Independencia de México

Inicio » Historia de México » Independencia de México
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

La independencia de México fue un suceso político-histórico que tuvo una incursión armada, la cual culminó con la independencia de la nueva España y  la entrada del ejercito trigarante que fue comandado por Don Agustín de Iturbide.

Antecedentes de la independencia de México

Antes de la arenga de Don Miguel Hidalgo y Costilla, hubo un precedente de independencia, pues al ser invadida España por las tropas de Napoleón y obligar a la abdicación de Carlos IV y Fernando VII, es que el abogado Don Francisco Primo de Verdad y Ramos, reconociendo el antiguo derecho español, estableció la iniciativa de que las colonias del virreinato se independizaran, lo cual fue sofocado directamente en 1808 sin que pudiera prosperar.

Se formuló la conspiración y levantamiento en armas por Don Miguel Hidalgo y Costilla, precisamente por la misma causa a la que se juntaron la revolución de las 13 colonias, la revolución francesa y el hartazgo que la población tenía ante la discriminación de los españoles a los criollos, mulatos e indios.

1.- Conspiración de Querétaro:

Este movimiento se presentó en diferentes etapas las cuales comenzaremos destacando  la conspiración de dolores, la que se realizó en la casa del Corregidor don Miguel Domínguez, liderado por Doña Josefa Ortiz de Domínguez y participando directamente algunos comerciantes, letrados, sacerdotes y militares:

  • Antonio Téllez
  • Capitán Joaquín Arias,
  • Don José Miguel Domínguez
  • Doña Josefa Ortiz de Domínguez
  • El Cura Don Miguel Hidalgo y Costilla
  • El Presbítero José María Sánchez
  • Epigmenio y Emeterio González
  • Francisco Araujo.
  • Francisco Lanzagorta
  • Ignacio Gutiérrez
  • Juan Aldama
  • Juan Nepomuceno
  • Laso Nepomuceno
  • Regidor Don José Ignacio de Villaseñor y Cervantes

Primera etapa inicio de la rebelión armada:

Se había fijado fecha para la conjura de la población teniendo que apurarse debido a que la conspiración de Querétaro fue descubierta, lo que cambió el día 1º de Octubre al día que se tuvo que adelantar dándose el grito el día 16 de septiembre de 1810, en Dolores Hidalgo, donde ya se tenían preparadas las armas para el levantamiento y la inmediata destitución de los gobernantes.

Después del inicio de la revolución armada, el ahora general Miguel Hidalgo y Costilla comandó a los Criollos, Mulatos e Indígenas a la lucha donde se llegó a usar el estandarte de la Virgen de Guadalupe para comandar y guiar a las tropas insurgentes.

Así Miguel hidalgo mandó a Vicente Guerrero para que convenciera a José María Morelos a integrarse a la lucha, allegándose del llamado mártir de la patria.

La lucha de la primera etapa de la rebelión insurgente comenzó con la insurgencia armada de Miguel Hidalgo y Costilla, Juan Aldama, Mariano Abasolo la cual culminó con la batalla de Aculco, donde Miguel Hidalgo fue vencido tomado preso y ejecutado, quedando su cabeza expuesta en la Alhóndiga de Granaditas como escarmiento a los insurrectos.

Segunda etapa de la Independencia de México:

Así la lucha armada quedó en manos de José María Morelos y Pavón, quien tras ser comisionado por Miguel Hidalgo en 1910 llegando a conquistar para el ejército insurgente múltiples victorias, tomando el puerto de Veracruz, conquistando grandes territorios del sur del país, lo que lo convirtió en el enemigo principal y representante de la lucha insurgente tras la muerte de Hidalgo.

Una de sus incursiones más famosas fue en 1812 el haber conquistado para el ejército insurgente fue el sitio de Cuautla, en el actual estado de Morelos, lo que lo convirtió en el foco y líder a vencer para el ejército realista.

José María Morelos, en su intervención libertaria, promulgó los sentimientos de la nación, que fue realizada en el congreso de Anáhuac el primer intento por realizar una legislación para México, el cual se llevó a cabo entre septiembre y noviembre de 1813, este congreso promulgó la primer constitución el 22 de octubre de 1814, llamada la Constitución de Apatzingán.

Morelos tuvo derrotas ante el ejército constitucionalista, siendo finalmente capturado por el Coronel Manuel de la Concha el 5 de noviembre de 1815, fue Juzgado por la inquisición y condenado a ser fusilado, siendo ejecutado en San Cristóbal Ecatepec, hoy Ecatepec de Morelos el 22 de diciembre de 1815. Se destaca que José María Morelos y Pavón fue fusilado por la espalda, hincado y con los ojos vendados como si fuere un traidor, causa por la cual es considerado el mártir de la patria.

La tercer etapa de la independencia de México, la llamada la etapa de resistencia:

Durante el periodo de 1815 a 1821 se llevó a cabo la llamada tercer etapa, en la cual participaron Vicente Guerrero, quien se mantenía peleando en guerrillas, además de que Pedro Moreno Gonzales y Francisco Xavier Mina posteriormente pedro moreno y Francisco Xavier mina fueron sitiados durante dos meces en el fuerte del sombrero, donde sus tropas se redujeron en forma considerable, finalmente lograron escapar, pero ejercito realista los alcanzó en el rancho “El Venadito” donde ultimaron a Pedro Moreno y detuvieron a Francisco Xavier Mina, llevando la cabeza de Moreno como trofeo en la punta de una lanza.

Vicente Guerrero finalmente se unió a Don Agustín de Iturbide, quien tras unas correspondencias realizadas y algunas discordancias solventadas, se reunieron el 4 de febrero de 1821.

Así y después de realizadas las alianzas, Agustín de Iturbide, realizó el plan de Iguala, en el que proclamaría la independencia de la Nueva España, una monarquía moderada, el retorno de sus derechos, garantías y prerrogativas de la iglesia y la aceptación de Fernando VII o sus hermanos para que gobernaran la nueva España.

Este documento fue enviado a los representantes de las provincias y a representantes importantes.

Así se unieron las fuerzas armadas de los bandos Insurgente, las tropas de Iturbide y que posteriormente fueron agregándose las tropas realistas. Esto dio al ejército de las tres garantías Religión, Independencia y Unión, así el 2 de marzo se juró el plan de iguala, donde los bandos de las fuerzas realistas y el ejército trigarante se preparó para la campaña.

Cuarta etapa, la campaña del ejército trigarante:

La campaña del ejército trigarante se resolvió en forma algo caótica, pues existieron varios cambios de bandos, pasando tropas y dirigentes fieles al Virrey al plan de Iguala entre los que destaca el cambio de bando de Antonio López de Santa Anna.

Así  las tropas a favor del Virrey  se encontraban apostadas de la siguiente manera:

  • El Batallón Navarra en Zacatecas
  • En Durango el brigadier Diego García Conde
  • En Jalapa y Perote se encontraban los regimientos de Tlaxcala, dragones de España y la columna de granaderos mandadas por los Coroneles Calderón, Juan Horbegoso y Agustín de la Viña, respectivamente
  • En la costa de barlovento el capitán Antonio López de Santa Anna
  • En la Costa de Sotavento y cubriendo Alvarado, Tlacotalpan y la Sierra de Tuxtepec el capitán de Fragata Juan Bautista Topete
  • En La Mixteca se el coronel Samaniego
  • En las Provincias Internas de Occidente el mariscal de campo Alejo García Conde
  • En las Provincias Internas de Oriente el brigadier Joaquín Arredondo
  • En Michoacán el teniente coronel Manuel Rodríguez de Cela
  • En Nueva Galicia el mariscal José de la Cruz
  • En Oaxaca el coronel Manuel de Obeso
  • En Orizaba y Córdoba el coronel Francisco Hevia
  • En Puebla el batallón Extremadura
  • En Querétaro y la Sierra Gorda el brigadier Luaces
  • En San Luis Potosí la caballería de fieles bajo el mando del coronel Zarzosa
  • En Tampico y la Huasteca potosina el capitán Carlos María Llorente

Sumando a esto que Iturbide pedio a algunos de sus cabezas como:

  • El teniente coronel Vicente Marmolejo, que defeccionó en Cuernavaca.
  • Los tenientes coroneles Tomás Cajigal en Taxco
  • Martín Almela en Temalaca, y
  • El general Pascual Liñán en San Antonio.

Si bien Agustín de Iturbide comenzó en mala forma su incursión con el ejército trigarante, se fueron agregando hace ejército o personajes que si bien no comulgaba con su forma y criterio terminaron por formar parte del ejército trigarante:

  • Celso de Iruela
  • El teniente coronel José Joaquín de Herrera
  • Antonio López de Santa Anna
  • Nicolás Bravo
  • Anastasio Bustamante (recuperó la cabeza de Miguel Hidalgo)
  • Luis Cortázar

Si bien Iturbide conoció y se hizo partícipe del desdén de Miguel Hidalgo, mandó una carta a Fernando VII para que entrara a gobernar la Nueva España, y comunicarle sus apreciaciones sobre hidalgo y la circunstancia, explicándole que tenía un ejército bien formado y preparado para la batalla.

Fueron recuperando lugares a pesar de que Pedro Acencio cayera en combate y su cabeza fuera enviada a Cuernavaca para ser expuesta. Ante el apoyo del ejército hacia la insurgencia, el virrey ordenó el alistamiento forzado de todos aquellos que se encontraran en condiciones de combatir, obligando a los que se encontraban entre 16 y 50 años de edad.

La inclinación de la población hacia el carisma de Iturbide fue tal, que el día 14 de junio el cabildo eclesiástico y el tribunal del Consulado se inclinaron y juraron el Plan de Iguala. Agustín de Iturbide estuvo a punto de morir cuando 400 realistas comandadas por el coronel Froilán Bocinos, atacaron a Agustín de Iturbide cuando se dirigía con su escolta de 30 hombres comandados por Mariano Paredes, fueron atacados por  Froilán Bocinos sin tener éxito, pues los realistas tuvieron 40 bajas, causa que produjo que Iturbide le otorgara un escudo con el lema “treinta contra cuatrocientos”.

Existió un intento de modificar el plan de Iguala por parte de Guadalupe Victoria, pues éste aconsejó dejar la invitación para Fernando VII o cualquier borbón fuera del plan y que se eligiera un gobernante para que lidere una monarquía moderada, dejando claro que él contaba con las cualidades por él expuestas.

Los tratados de Córdoba:

Cuando Agustín de Iturbide se encontraba en Puebla donde lo vitorearon como Agustín I, le llegó la noticia de que Juan de O’Donojú desembarcó en San juan de Ulua, proveniente del puerto de Cadiz.

O’Donojú fue nombrado como capitán general y jefe político superior de la Nueva España, quien fue acompañado de tropas que estaban destinadas a Puerto Cabello, además de que O’Donojú fue conspirador contra Fernando VII en su primer régimen.

Para los primeros días de agosto O’Donojú se trasladó a la ciudad de Veracruz donde tomo su cargo en posesión, aquí aseguró que es un liberal y que sus intenciones son claras, al ser informado de que con excepción de la Ciudad de México, Veracruz, Durango, Chihuahua y Acapulco el resto del país se encontraba en manos del ejército Trigarante (insurgente).

O’Donojú solicitó el fin de las hostilidades por parte del ejército Realista, además de que mando comunicados dirigidos a Don Agustín de Iturbide para que se fijara una reunión y poder discutir la situación del país, asegurándole que estaba enterado de la situación reinante en las provincias del país.

Mando con el comunicado al Coronel Vual y al capitán Pedro Pablo Vélez y para el día 11, Iturbide mandó la respuesta correspondiente afirmando a O’Donojú su disposición.

Se había fijado a Córdoba como punto de encuentro, teniendo O’donojú que estar acompañado de una escolta de 30 hombres. O’Donojú mando un  comunicado a Novella y las proclamas que publicó O’Donojú, para esto Novella solicitó un armisticio y permiso para enviar al coronel Casto, al teniente Castillo y Luna y al capitán Carballo, quienes se debían encontrar con O’donojú. Agustín de Iturbide se negó a conceder permiso y se trasladó a Córdoba, llegando el 23 de Agosto por la noche.

