Ejemplo de No metales

Inicio » Química » No metales
Autor: Redacción Ejemplode.com.

Los no metales son elementos químicos que no tienen las características de los metales. Después del hidrógeno, el cual encabeza el grupo IA, estos se localizan en el costado derecho de la tabla periódica, formando una región escalonada que comprende parte de los grupos IVA, VA, VIA, VIIA y el VIIIA. Se encuentran encima de la región que describen los metaloides.

Algunos de ellos son gases en su estado elemental: hidrógeno (H), oxigeno (O), flúor (F), cloro (Cl) y los gases nobles. Sólo el bromo (Br) es líquido. Todos los demás no metales son sólidos a temperatura ambiente. Los compuestos que se forman por la combinación de metales y no metales tienden a ser iónicos, formando un catión metálico y un anión no metálico.

Ejemplos de no metales

Todos los no metales de la tabla periódica son:

  • Hidrógeno (H)
  • Carbono (C)
  • Nitrógeno (N)
  • Fórforo (P)
  • Oxigeno (O)
  • Azufre (S)
  • Selenio (Se)
  • Flúor (F)
  • Cloro (Cl)
  • Bromo (Br)
  • Yodo (I)
  • Helio (He)
  • Neón (Ne)
  • Argón (Ar)
  • Kriptón (Kr)
  • Xenón (Xe)
  • Radón (Rn)

Propiedades de los no metales

Se explican a continuación las características que definen a cada uno de los no metales.

Hidrógeno (H)

El hidrógeno es un elemento químico de número atómico 1 y cuya masa atómica es de 1 g/mol. Es el más sencillo de todos los elementos que se conocen. Generalmente, en su forma elemental se encuentra como molécula diatómica (H2). Es un gas incoloro e inodoro y no es tóxico. Tiene un punto de ebullición de -252.9°C.

Es el elemento más abundante en el universo, y constituye aproximadamente el 70% de la masa de este. Es tan ligero que el planeta Tierra no tiene la suficiente fuerza gravitacional para retenerlo en su interior. Por ello, este elemento no forma parte de la atmósfera terrestre.

Carbono (C)

El carbono es el elemento químico que tiene número atómico 6 y masa atómica de 12 g/mol. Aunque sólo constituye 0.09% en masa de la corteza terrestre, es un elemento esencial para la materia viva. Se encuentra libre en forma de diamante y grafito, y es también un componente del gas natural, del petróleo y del carbón.

Es el elemento fundamental de la química orgánica. Forma enlaces covalentes con más átomos de carbono y con otros como el hidrógeno y el oxígeno, para formar moléculas de cadenas largas y estables. Además, participa en estructuras más complejas, que dan origen a las sustancias biológicas.

El carbono se encuentra en el carbón vegetal

Nitrógeno (N)

El nitrógeno es un elemento químico de número atómico 7 y masa atómica de 14 g/mol. Forma el 78% del volumen del aire. Su molécula es diatómica (N2), y sus principales fuentes minerales son el nitrato de potasio (KNO3) y el nitrato de sodio (NaNO3), llamados también salitres. El nitrógeno es un elemento esencial para la vida, por ser un componente de las proteínas y los ácidos nucleicos.

La molécula de nitrógeno N2 contiene un triple enlace y es muy estable. Sin embargo, el nitrógeno forma un gran número de compuestos con el hidrógeno y el oxígeno, en los cuales su número de oxidación varía desde -3 hasta +5. La mayor parte de estos compuestos son covalentes. No obstante, cuando el nitrógeno se calienta con ciertos metales, forma nitruros, que son iónicos.

Fórforo (P)

El fósforo es un elemento químico de número atómico 15 y masa atómica de 30.97 g/mol. Se encuentra en la naturaleza, comúnmente como rocas fosfóricas, formadas principalmente por fosfato de calcio Ca3(PO4)2. El fósforo libre se obtiene por calentamiento de fosfato de calcio con coque y arena silícea.

Hay varias formas alotrópicas del fósforo, pero sólo el fósforo blanco y el fósforo rojo reciben más atención. El fósforo blanco está constituido por moléculas tetraédricas P4 discretas, y es un sólido insoluble en agua y muy tóxico. Cuando se calienta en ausencia de aire, se convierte en fósforo rojo, el cual tiene una estructura polimérica, y es más estable y menos volátil que el blanco.

Oxigeno (O)

El oxígeno es un elemento químico de número atómico 8 y masa atómica de 16 g/mol. Es por mucho el elemento más abundante de la corteza terrestre, pues abarca casi el 46% de su masa. Comprende el 21% del volumen de la atmósfera, acompañando al 78% de nitrógeno y el resto de gases que forman esta capa superficial. Ahí, se encuentra en estado libre como diatómico (O2).

El oxígeno es capaz de combinarse con los metales y los demás no metales, para formar óxidos. Además, es una unidad fundamental de la construcción de todas las biomoléculas, ya que constituye casi una cuarta parte de todos los átomos de la materia viva. El oxígeno molecular es el oxidante esencial en la degradación metabólica de las moléculas de los alimentos.

