestros.

Citado APA: (A. 2011,12. Impresionismo. Revista Ejemplode.com. Obtenido 12, 2011, de https://www.ejemplode.com/63-arte/2005-impresionismo.html)

Búsqueda:

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.