Así el día 24 de Agosto de 1821 se realizó la reunión de Don Agustín de Iturbide y se firmaron los tratados de Córdoba. En este tratado se establecieron los reconocimientos de:

  1. Soberanía y reconocimiento del “Imperio Mexicano
  2. Que el gobierno será Monárquico Constitucional Moderado

En la Ciudad de México Pedro Francisco Novella decidió apresar a los simpatizantes del ejército insurgente destacando El padre Villaseñor, en tanto que el ejército trigarante rodeó la ciudad de México,  y se presentó una batalla, que a pesar del armisticio se libró el 19 de agosto, A esta batalla la llamaron posteriormente la batalla de Azcapotzalco.

O’Donojú mando entonces una copia de los tratados de Córdoba al Pedro Francisco Novella Azabal Pérez y Sicardo, que fue el jefe supremo de la Nueva España (nunca fue designado) quien consideró que O’Donojú no tenía la autoridad para celebrar tal tratado  y asegura que es contrario al juramento que realizó a su llegada a Veracruz.

Finalmente  después de realizar una consulta con los representantes del gobierno de la nueva España, se consideró a Juan O’Donojú y O’Ryan como autorizado para realizar y tomar decisiones para la Nueva España.

Así, para el 16 de septiembre se habían liberado a los Insurgentes presos, se quitó el uso de pasaporte para entrar y salir de la ciudad.

Así, Iturbide preparó la entrada del ejército trigarante para el 27 de Septiembre de 2821, día en que celebraba su propio cumpleaños.

La entrada del ejercito trigarante comenzó a las 10 de la mañana marchando a la cabeza el líder Agustín Cosme Damián de Iturbide y Arámburu, abanderó la entrada en un flamante caballo negro, tras del que se encontraban los grandes líderes de la insurrección armada que escribirían la nueva nación.

A su entrada la gente vitoreaba y exclamaba Viva Agustín I.

Posteriormente se presentaron cambios políticos y sociales que formaron un cambio del reinado e imperialismo a la democracia, siendo así la lista de presidentes hasta antes de la revolución mexicana:

  1. Guadalupe Victoria    1824-29
  2. Vicente Guerrero    1829
  3. José María Bocanegra   1829
  4. Pedro Vélez    1829
  5. Anastasio Bustamante    1830-32/1837-39
  6. Melchor Múzquiz    1832
  7. Manuel Gómez Pedraza    1832-33
  8. Valentín Gómez Farías   1833/1846-47
  9. Antonio López de Santa Ana  1833-35/1839/1841-42/1843-44/1847/1853-1855
  10. Miguel Barragán    1835-36
  11. José Justo Corro    1836-37
  12. Nicolás Bravo    1839/1842-43/1846
  13. Fco. Javier Echeverría   1840
  14. Valentín Canalizo    1843-44
  15. José Joaquín Herrera   1844-45/1848-51
  16. Mariano Paredes Arrillaga   1846
  17. Mariano Salas    1846
  18. Pedro María Anaya    1847-48
  19. Manuel de la Peña y Peña 1847-48
  20. Mariano Arista    1851-53
  21. Juan B. Ceballos    1853
  22. Manuel María Lombadini    1853
  23. Martín Carrera     1855
  24. Rómulo Díaz de la Vega    1855
  25. Juan Alvaréz     1855
  26. Ignacio Comonfort      1855-58
  27. Benito Juárez      1858/1861-62/1867-72
  28. Félix Zuloaga      1858/1860-62
  29. Manuel Robles      1858
  30. Miguel Miramón      1859-60
  31. José Ignacio Pavón      1860
  32. Juan Nepomuceno A.      1862
  33. Sebastián Lerdo de Tejada     1872-76
  34. Porfirio Díaz      1876-80/1884-1911

Citado APA: (A. 2015,02. Independencia de México. Revista Ejemplode.com. Obtenido 02, 2015, de http://www.ejemplode.com/65-historia_de_mexico/4059-independencia_de_mexico.html)

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario



Tweet