Angel Ganivet

Inicio » Biografías » Angel Ganivet
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2019

ÁNGEL GANIVET (1862-1898)
Desempeñó el cargo de cónsul en Amberes, Helsinki y Riga, donde se suicidó a los treinta y tres años (1898). Su aguda visión crítica del pasado, el presente y el futuro de España, le permite ser considerado como un importante precedente. Siempre manifestó su confianza en el porvenir del país, afirmando además su adhesión a la tradición española. En sus brillantes ensayos del Idearium español afirma la necesidad de una reconstrucción interior del país que para él habrá de fundamentarse "sobre pilares de la tradición".

Es considerado un escritor de transición que, sin renunciar del todo a los procedimientos usuales en su tiempo, imprime a la lengua vivacidad y soltura. Ganivet es un autor a quien los "grandes del 98" deben mucho más de lo que pudiera suponerse.

"Treinta y tres años vivió Ángel Ganivet, —dice Melchor Fernández Almagro— el grande y pobre hombre: raro, generoso, desigual, alegre y sombrío, inmitivo y razonador, clarividente y ciego..."

De su obra muy variada e interesante, tomamos algunos fragmentos de su Idearium, obra que consideramos la más representativa del momento que le tocó vivir.

Idearium (fragmentos)

Por dondequiera que echemos a andar por los caminos de España, nos saldrá al paso la eterna esfinge con la eterna y capciosa pregunta: ¿es mejor vivir como hasta aquí hemos vivido, ayer cargados de gloria, hoy hundidos y postrados, mañana de nuevo en la prosperidad y siempre organizados al modo bohemio, o conviene romper definitivamente con las malas tradiciones, convertirnos en nación a la moderna, muy bien ordenada y equilibrada?

Hay quien confia en las colonias, como si no supiéramos que con nuestro sistema de colonización las colonias nos cuestan más que nos dan... Así, pues, nosotros no podemos contar con la ayuda de nuestras colonias, y justo es que se sepa que de ellas sólo hemos de recibir el mismo pago que recibimos de las que se emanciparon; . sólo podemos aspirar a que el mantenimiento de nuestra dominación no nos cueste demasiados sacrificios...

Así como creo que para las aventuras de la dominación material muchos pueblos de Europa son superiores a nosotros, creo también, que para la creación ideal no hay ninguno con aptitudes naturales tan depuradas como las nuestras. Nuestro espíritu parece tosco, porque está embastecido por luchas brutales; parece flaco, porque está sólo nutrido de ideas ridiculas, copiadas sin discernimiento, y parece poco original, porque ha perdido la audacia, la fe en sus propias ideas, porque busca fuera de sí lo que dentro de sí tiene. Hemos de hacer acto de contrición colectiva, hemos de desdoblarnos, aunque muchos nos quedemos en tan arriesgada operación; y así tendremos pan espiritual para nosotros y para nuestra familia, que lo anda mendigando por el mundo, y nuestras conquistas materiales podrán ser aún fecundas, porque al renacer hallaremos una inmensidad de pueblos hermanos a quienes marcar con el sello de nuestro espíritu. (Helsinki, octubre 1896).

Citado APA: (A. 2009,02. Angel Ganivet. Revista Ejemplode.com. Obtenido 02, 2009, de https://www.ejemplode.com/40-biografias/573-angel_ganivet.html)

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2019

Búsqueda:

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.


Tweet