Decena trágica

Inicio » Historia de México » Decena trágica
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

La decena trágica es como se le conoce a los diez días que se presentaron del 9 de febrero 1913 al 19 de febrero del mismo año, donde se dio el golpe de estado al presidente que fue electo después de haber culminado el primer periodo de la revolución mexicana. En este golpe de estado se derrocó a Francisco I Madero, donde fue asesinado Francisco I. Madero junto con José María Pino Suarez.

Francisco I. Madero presidente de México

Decena trágica mexicana

El 9 de febrero de 1913 se realizó un golpe de Estado que fue orquestado y planeado por José Victoriano Huerta Márquez, en contra de Francisco I. Madero, presidente de México elegido después de la renuncia y destierro del presidente Don José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, que fue derrocado precisamente por Francisco I. Madero, quien inició la incursión armada de la revolución en 1910.

Después de la elección presidencial de 1911 donde obtuvo por clara mayoría la presidencia de la república se orquestó un golpe de estado, debido entre otras circunstancias por el mal gobierno que realizó y en parte por los anhelos de quien lo derrocó, el secretario de defensa de su gabinete, el general Victoriano Huerta Márquez, en este golpe de estado se presumió la posible intervención del Embajador Estadounidense “Henry Lane Wilson”.

Antecedentes históricos de la decena trágica

La situación política del país durante el año de 1912, produjo que los partidos Católico y Liberal obtuvieran las gubernaturas de los estados del país exceptuando el estado de Jalisco que fue el único ganado por los conservadores.

Las rencillas políticas se percibían más durante la XXVI sexta legislatura, donde los representantes de los tres partidos: Católico, Liberal y Conservador libraban fuertes batallas parlamentarias.

Durante los años de 1911 y 1912, la política del Presidente Francisco I. Madero sufrieron grandes derrotas, pues los representantes de su gabinete (que pertenecieron al gabinete de Don Porfirio Díaz) estaban en desacuerdo por las políticas administrativas del Presidente Madero, además de que la aristocracia y los servidores públicos del régimen porfirista se veían amenazados en su integridad social, laboral y principalmente económica.

Dos representantes de su gabinete que formaban mal resistencia a las ideas y forma de gobierno o de Francisco I Madero fueron tres ministros de su gabinete:

  • Manuel Vásquez Tagle (ministro de justicia)
  • Rafael L. Hernández (secretaría de gobernación) y
  • Ernesto Madero Farías (secretaría de hacienda) (Tío de francisco y madero)

Los que representaron mayor problema en el régimen de Francisco y Madero, pues pertenecieron al gabinete el de Porfirio Díaz, y se empeñaban en seguir la política del Porfiriato.

A esto hay que agregar que algunos periódicos como “El imparcial”, “El país” y “la nación”, formulaban una serie de críticas al gobierno de Francisco I Madero pues su política social rebasaba la realidad del país, estos periódicos conociendo la tendencia de Francisco I Madero a la santería y al espiritismo, lo insultaban y repudiaban sus políticas tildándolo de enano y loco, aspecto que también se distinguió en el embajador “Henry Lane Wilson” de los estados unidos.

Un aspecto más que presidió a la decena trágica fue en la mala fama que tuvo el Hermano del Presidente “Gustavo Madero”, pues este ostentado un poder que no le había sido conferido democráticamente o como miembro del gabinete presidencial, personaje que realizaba gastos muy elevados a costa del erario público, tomaba decisiones sobre la población y la política y tenía una fuerte fama de ser autoritario y violento.

Este aspecto de Gustavo Madero, ha sido atribuido a la molestia que tenían los medios en la intromisión de este personaje en la historia y la política del país de la época, aunque el pueblo mismo por las calles se quejaba de sus arbitrariedades.

Esto llevó a que existieran muchos reclamos por parte del pueblo, de las oficinas gubernamentales, y de los ministerios y secretarías del gobierno federal. Estos sucesos obligaron al Presidente Francisco I. Madero a que lo nombrara embajador en Japón, aspecto que no se presentó pues Gustavo Madero pues se presume que descubrió las manipulaciones que estaban haciendo para derrocar al Presidente Francisco I. Madero.

General Bernardo Reyes

La incursión armada de la decena trágica, los 10 días:

1.- Día 9 de febrero.- La incursión armada comienza el 9 de febrero de 1912 con la incursión armada de los generales Manuel Mondragón y Gregorio Ruiz, quienes se revelaron utilizando al 1º, 2º y 5º regimientos de caballería que estaban en el cuartel de Tacubaya uniéndoseles el 1º batallón de artillería. A las 4 de la mañana fueron a liberar al General Bernardo Reyes de la prisión de Tlatelolco, quien quedó al frente de todas las fuerzas rebeladas.

En otra línea, los alumnos de la escuela militar de Tlalpan transitando por la calle de flamencos (hoy calle Pino Suárez) tomaron el palacio nacional estando al mando del teniente Salvador Martínez Zurita, quien ya estaba preparado para ello.

En respuesta el general “Lauro Villar” comandó una parte del 24º batallón recuperando el palacio nacional, tomó el control de los aspirantes, además tomó precauciones ante la avanzada de la principal columna de los rebeldes, que estaban avanzando por la calle de moneda.

El General Lauro Villar en la defensa provocó la caída del general Bernardo Reyes y logró capturar a Gregorio Ruiz, esta acción produjo la caída de 500 personas, donde había mucho civiles además de caer gravemente herido el propio general Lauro Villar; el resto de los sublevados se retiraron por la calle del reloj, (hoy calle de Argentina), y después de una nueva contienda que se dio a medio día lograron pertrecharse en la ciudadela, donde habían armas y municiones guardadas.

Francisco I. Madero decidió marchar hacia palacio nacional, saliendo del Castillo de Chapultepec, salió escoltado por alumnos del Colegio Militar, en su avanzada hacia palacio Nacional, cayó muerto uno de sus escoltas, por lo que por miedo y seguridad se refugió en un edificio aledaño.

Posteriormente llegó a palacio nacional siendo recibido por una multitud de personas y militares leales, quienes lo vitoreaban.

Por disposición de Madero, Gregorio Ruiz y los jóvenes Aspirantes fueron fusilados. Tomando la decisión de trasladarse al estado de Morelos, específicamente a  Cuernavaca, para llevar a las fuerzas de Felipe Ángeles.  

2.- Día 10 de febrero.- Debido a los muertos y los daños producidos, el 10 de febrero ninguno de los habitantes salió de sus casas, quedando solamente las fuerzas de ayuda en las calles, quienes levantaban a heridos y muertos.

3.- Día 11.- Para el día 11, Francisco I. Madero tomo la decisión de nombrar a Victoriano Huerta como comandante general debido a que el General Lauro Villar quedo herido en la trifulca anterior, es por ello que el cuerpo diplomático tuvo intentos infructuosos de llegar a un acuerdo de paz, lo que nunca fue aceptado. Madero ordenó bombardear la ciudadela (se piensa que fue Gustavo Madero), y los sublevados invadieron edificios aledaños.

4.- Día 12, los presos de la cárcel de Belem lograron escapar por un orificio causado por los bombardeos y la metralla, y para la noche la ciudad estaba sin servicios de todo tipo.

5.- Día 13, siguieron las batallas, ahora cerca de la iglesia de Campo Florido, además de que una bomba calló en la puerta Mariana de Palacio Nacional, los combates fueron muy graves para la ciudad.

Trincheras callejeras

6.- Día 14, los daños en la ciudad eran muy evidentes, la batalla causó daños en gran parte de los edificios quedando muchos muertos y heridos civiles dentro delas construcciones.

7.- Día 15, algunos senadores solicitaron a Francisco I. Madero que renunciara a la presidencia, por beneficio de la población que estaba devastada, respondiendo Francisco I. Madero que no renunciaría, pues él había sido elegido por la población y que no obedecería a cenadores que sirvieron en el régimen del dictador Porfirio Díaz.

8.- Día 16, el día 16 de febrero se logró obtener un pequeño armisticio que fue roto al medio día continuando con los combates.

9.- Día 17, los combates aumentaron en fuerza contrario al armisticio pactado.

10.- Día 18 de febrero, el martes 18 los bombardeos y cañonazos fueron mucho más elevados y continuos finalizando alrededor de medio día. Estando Madero en Palacio Nacional, alrededor de la una de la tarde, las tropas que estaban comandadas por el Coronel Teodoro Jiménez Riveroll y el Mayor Pedro Izquierdo, obedeciendo la orden del general Aureliano Blanquet, fueron a detener Francisco I Madero, en un salón donde estaba junto a sus ministros.

Es en ese momento que los escoltas del presidente dieron muerte a los oficiales y posteriormente rechazaron la tropa del 29º batallón que mandó Blanquet.

Unos minutos después, cuando trataban de huir de palacio nacional, finalmente fueron aprendidos el presidente Francisco I. Madero el vicepresidente José María Pino Suarez y el resto de sus ministros, con excepción de Garza y Bonilla, que lograron escapar.

La ciudad estalló en júbilo tras el arresto de Francisco I. Madero, pues las hostilidades fueron terminadas; finalizó la decena trágica.

Victoriano Huerta

La muerte de los mártires de la democracia:

11.- Día 19.- Tras la detención de Francisco I. Madero, junto con el vicepresidente José María Pino Suarez, El General Victoriano Huerta tuvo una entrevista con el embajador de los Estados Unidos, el Sr.  Henry Lane Wilson, quien lo recibió a las 9:30 de la noche, ahí se confirmó que Huerta tomaría la presidencia en forma provisional y el General Felix Díaz tomaría posteriormente la presidencia, en este sitio es donde se firmó el pacto que posteriormente se denominó “el pacto de la embajada”.

Tras su detención, Francisco I. Madero, junto con José María Pino Suarez, firmaron un pacto con Pedro Lascurain para que renunciara a la presidencia, dándoles como opción el destierro hacia cuba junto con Gustavo Adolfo Madero, su hermano menor.

Se había pactado que su esposa (protegida en la embajada de japón), los hermanos Madero y Pino Suarez tomarían un tren hacia Veracruz y se exiliarían hacia Cuba. (Un destierro similar al que le aplicó a Porfirio Díaz por la intervención de los hermanos Madero).

Gustavo Adolfo Madero

La muerte de Gustavo Adolfo Madero

El día 18 de febrero, Gustavo A Madero fue tomado preso al salir del Restaurante Gambrinus, donde momentos antes estuvo comiendo junto con el General Victoriano Huerta. Fue detenido junto con Adolfo Bassó, el intendente de Palacio Nacional, fueron conducidos a la ciudadela y al día siguiente en la madrugada del 19 de febrero de 1912 y sin justificante alguno fueron asesinados en la calle, según unas versiones fueron los mismos soldados quienes los mataron y según otras versiones, fueron entregados a la población enardecida, pues los fuertes bombardeos y muchas muertes se le atribuyeron a él.

Se destacó su asesinato como una acción brutal, donde le sacaron con bayoneta su único ojo (fue tuerto durante su vida por un accidente de su niñez) y le cortaron su miembro de varón colocándoselo en la boca. Aunque no hay datos que constaten el dicho, se rumoró que en sus últimos momentos lloraba y clamaba por su madre, ante la desesperación de las torturas a las que fue objeto. Finalmente un militar lo terminó, tal vez como un acto de piedad o de humanidad, dándole un disparo en la cabeza, su cuerpo fue encontrado varios días después, tras ser buscado, enterrado a flor de tierra entre las calles de la ciudad.

La muerte de Francisco I. Madero y José María Pino Suarez.

El mismo 19 de febrero, la cámara de cenadores, es aceptada la renuncia de Madero y de Pino Suarez, en tanto Pedro Lascurain asumía la presidencia en forma temporal durante un lapso de 45 minutos, declinando posteriormente en favor de Victoriano Huerta.

Nunca se tomaron en consideración las intervenciones de los diplomáticos y embajadores de Japón, Cuba y Chile, que abogaban por la intervención e influencia del representante de Estados Unidos, para ayudar al destierro de Madero.

21 de febrero.- En la misma habitación de la intendencia de Palacio Nacional, estaban tomados presos Francisco I. Madero, José María Pino Suarez y el General Felipe Ángeles, y tras la visita del embajador de cuba Manuel Márquez Sterling, Pino Suarez expresó su miedo a la muerte y Manuel Márquez Sterling, se quedó tola la noche.

22 de febrero.- Manuel Márquez Sterling preparó un barco en Veracruz para el exilio de los mandatarios pero el cabo de rurales Francisco Cárdenas y el teniente Rafael Pimienta, los sacaron de Palacio Nacional para llevarlos a la penitenciaría, donde fueron posteriormente asesinados, Madero al salir del vehículo y Pino Suarez fusilado en un muro.

Tras las autopsias correspondientes que les fueron realizadas, se destacó que madero Fue asesinado con un disparo en la cabeza y Pino Suarez de diversos disparos, la versión oficial leído directamente por Victoriano Huerta sobre la muerte es la siguiente:

“…Francisco I. Madero y José María Pino Suárez estaban muertos.

Fueron atacados por un grupo armado que intentó asaltar los automóviles en que eran trasladados de Palacio Nacional a la Penitenciaría de Lecumberri. En la confusión los prisioneros quisieron escapar…”

Esta etapa del golpe de estado contra madero es la conclusión de la decena trágica y el inicio de la revolución más sangrienta, la segunda parte que culminó con el acenso al poder por parte de Venustiano Carranza y la promulgación de la constitución de 1917, la cual nos sigue rigiendo tras una serie de adecuaciones.

Citado APA: (A. 2015,02. Decena trágica. Revista Ejemplode.com. Obtenido 02, 2015, de http://www.ejemplode.com/65-historia_de_mexico/4060-decena_tragica.html)

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario



Tweet