Inicio » Psicología » Yo, superyó y el ello

Ejemplo de Yo, superyó y el ello

El yo, el superyó y el ello son conceptos desarrollados por el psicoanalista Sigmund Freud para explicar como funciona la psique (psique es el alma, la comunión de las diferentes acciones mentales, viene del griego psique que significa alma)

Freud propuso que la psique esta controlada por un mecanismo, este mecanismo esta dividido en tres partes, el ello, el yo y el superyó, todos ellos están interrelacionados unos ayudan a controlar a otros. El primer nivel es el “Ello”, es el nivel primario, el segundo es el “yo”, es el nivel secundario y por último el “superyó”, el cual es encargado de bloquear a cierto nivel a los otros dos.

El ello es la parte inconciente o semiinconsciente de la psique que se encarga de los deseos o pulsaciones primitivas como son el hambre, la agresividad, los actos irracionales y el sexo. En el sujeto es la parte de su personalidad primitiva o impulsiva, de acuerdo a la teoría freudiana es la raíz de la conducta y del pensamiento en los humanos y su única razón de existir es para aminorar la carga emocional producida por los deseos o pulsaciones primarios. Según Freud trabaja según el principio del placer e ignora las llamadas de la realidad. Ante distintas situaciones es el ello el que hace que la persona tenga respuestas como buscar comida, sexo y agresividad pero estas respuestas no son completamente inconcientes además de que sus orígenes pueden ser tanto natos, como hereditarios o producido por  la influencia de lo que se pretende reprimir.

Para conocer al ello se utiliza la asociación libre la cual da a conocer ciertos aspectos de la personalidad por medio de imágenes, ideas, frases, etc., en las cuales el sujeto va diciendo lo primero que se le ocurra sin represiones. Esto sirve para desbloquear la defensa tanto del inconciente como del preconsciente  y así poder conocer los deseos o pensamientos reprimidos.

El yo es el segundo mecanismo de la psique, según Freud, es el mediador entre la realidad y los deseos del ello, su función es cumplir los deseos del ello pero de forma acorde con la realidad, utilizando razonamientos realistas que le permitan vivir en el  mundo real y respetando en lo posible al superyó. El yo cambia de acuerdo con la edad o con las peticiones del ello. Aunque su razón es complacer de forma realista las demandas del ello, no esta subordinado a él, así como tampoco lo esta del superyó, es independiente de ellos, es la parte ejecutora de la personalidad, la que lleva a cabo las acciones es parecido a la conciencia en que indica a la mente como actuar y el posible resultado de las acciones, y en su caso también es quien frena la conducta para evitar ceder a la propia libidinosidad, el yo es quien vigila todas las acciones de la persona, desde las mínimas hasta las grandes, guía a la persona sobre que camino llevar.  Muchas funciones cognitivas son definidas como parte del yo, tales como la memoria, la diferenciación de la realidad, la defensa psíquica y el procesamiento de la información adquirida. El yo regula los requerimientos del ello, del superyó y de la realidad, el yo no es completamente conciente ya que el mecanismo de defensa yoico trabaja de forma inconciente.

La contraparte del ello es el superyó, el cual existe a partir de la cultura adquirida después de nacer, esta formado por las experiencias, la educación y la influencia moral externa. El superyó esta formado de dos partes, el ideal del yo, el cual es la propia imagen idealizada formada por comportamientos  que aprueban y premian los demás y la conciencia moral  la cual es propiedad de la auto-critica, la autovaloración y la autolimitación. de acuerdo a Freud no se nace con el superyó, esté se va desarrollando conforme se van adquiriendo conforme se van desarrollando la conciencia moral y el ideal del yo, es decir conforme se van aprobando, reprimiendo o rechazando las acciones, y conductas del sujeto, esto como resultado de la resolución del complejo de Edipo. Es la parte de la psique que se encarga de limitar al ello,  su misión es que la imagen propia sea valorada y respetada para poder convivir con el mundo real; de acuerdo con la teoría freudiana, los psicópatas tienen trastornado el superyó, pues es el superyó el que se encarga de la interrelación personal, de la convivencia real y de las cuestiones morales o auto limitantes.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

   
Por: Morris

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet