El telefáx

Inicio » Historia » El telefáx
Autor: Redacción Ejemplode.com.

Fax,  palabra de moda entre fanáticos de la telemática.    Este aparato se puede describir como un equipo destinado a enviar documentos y gráficos por teléfono en unos cuantos segundos.    El Telefacsímil,  Telefax,  Telecopia o simplemente Fax,  es un sistema de transmisión de mensajes con igual formato al original,  desde cualquier parte del mundo,  provisto de terminales facsímil que utilizan como medio de transmisión la Red Telefónica.
Quien no lo haya visto funcionar,  puede imaginárselo como una fotocopiadora cualquiera,  cuyas copias en vez de salir de la propia máquina,  surgen en otra copiadora situada en un lugar distinto,  ya sea a la vuelta de la esquina o simplemente a miles de kilómetros de distancia.
Las ventajas que presenta el fax respecto a otros sistemas de telecomunicación son evidentes.    Por ejemplo, el Télex si bien es instantáneo,  requiere transcribir la información,  con lo cual se prodigan errores propios de la continua manipulación de los mensajes.    Por otra parte,  el fax también permite transmitir gráficos, dibujos,  fotos, firmas y cualquier otra imagen representada sobre un papel como se puede hacer por correo,  pero con la inmediatez del teléfono.
Lo cierto es que se puede enviar por fax cualquier documento,  por ejemplo presupuestos,  propaganda,  cartas, facturas,  etc.
Actualmente un aparato de Fax,  resulta económico considerando que además funciona como fotocopiadora,  contestadora,  etc.

Citado APA: (A. 2009,08. El telefáx. Revista Ejemplode.com. Obtenido 08, 2009, de https://www.ejemplode.com/34-historia/924-el_telefax.html)

Búsqueda:

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.