Ejemplo de Cleptomanía

Inicio » Psicología » Cleptomanía
Autor: Redacción Ejemplode.com.

Cleptomanía es una palabra de origen griego, proviene de kleptos, quitar y manía locura.

La cleptomanía según el DSM-IV, (manual diagnostico y estadístico para los trastornos mentales), es un trastorno en el cual una persona no es capaz de controlar sus impulsos de robo; las causas de la cleptomanía son muchas, desde los trastornos alimenticios como anorexia  y bulimia, donde la ansiedad es calmada al hurtar, como trastornos de la personalidad, depresión,  trastorno de ansiedad u otros, donde la persona encuentra en el hurto una liberación para su ansiedad.

Al calmar su ansiedad tomando cosas, la persona lo que hace es reforzar esa conducta, pues sabe, que ante su ansiedad lo que la calmará será conseguir el objeto que en ese momento desea.  A esto se le llama reforzamiento negativo.

Generalmente los cleptómanos roban objetos de poco o nulo valor económico. Muchos no usan lo que roban, otros lo devuelven después de un rato y otros lo tiran o esconden por vergüenza o culpa.  Pero al sentirse nuevamente ansiosos,  vuelven a hurtar objetos, tanto en tiendas como en casas, oficinas o cualquier otro lugar. Esconden, y no se dan cuenta de sus acciones sino hasta pasado el  tiempo, es ahí que el sentimiento de culpa aumenta, su ansiedad crece y necesitan liberarla, formando de esta manera un círculo vicioso.

La cleptomanía ha afectado a miles de personas en todo el mundo, a través de los tiempos. Tanto personajes famosos como desconocidos padecen este trastorno.

Las primeras señales de este trastorno suelen a parecer en la adolescencia, pero existen casos donde este trastorno se desata en el adulto cuando ha pasado por depresión fuerte o ansiedad.

A diferencia de los ladrones, los cleptómanos no planifican los robos y no utilizan cómplices, muchas veces no tienen idea de que van a hurtar algo, es hasta que ven ese objeto y sienten el impulso de tomarlo, que concretan el acto.

La persona cleptómana está conciente de que padece un trastorno, pero es incapaz de controlarlo; algunas disimulan al saber que los miran, otras ya no lo pueden disimular, es entonces que la gente se da cuenta de que hurtan es cuando son arrestadas y su reputación se ve afectada, pues la cleptomanía es uno de los trastornos peor vistos en la sociedad actual. Cuando la persona hurta deliberadamente o no siente culpa o responsabilidad ante el hecho, se trata de otro trastorno.

Muchas veces cuando el trastorno ya es evidente la propia persona es la que busca ayuda psicológica. En todo caso, es necesaria la terapia y en ocasiones los antiansiolíticos, también otros fármacos son necesarios dependiendo del trastorno que desencadenó la cleptomanía, como por ejemplo la esquizofrenia moderada.

Ejemplo de cleptomanía:

Encarnación es una mujer de setenta años, desde su niñez vivió situaciones de angustia y estrés, que la llevaron a padecer depresión y ansiedad. Un día al entrar a una tienda, vio una figurita de porcelana; le gustó mucho y sin pensarlo la tomó. Compró lo que tenía que comprar pero al llegar a casa se dio cuenta de que tenía en su bolsillo la figurita, entonces sintió pena y pensó en regresarla, pero la tienda ya estaba cerrada.

A la mañana siguiente fue a la tienda para regresar la figurita o para comprarla; pero al entrar a la tienda se sintió observada y se puso ansiosa. Esperaba un buen momento para poner la figurita en el estante y salir de ahí, pero mientras más esperaba más ansiosa se ponía y no podía dejar de pensar en que le faltaba la estatuita compañera de la que traía en su bolso.

Cuando sintió que ya nadie la observaba, encarnación en lugar de regresar la figura, tomó la otra y salió corriendo de la tienda entre feliz y nerviosa. Cuando regresó a casa se dio cuenta de que había vuelto a robar, se sintió triste y al mismo tiempo liberada, sus tensiones habían desaparecido. Poco a poco cuando sus tensiones la agobiaban sus hurtos la tranquilizaban, para luego volverla a hacer sentir mal formando así un círculo vicioso.  Un día por fin los empleados de la tienda se dieron cuenta de que era ella quien desaparecía las figuritas de porcelana y le pidieron que las devolviera o que pagase lo debido. Encarnación entonces, decidió pagar todo lo robado y mejor ir a terapia. Allí leenseñaron a canalizar sus tensiones de forma menos dañina.

Citado APA: (A. 2012,05. Ejemplo de Cleptomanía. Revista Ejemplode.com. Obtenido 05, 2012, de https://www.ejemplode.com/39-psicologia/2153-ejemplo_de_cleptomania.html)

Búsqueda:

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.