Trastorno Bipolar

Inicio » Psicología » Trastorno Bipolar
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

El Trastorno Bipolar, también conocido hace tiempo como Trastorno Maniaco Depresivo, es aquel en que la persona afectada tiene severos cambios del estado de ánimo. Cambios que duran desde varias semanas hasta meses, y van más allá de lo que la mayoría de las personas ordinarias experimenta.

No es como el Trastorno Límite de Personalidad, en que también hay cambios de estado de ánimo, muy intensos, pero no tan duraderos.

Aspectos del Trastorno Bipolar 

El Trastorno Bipolar se caracteriza por tres tipos principales de cambios: Depresiones, Manías y Cambios Mixtos.

Las Depresiones se definen como Bajadas en el estado de ánimo, hechas de sentimientos de desesperanza intensa.

Las Manías son estados de Subida, hechos de Felicidad extrema y una actividad excesiva.

Los Cambios Mixtos se caracterizan por un sentirse deprimido y al mismo tiempo tener la inquietud y el exceso de actividad de una fase maniaca.

Un 1 por ciento de los adultos padece Trastorno Bipolar en algún momento de su vida. Comienza, generalmente, durante o después de la adolescencia. Es raro que se presente después de los cuarenta años de edad. Afecta a ambos, hombres y mujeres.

Trastorno Bipolar implica Cambios bruscos y duraderos

Tipos de Trastorno Bipolar

Se han logrado diferenciar cuatro tipos de Trastorno Bipolar, cada uno con su atributo distintivo: Se encuentran el Trastorno Bipolar I, el Trastorno Bipolar II, la Ciclación rápida y la Ciclotimia.

El Trastorno Bipolar I es aquel en que ha habido al menos una Fase Maniaca o Subida, que ha durado más de una Semana. Algunas personas con Bipolar I tendrán solamente fases maniacas, aunque la mayoría tendrá también periodos de depresión.

El Trastorno Bipolar II se da cuando se tiene más de una Fase Depresiva severa pero solamente fases maniacas moderadas, llamadas hipomaniacas.

La Ciclación rápida se presenta cuando se tienen más de cuatro fases en un periodo de doce meses. Afecta a 1 de cada 10 personas con Trastorno Bipolar y puede ocurrir mezclado con los tipos I y II.

En la Ciclotimia, los cambios de estado de ánimo no son tan intensos como en el Trastorno Bipolar Completo, pero pueden durar más. La Ciclotimia puede convertirse en Trastorno Bipolar Completo.

Tipos 1 y 2 de Trastorno Bipolar

Experiencia del Trastorno Bipolar

Según los estudios, las personas que lo sufren se han enfrentado a una o más de las siguientes circunstancias: Factores genéticos, acontecimientos estresantes, enfermedades físicas que precipiten los cambios en el estado de ánimo, o un trastorno físico en los sistemas cerebrales que controlan el estado de ánimo.

Dependiendo de hacia dónde se haya polarizado el estado de ánimo, Depresión o Manía, el paciente va a experimentar situaciones mentales diferentes, en cuatro aspectos, que son el Emocional, el de Pensamiento, el Físico y el de Comportamiento.

Durante la Depresión

La depresión clínica, característica del Trastorno Bipolar, es peor que una depresión ordinaria; continúa por más tiempo y hace que sea difícil o imposible afrontar el día a día.

Los cambios a nivel Emocional implicados son sentimientos de depresión persistentes, la pérdida de interés en la vida, ser incapaz de disfrutar las cosas, inquietud y nerviosismo, la pérdida de confianza en uno mismo, sentirse inútil e incapaz, e ideas de suicidio.

Los cambios a nivel del Pensamiento involucran la incapacidad de tomar decisiones simples, dificultad de concentración y ser incapaz de pensar positivamente.

Los cambios a nivel Físico son pérdida de apetito y de peso, dificultad en conciliar el sueño, sensación de estar completamente agotado, e incluso despertarse más temprano de lo normal.

Los cambios a nivel del Comportamiento son la dificultad en empezar o acabar cosas, llantos excesivos y evadir la compañía de otras personas. 

Durante la Manía

La manía es un sentimiento exagerado de bienestar, energía y optimismo. Puede ser tan intensa que altere la manera de pensar y de juzgar. En un paciente, puede hacerle creer cosas extrañas de si mismo, tomar malas decisiones y comportarse de manera vergonzosa, dañina y a veces peligrosa. Por la distracción y modificación individual que implica una manía, es también un factor que puede dificultar las relaciones personales y la vida profesional. Cuando se muestra moderadamente, se llama “hipomanía”.

Los cambios a nivel Emocional incluyen felicidad y excitabilidad, irritabilidad hacia quienes no comparten el optimismo.

Los cambios a nivel del Pensamiento incluyen estar lleno de ideas nuevas y emocionantes, ir de una idea a otra con rapidez, y oír voces que otros no pueden oír.

Los cambios a nivel Físico son una sensación de estar lleno de energía, no querer o ser incapaz de dormir, tener mayor interés en el sexo.

Los cambios a nivel de Comportamiento abarcan hacer planes grandiosos y poco realistas, encontrarse muy activo, moviéndose rápidamente de un lado para otro, comportarse de manera distinta a lo normal, y hablar con rapidez, estar desinhibido, derrochar dinero, tratar con exceso de confianza o criticar a otras personas.

Tratamiento del Trastorno Bipolar 

A menudo, la medicación es todavía necesaria para mantener el estado de ánimo estable y tratar una fase maniaca o depresiva.

Por un lado, existen medicamentos para estabilizar el estado de ánimo basados en el elemento químico Litio. Hay varios estabilizadores del estado de ánimo, muchos de los cuales también se usan para tratar la epilepsia. El Litio fue el primer estabilizador del estado de ánimo eficaz.

El Litio se ha utilizado como estabilizador del estado de ánimo, pero aún no están claras sus funciones. Se puede usar tanto para fases maniacas como fases depresivas. El tratamiento con Litio debe ser iniciado por un psiquiatra. Lo complicado es conseguir el nivel de Litio correcto en el cuerpo, ya que poco es inefectivo, y demasiado es tóxico. Es por esto que se necesitan análisis de sangre a intervalos regulares durante las primeras semanas para asegurarse de que la dosis es la adecuada.

Para el Trastorno Bipolar se requieren medicamentos con Litio

La cantidad de Litio en la sangre es muy sensible a la cantidad de agua que hay en el cuerpo, por tanto, si el paciente se deshidrata, el nivel de Litio en sangre se elevará con lo que será más probable sufrir efectos secundarios o incluso efectos tóxicos.

Aunque el Litio todavía es el estabilizante de estado de ánimo más eficaz, existen otros medicamentos que se pueden explorar con el psiquiatra.

El Valproato de Sodio, un antiepiléptico, puede actuar con la misma eficacia, pero no hay aún la evidencia para recetarlo con confianza. No debe proponerse a mujeres en edad fértil.

La carbamacepina es un poco menos eficaz. Su uso no está normalmente recomendado en el trastorno bipolar, pero si funciona, no se necesita cambiarla.

Medicamentos como la Olanzapina, que actúan como antipsicóticos atípicos, también pueden actuar como estabilizantes del estado de ánimo para personas con Trastorno Bipolar. El Valproato de Sodio y el Litio, la Olanzapina serán recomendados para tratamiento a largo plazo.

Citado APA: (A. 2017,11. Trastorno Bipolar. Revista Ejemplode.com. Obtenido 11, 2017, de http://www.ejemplode.com/39-psicologia/4748-trastorno_bipolar.html)

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario



Tweet