Inicio » Psicología » Tics

Ejemplo de Tics

Se considera tic a los movimientos en los que se toca repentinas veces un objeto sin una razón:

• Encoger los hombros
• Maldecir e insultar sin control,
• Guiñar un ojo,
• Torcer la boca o hacer una mueca,

Estos son algunos de los tics más comunes. Los tics son movimientos repetitivos e incontrolables que se dan comúnmente en la infancia. Generalmente su causa es principalmente psicógena (psicógeno es una patología cuya causa no es una lesión orgánica sino un trastorno psíquico). Existen adultos que siguen con los tics desde su infancia. Los tics pueden interrumpirse con una distracción o la persona los puede controlar voluntariamente.

La mayoría del los tics desaparecen con la madurez, pero pueden aparecer por algún trauma. Algunos tics surgen a partir de movimientos continuos que la persona realiza voluntariamente y con el estos movimientos continúan pero de manera inconsciente.

Existen varios tipos de tics, unos son por manía y otros por lesión neurofisiológica.

Ejemplos de tics:

1. Tic Convulsivo: es el tic que se da en los nervios faciales, el cual provoca contracciones espasmódicas involuntarias en los músculos del rostro inervados por los nervios faciales.

2. Tic Doloroso: es cuando se tiene un breve ataque pero muy doloroso de la neuralgia del trigémino, este tic se da solo en estos músculos y cualquier movimiento de los músculos del rostro o cualquier roce en la zona; además el habla puede desatarlo y puede ser repetitivo.

3. Tic Espasmódico: este tic es donde las contracciones se suceden en intervalos irregulares.

4. Tic facial: son los tics que se dan en los músculos faciales.

5. Tic por hábito: son los tics que se dan al repetir en grupos musculares ciertos movimientos.

Cuando los tics son muy fuertes o no se logran controlar con terapia o represión de la propia persona, se dan ciertos medicamentos tranquilizantes para controlarlos, como sucede en el síndrome de la Tourette y los trastornos sicóticos. El medicamento que generalmente se da es el haloperidol, el cual es derivado de la butirofenona; esta sustancia pertenece a un pequeño grupo de medicamentos  tranquilizantes que se utilizan en los tratamientos para disminuir o controlar trastornos como los tics, el síndrome de Gilles, de la Tourett o la corea de Huntington.

También existen terapias naturales para tratar de contrarrestar los tics, estas son generalmente de origen herbolario y buscan controlar los tics o calmar a  la persona con hierbas tranquilizantes. Estas terapias siguen a prueba pero pueden dar ciertos beneficios ya que si son debidamente recetados el daño colateral es mínimo.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

   
Por: Morris

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet