Trastorno Limite de Personalidad

Inicio » Psicología » Trastorno Limite de Personalidad
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

El Trastorno Límite de Personalidad (TLP) es una condición mental en la que el paciente tiene persistentes complicaciones en materia de sus relaciones personales, la auto-imagen y su reacción ante las situaciones. Tiene reacciones exageradas y pierde el control de sus impulsos. Tiende a apreciar a la gente que se encarga de él un momento, y al otro despreciarla.

De acuerdo con el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales “DSM IV”, la característica principal del Trastorno Límite de Personalidad es un patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales, la imagen que el paciente tiene de sí mismo, y la afectividad que muestra, además de una evidente impulsividad. Estas características se empiezan a manifestar al principio de la edad adulta.

El TLP ante las Relaciones interpersonales

Los individuos que lo padecen llegan a realizar grandes esfuerzos para evitar un abandono, ya sea real o imaginario. Son sensibles a las circunstancias del ambiente. La percepción de una latente separación, rechazo o pérdida de una estabilidad externa, puede ocasionar profundos cambios en la auto-imagen, la afectividad, cognición y comportamiento.

Con frecuencia las personas con TLP se sienten dependientes y hostiles, por lo que sus relaciones son conflictivas y turbulentas. Puede depender mucho de las personas cercanas y demostrar tremendos enfados o rabia hacia estas en momentos de frustración.

Presentan un patrón de relaciones inestables e intensas. Pueden idealizar a quienes se ocupan de ellos. Sin embargo, cambian rápidamente de forma de pensar y pueden pasar de idealizar a los demás a devaluarlos, pensando que no les prestan suficiente atención.

Tienen una descomunal necesidad de llevar una vida normal y tener buenas relaciones, pero a la vez, tienen mucho miedo a la intimidad. La tensión entre esta necesidad y el miedo causa ansiedad, culpabilidad y rabia.

TLP afecta Relaciones interpersonales

El TLP ante las Reacciones individuales y la Auto-imagen

Presentan cambios bruscos y dramáticos de la imagen de sí mismos; cambios caracterizados por modificación de los objetivos personales, valores y aspiraciones profesionales. Se aburren fácilmente y están buscando siempre algo que hacer.

El estado de ánimo básico de tipo disfórico, es decir, de melancolía o depresivo, de los sujetos con un Trastorno Límite de Personalidad, suele ser interrumpido por periodos de ira, angustia o desesperación, y son raras las ocasiones en las que un estado de bienestar o satisfacción llega a reemplazarlos.

La mayoría de sujetos con TLP tienen grandes malestares cuando se encuentran en soledad, aunque sea por lapsos muy cortos.

Tienen un bajo nivel de tolerancia a la frustración, y gran dificultad para canalizarla de forma adecuada. Hay sujetos que nacen con una predisposición biológica a reaccionar más intensamente a niveles menores de estrés que otras personas, y tardan más en recuperarse, por lo que esta predisposición puede ser un factor para causar el trastorno.

TLP altera percepción de uno mismo

Tienen respuestas impredecibles, que consisten en cambios bruscos de humor o repentinas explosiones emocionales. Pueden mostrar sarcasmo extremo, amargura persistente o explosiones verbales. Esta conducta es dañina para la persona con este trastorno y para las personas cercanas, quienes no siempre saben cómo actuar y pueden pensar que no importa lo que hagan o digan, será dado la vuelta y usado en su contra.

Los sentimientos varían drásticamente en Calidad e intensidad, de un momento a otro, y pueden ser tan intensos que lleguen a distorsionar la percepción de la realidad.

Llegan a alternar entre sentirse llenos de sentimientos o bloquearse dando una imagen de apatía total y absoluta. Con estos intensos sentimientos o pensamientos de tipo polarizado, es decir, negro/blanco, la desilusión a menudo se convierte en ira, que puede ser dirigida hacia otros, en ataques verbales o físicos, o dirigida hacia uno mismo en intentos de suicidio o conductas de auto-violencia.

A4BLOQUE

Es frecuente que los sujetos con Trastorno Límite de Personalidad expresen ira inapropiada y pronunciada, o que tengan problemas para controlarla. Estas expresiones de ira suelen ir seguidas de Pena y Culpabilidad, y contribuyen al sentimiento de ser “malignos” o “marginados”.

Los arranques de ira pueden generar las más fuertes impresiones, de que el individuo está fuera de control, impulsivo y sin atender las consecuencias de su conducta. Aunque es consciente de su forma de actuar, resulta inevitable, porque ya ve a la otra persona como alguien que quiere hacerle daño, como un enemigo.

Es relevante comprender que por lo general no intentan hacer daño. Están actuando por un gran dolor, miedo o vergüenza, y utilizan defensas primitivas que posiblemente hayan aprendido tiempo atrás.

TLP provoca periodos de ira sin control

Criterios para Diagnóstico de TLP

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales, existen los siguientes criterios para el Diagnóstico del Trastorno Límite de Personalidad. Con que se cumplan cinco de ellos o más, ya es un hecho:

1.- Esfuerzos grandes para evitar un abandono real o imaginario

2.- Patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas caracterizado por la alternancia entre idealización y devaluación.

3.- Alteración de la identidad, en materia de la imagen que tienen de si mismos, acusada y persistentemente inestable.

4.- Impulsividad en al menos dos áreas potencialmente dañinas para su cuerpo o bienestar, como los gastos, el sexo, el abuso de sustancias, la comida.

5.- Comportamientos intensos o amenazas suicidas recurrentes, o comportamiento de automutilación.

6.- Inestabilidad afectiva debida a una notable reactividad del estado de ánimo,  como irritabilidad, ansiedad, que suelen durar desde horas hasta días.

7.- Sentimientos crónicos de vacío.

8.- Ira intensa y dificultades para controlarla.

9.- Ideación paranoide transitoria, relacionada con el estrés o síntomas disociativos graves.

Tratamiento del Trastorno Límite de Personalidad

Para que el tratamiento tenga éxito y sea progresivo, es indispensable asegurar dos factores: La Motivación del Paciente y conseguir un buen Terapeuta.

El Tratamiento que se debe aplicar es muy complejo, dado que es necesario combinar elementos de distintas terapias, para responder adecuadamente a la complejidad del cuadro y adaptarse a las características particulares de cada persona.

Se depende del trabajo de un equipo multidisciplinario, así como de la ayuda de la familia.

La Terapia va a consistir de dos aspectos principales:

El Establecimiento de Límites Conductuales, es decir, moderar el tiempo y la frecuencia en que se tienen acercamientos con el sujeto en terapia.

El Mantenimiento de la independencia del Paciente, para que tenga un avance más rápido y sólido, y aprenda a calibrarse.

Citado APA: (A. 2017,10. Trastorno Limite de Personalidad. Revista Ejemplode.com. Obtenido 10, 2017, de http://www.ejemplode.com/39-psicologia/4739-trastorno_limite_de_personalidad.html)

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario



Tweet