Complejo de Edipo

Inicio » Psicología » Complejo de Edipo
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

El Complejo de Edipo tiene la característica principal de que el niño vive un enamoramiento por la madre, mostrando incluso una aversión a las muestras de afecto que el padre le hace a ella. El niño llega a sentir un ambiente de competencia entre él y el padre por el amor de la madre.

Esta condición es muy probable si el niño tiene entre tres y seis años de edad. En esta etapa de desarrollo, se vuelve algo normal.

De acuerdo con el análisis psicosexual realizado por Freud, los niños pasan por cinco etapas de desarrollo, en las cuales sus zonas erógenas se convierten en las protagonistas.

Se comienza con una fase Oral, que abarca desde el nacimiento hasta los 18 meses; continúa el desarrollo por una etapa Anal hasta los 3 años. La etapa siguiente es la Fálica, que ocupa de los 3 hasta los 6 años. Terminando esta, viene el llamado Periodo de Latencia, que empieza a los 6 años y acaba en la Pubertad. Ahí es donde da comienzo la etapa Genital.

En la etapa Fálica, entre los tres y los seis años, se hace presente el Complejo de Edipo. Es el surgimiento del deseo inconsciente del pequeño varón por el amor de su madre. En ese momento, el niño tendrá un comportamiento hostil hacia el padre. Siente que hay una competencia, y durante estos tres o cuatro años, experimentará sentimientos muy intensos de rechazo, celos, fracaso, inferioridad y dolor cada vez que sus padres estén juntos y note que llevan una buena relación.

Es de suma importancia que los roles o posiciones de la familia se encuentren bien establecidos y claros, es decir, que el niño se dé cuenta de que el padre y la madre trabajan en conjunto, cada quien con una carga y rol.

Otra característica de la etapa Fálica es que el niño empieza a reconocer las diferencias de género, por lo que es de gran ayuda para él observar que tanto el hombre como la mujer lo atienden en igual medida, y que hay diferencias entre el papel masculino, retratado por el padre, y el femenino, representado por parte de la madre.

Razones por las que se presenta el Complejo de Edipo 

Una de las características de los seres humanos es que son de naturaleza sociable. Viven en constante relación con las demás personas que los rodean.

Se ha intentado definir, después de muchos años de investigación, las etapas concretas del desarrollo y los factores generalizados para comprender mejor por qué una persona presenta un rasgo específico de personalidad o falta de progresión en función de su desarrollo. Se ha llegado a la conclusión de que los primeros seis años de vida son determinantes para la formación y la comprensión de la identidad propia.

Los niños en esta etapa suelen cuestionarse quiénes son, su importancia en el mundo, y la posición que tienen en la familia. Logran las respuestas que necesitan a través del entorno familiar, los cuidados que reciben, la calidad del tiempo compartido.

El Complejo de Edipo se presenta entre los tres y los seis años de edad

Manejo del Complejo de Edipo

El Complejo de Edipo merece ser tratado como algo normal, porque, en lo que respecta a sus características particulares, es natural que los seres humanos tengan una energía sexual acumulada de sus deseos de experimentar.

Los padres deben, para empezar, entender lo que está sucediendo con el niño, y darse cuenta de que la raíz de esta etapa son las intensas emociones asociadas con el amor romántico.

Es relevante apoyar al niño para que comprenda las emociones por las que está pasando y darle orientación. El deber de los padres consiste en enseñar los límites saludables y apropiados, y es de importancia que estudien su propia relación, porque el niño tenderá a repetir los mismos patrones.

Los niños deben comprender que no todo se puede o está permitido, porque existen reglas y normas. Se recomienda a los padres guiar a sus hijos de una forma diferente como con preguntas, declaraciones o juegos.

Ante el Complejo de Edipo, deben de estar las relaciones bien establecidas

Se aconseja que si los sentimientos de celos surgen en momentos en que madre y padre se llevan bien, es mejor aclararle al hijo que se aman entre sí, y que siempre lo amarán a él como hijo, definiendo así los vínculos que los caracterizan y sitúan en la familia.

El vínculo madre-hijo es la base de las futuras relaciones del niño. El único peligro que pudieran presentar estas etapas no es que el niño las viva, sino que se estanque en una determinada. Es poco probable que esto suceda, pero no hay que olvidar apoyar al niño.

Estas manifestaciones de la sexualidad infantil no deben ser reprimidas ni estimuladas por los adultos. Se espera que la gran actividad de investigación y motivación del niño decaiga naturalmente, entre los cinco y los seis años, para volver a aparecer en la pubertad.

Citado APA: (A. 2017,10. Complejo de Edipo. Revista Ejemplode.com. Obtenido 10, 2017, de http://www.ejemplode.com/39-psicologia/4740-complejo_de_edipo.html)

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario



Tweet