Inicio » Cultura y sociedad » La familia

La familia

El proceso del ser humano es básico y sencillo: Nacer, crecer, reproducirse y morir, no obstante, estas etapas están rodeadas de elementos que ayudaran al individuo a llegar a la siguiente durante su desarrollo como ser humano, y uno de estos elementos fundamentales es la familia: Se debe nacer de la unión de un hombre o una mujer, salvo casos excepcionales cuando hay ayuda de fertlización in vitro, esta unión y gestación de una nueva vida se le reconoce legalmente como “familia”, al crecer el individuo será educado por sus padres –en una concepción tradicional-, se reproducirá con otra persona para crear su propio núcleo familiar y hacer crecer el linaje familiar que ya existe. No obstante, no siempre las familias se constituyen de: Mamá, papá, hermanos y hermanas. Por regular, y sobre todo hoy en día, encontramos hogares con familias donde solo hay un papá y un hijo, o dos hijos que se cuidan entre ellos y no hay papás.

La integración de los miembros de la familia, como en el caso de los grupos de parentesco más amplios como los linajes, se realiza a través de mecanismos de reproducción sexual o de reclutamiento de nuevos miembros, sea por medio de la adopción o aceptación (como el esposo de una hija). Sin embargo, es un error el considerar que la familia debe reproducirse biológicamente pues no podrían conceptualizarse como «familias» aquellos grupos donde un padre o ambos sean biológicamente no reproducible, que se da el caso, aunque la ley marca como un factor para no realizarse unión legal sí uno de los contrayentes no puede tener hijos.

En estos casos, la función reproductiva se traslada a los mecanismos de reclutamiento socialmente aceptables —como la adopción—. El aceptar a nuevos miembros de una familia garantiza su trascendencia y cumplimiento con “las normas moralmente correctas” que la sociedad impone.

Una familia, papás, hijos y abuelos.

Por otra parte, la mera consanguinidad no garantiza el establecimiento automático de los lazos solidarios con los que se suele caracterizar a las familias. Si los lazos familiares fueran equivalentes a los lazos consanguíneos, un niño adoptado nunca podría establecer una relación cordial con sus padres adoptivos, puesto que sus "instintos familiares" le llevarían a rechazarlos y a buscar la protección de los padres biológicos. O en contra parte, desde un principio no existirían abandonos por parte de padres a sus hijos pues los mismos lazos no permitirían que eso existiera.

Tipos de familia:

Hay mucha discusión sobre sí existe un prototipo “base” del cómo debe de ser una familia en la actualidad, y se creía así según ideas concebidas desde tiempo atrás, costumbres y tradiciones, pero con el pasar los años y la evolución del pensamiento de la sociedad comunal, se han aceptado que existen más tipos de familia, pero estos mismos modelos son altamente discutidos aún que tanto afectan al desarrollo de los seres humanos y como esto, a su vez, afecta a la sociedad misma. Según la psicología y la sociología han concordado que existen en el mundo diferente tipos de familias que a continuación se explicaran:

Familia nuclear: Compuesta por padre, madre e hijos fruto de la pareja en convivencia diaria. Se trataría del modelo predominante en las sociedades urbanas. Como novedad en los últimos años, se podría decir que este tipo de familia tiende a perpetuarse más en el tiempo debido a la tardanza en la independencia de los hijos a día de hoy.

Familia extensa: En esta, además de los miembros citados en el tipo anterior conviven otros miembros de generaciones anteriores, como por ejemplo los abuelos o los tíos. En este caso nos referimos a la familia como concepto tradicional, en el que la convivencia de varias generaciones se realizaba como una decisión vital y no como una adaptación a una situación en la que es necesaria la convivencia por, por ejemplo, motivos económicos.

google-ad-region="test2"

Familia monoparental: En las que solamente se cuenta con la presencia del padre o la madre, ya sea por viudedad, abandono o decisión personal (padres o madres solteros). En este tipo de familias pueden aparecer problemas debido a la sobrecarga o exceso de responsabilidad depositada solamente en una figura paterna. Sin embargo, se puede desarrollar igualmente un modelo del progenitor ausente por la identificación con otro familiar o persona cercana.

Familia fruto de un proceso de separación de la pareja: En la cual los hijos mantienen contacto con ambos progenitores, pero no existe una convivencia compartida. Ésta también puede ser una situación generadora de conflictos entre la ex pareja y que puede afectar al desarrollo emocional de los pequeños, a la vez que los hijos comienzan a convivir con las parejas actuales que sus padres tienen, y existe una co-existencia entre la familia y otra nueva.

Familias con hijos adoptivos: Es decir, cuando una familia toma la decisión de adoptar uno o varios hijos que por diferentes motivos quedaron solos, o en otras ocasiones la familia consanguínea ya no puede hacerse cargo de ellos.

Familia homoparental: Es la familia en la que convive una pareja homosexual con sus hijos, ya sea por medio de adopción (aunque no en todos los países es legal la adopción a parejas del mismo sexo), otro de los motivos por el cual los hijos queda con una pareja del mismo sexo es porque uno de los conyugues es el padre biológico del menor o porque uno de los conyugues se hizo una inseminación artificial lo que hace el padre biológico y legal del menor.

Familia ensamblada: Esta se caracteriza por ser el fruto del agregado de dos familias. Suele provenir de parejas separadas que aportan, cada uno, sus hijos a la nueva convivencia, y de la unión llegan otros más.

Abuelos acogedores: Es un tipo de familia que se da cuando los abuelos se hacen cargo de los nietos asumiendo el rol de padres. Generalmente se produce por causas forzosas o negativas, como fallecimiento de los progenitores,  ausencia o dificultades para asumir la responsabilidad de la paternidad.  

Las leyes y la familia:

La ley más importante acerca de la familia proviene por parte de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual decía que la Familia es el elemento natural, universal y fundamental en la sociedad. Esta misma tiene derecho a la protección de la sociedad (como órgano público) y del Estado, en caso de que la integridad de una familia, sea como esté compuesta, se encuentre en riesgo, es obligación del gobierno de su comunidad hacer algo para resolver el problema. La familia, dice también la misma declaración, es la célula básica en la cual los seres humanos adoptan sus primeras enseñanzas y por ende tienen derecho a un lugar digno para vivir, y un ambiente saludable lejos de cualquier peligro. Más que obligaciones para la familia es el gobierno el que tiene el compromiso por mantener a salvo a la familia como institución, sin embargo, cuando se realiza la unión de un hombre y una mujer en el acta de acuerdo matrimonial civil se establece que la pareja tiene como obligación de traer hijos al matrimonio y hacerlos hombres de bien, un principio que es acorde a la idea de “humanidad” y población.

La familia como tal, es la única institución que surge de manera natural, concibiéndosele como un hecho que surge espontáneamente, de instintos primordiales, básicos del ser humano, que no evoluciona hacia realidades artificiales y se da por instinto sin necesidad de instrucciones por lo que la sociedad (como institución) ejerce bastante presión e influencia a los padres para criar a sus hijos, pero a la vez, ofrece apoyo cuando llega una inevitable ruptura entre los contrayentes.

La familia, el núcleo de las naciones.

Sea del modo que sea, en todas las culturas la familia, como se ha mencionado antes, es uno de los mayores núcleos de la sociedad, así como el soporte de desarrollo del mismo. Sin una buena estructura familiar que constituyan la misma sociedad el progreso y la buena comunicación no podría avanzar

Comúnmente, la familia es considerada como el átomo de la sociedad. Sin embargo, algunos especialistas sugieren que esto no es así y que únicamente se trata de una forma de organización más. Independientemente de ello, lo cierto es que la familia es una de las manifestaciones humanas por excelencia. Debemos mencionar que definir a la familia puede resultar un tema complicado, gracias a que la situación actual de los matrimonios entre personas del mismo sexo han transformado la concepción que comúnmente se tenía al respecto.

Características de la familia:

  1. La familia es una institución social, lo cual quiere decir que es una de las formas cómo una sociedad se puede organizar para satisfacer alguna necesidad o solucionar algún problema específico. Al ser una institución, la familia se basa en un conjunto de reglas y beneficios que se deben de respetar.
  2. La familia es el resultado de la alianza y la consanguinidad. Esto se traduce en que la familia surge a partir de la unión de dos personas a través del matrimonio o cualquier otra forma de unión, la cual a su vez enlaza a sus respectivas familias, lo que genera descendientes.
  3. Por lo tanto, se puede decir que la familia se desarrolla en un plano horizontal y vertical. En el primer caso se trata de parientes que se encuentran al mismo nivel, mientras que en el segundo de descendientes que pueden ocupar distintos grados.
  4. Una familia debe estar conformada por lo menos por dos integrantes.
  5. Los integrantes de una familia adquieren derechos y obligaciones por ser miembros de la misma. En este sentido, algunos individuos, gracias a su posición familiar, podrán recibir por ejemplo herencias o beneficios. Por su parte, otros deberán cumplir ciertas obligaciones, como los padres, quienes protegerán a sus hijos o les inculcarán ciertas ideas o pensamientos.  

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2015

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Comentarios:

  1. Este artículo me ayudo mucho para mi tarea.
    Por thalia 03.02.15 a las 15:08:36

Deja un comentario

Tweet