Azufre (S)

El azufre es un elemento químico de número atómico 16 y masa atómica de 32 g/mol. Aunque no es un elemento muy abundante, al abarcar un 0.06% de la masa de la corteza terrestre, es muy accesible porque es común encontrarlo en la naturaleza en su forma elemental. Se puede encontrar abundante en el yeso (CaSO4*2H2O), en la pirita (FeS), en el sulfuro de hidrógeno (H2S).

El azufre tiene diversas formas alotrópicas. Las más importantes son el azufre rómbico y el azufre monoclínico. El azufre rómbico es la forma más estable termodinámicamente, y tiene una estructura anular S8 plegada. Es un sólido amarillo, insípido, inodoro e insoluble en agua. Por calentamiento, se transforma en el monoclínico, también formado en S8.

Cristales de azufre

Selenio (Se)

El selenio es un elemento químico de número atómico 34 y masa atómica de 78.97 g/mol. Es el elemento siguiente en la familia del Oxígeno, después de este y del Azufre. Se puede manifestar en diversas formas alotrópicas: el selenio amorfo, que se presenta en formas vítrea negra o roja coloidal; el selenio gris cristalino y selenio rojo monoclínico.

Flúor (F)

El flúor es un elemento químico de número atómico 9 y masa atómica de 18.99 g/mol. Es el que encabeza el grupo VIIA, siendo el primer halógeno. Es el elemento con mayor electronegatividad, teniendo esta un valor de 4.0. Es un gas amarillo pálido a temperatura ambiente. Uno de sus compuestos más conocidos es el fluoruro de sodio NaF, que se añade al agua potable para evitar caries.

Cloro (Cl)

El cloro es un elemento químico de número atómico 17 y masa atómica 35.45 g/mol. Es un halógeno gaseoso, verde amarillento. Se presenta en la naturaleza combinado con los metales en sales binarias y en oxisales. Tiene una enorme reactividad, por lo que es fácil que se involucre en una reacción química para crear tanto compuestos orgánicos como inorgánicos.

Bromo (Br)

El bromo es un elemento químico de número atómico 35 y masa atómica 79.90 g/mol. En su estado elemental, es un halógeno que se presenta como un líquido anaranjado marrón. Es un poco menos reactivo que el cloro, pero se encuentra en la naturaleza combinado con metales en sales binarias y en oxisales. Es capaz de reaccionar para crear halogenuros de alkilo, orgánicos.

Yodo (I)

El yodo es un elemento químico de número atómico 53 y masa atómica 126.90 g/mol. En su estado elemental, se manifiesta como cristales oscuros que desprenden un vapor violeta, dado que estos se van sublimando. Es indispensable para formar la tiroxina, que es la hormona segregada por la glándula tiroides. Se puede consumir suficiente en la sal de mesa yodada.

Helio (He)

El helio es un elemento químico de número atómico 2 y masa atómica 4 g/mol. Es el primero de los gases nobles, un grupo de elementos inertes (es decir, que no reaccionan) que conforman un porcentaje muy pequeño de la atmósfera terrestre, alrededor del 0.1%. Es uno de los gases más ligeros, por lo que se utiliza para llenar globos de fiesta, quedando estos flotantes por más tiempo.

Neón (Ne)

El neón es un elemento químico de número atómico 10 y masa atómica 20.18 g/mol. Es el segundo de los gases nobles, y se utiliza con mayor frecuencia para crear lámparas fluorescentes para anuncios llamativos. Estas pueden ser de colores diversos y tienen una luminosidad intensa.

Lámpara de neón

Argón (Ar)

El argón es un elemento químico de número atómico 18 y masa atómica 39.95 g/mol. Es el tercero de los gases nobles, y se utiliza como un gas inerte que reemplaza al aire en bebidas envasadas. Por eso, al retirar la tapa de un jugo o alguna bebida frutal, se escucha que escapa sutilmente un gas. Se trata del argón, el cual se encarga de conservar mejor la bebida.

Kriptón (Kr)

El kriptón es un elemento químico de número atómico 36 y masa atómica 83.80 g/mol. Es el cuarto de los gases nobles. Aunque es un gas generalmente inerte, se han encontrado compuestos de kriptón con flúor.

Xenón (Xe)

El xenón es un elemento químico de número atómico 54 y masa atómica 131.29 g/mol. Es el quinto de los gases nobles; es inodoro e incoloro y muy pesado. Se puede utilizar como un anestésico en anestesia general, y como materia prima para flashes fotográficos.

Radón (Rn)

El razón es un elemento químico de número atómico 86 y masa atómica 222 g/mol. Es el último de los gases nobles y es un elemento radiactivo. Es un gas incoloro, inodoro e insípido. Su isótopo Rn-219 proviene de la desintegración radiactiva del actinio.

Citado APA: (A. 2019,07. Ejemplo de No metales. Revista Ejemplode.com. Obtenido 07, 2019, de https://www.ejemplode.com/38-quimica/5048-ejemplo_de_no_metales.html)

Búsqueda:

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.