Propiedades intensivas y extensivas

Inicio » Física » Propiedades intensivas y extensivas
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

Las propiedades que caracterizan a la materia, ya sean físicas o químicas, se dividen en Intensivas y Extensivas, por el criterio de que dependan o no de la masa total de la sustancia.

Diferenciar unas propiedades de otras no es complicado a la hora de analizar la materia. Las propiedades intensivas tendrán ventaja si la materia es homogénea, pues tendrá una estructura interna constante y se podrá partir de una pequeña muestra de sustancia para el análisis.

Propiedades intensivas

Las propiedades intensivas son aquellas que no dependen de la cantidad total de materia o masa, ni del tamaño. Cuando se estudia una sustancia, se puede tomar una muestra y estudiar la muestra. Cualquier cantidad de sustancia representará a todo.

Así sucede con la Densidad, por ejemplo. El Agua seguirá teniendo una densidad de 1 gr/cm3 si sólo tomamos 2 gramos de ella que si tomamos 120 gramos. Dicho de otro modo, cada 1 gramo de agua seguirá abarcando 1 centímetro cúbico.

El Volumen especifico, que es el inverso de la Densidad,  tampoco depende de la masa total, porque con una muestra podemos determinar el volumen abarcado por unidad de masa. Dará lo mismo si tomamos 4 gramos que 200 gramos para medir el volumen específico. Para el agua, por ejemplo, seguirá siendo 1 cm3/gr.

La viscosidad es otra propiedad intensiva. Es la resistencia que los fluidos oponen al flujo. Da lo mismo si utilizamos 50 gramos de miel para medir su viscosidad que 150 gramos.

La conductividad eléctrica es otra propiedad intensiva. Si se toman 100 gramos de una solución electrolítica y se le mide la conductividad, el medidor arrojará el mismo resultado si la medición se hace en 600 gramos de la misma solución.

La Temperatura es una propiedad intensiva también, porque se puede tomar una muestra de 10 gramos de gas de una tubería para medirle la temperatura, y esa temperatura será exactamente igual a la de toda la masa del gas que circula por la red.

El punto de ebullición es otro ejemplo de propiedad intensiva, porque es lo mismo poner a calentar 10 gramos de agua por un lado y 100 gramos de agua en el otro, hasta los 100°C, que es el punto de ebullición del agua. Sin importar cuánta cantidad de agua haya, al llegar a esa temperatura ambas muestras van a ebullir.

El punto de fusión es otra propiedad intensiva. El agua pura en el hielo de los casquetes polares tiene el mismo punto de fusión a 0°C que el agua pura en un hielo preparado en casa.

La Concentración es una importante propiedad intensiva. Si se está estudiando una mezcla homogénea, una pequeña muestra bastará para conocer el estado de la mezcla total.

La Dureza también es una propiedad intensiva, porque un fragmento de material es tan duro como el material total.

El Calor de Solución es también una propiedad intensiva, porque queda definida por la entalpia que ocurre en la ruptura de los enlaces iónicos de la sustancia a la hora de involucrarse en una solución.

El Coeficiente de Dilatación Térmica es una propiedad intensiva, porque se puede estudiar ya sea en un filamento de metal o en un lingote grande. Después de un calentamiento, se podrá notar un alargamiento del material, que representará siempre al metal en la masa que sea.

El olor, el sabor, y la textura también son propiedades intensivas de la materia, porque se pueden apreciar con una pequeña fracción que represente el total de la masa, sin problema.

Propiedades Extensivas

Las propiedades extensivas son las que dependen de la masa para establecerse. Si se quiere saber el estado de una sustancia a través de las propiedades extensivas, hay que tomar en cuenta toda la cantidad de materia presente. En este caso, se encuentran el Volumen y el Peso.

El Volumen es la primera propiedad extensiva que se tratará. Es determinante utilizar la masa total para conocer el volumen que abarca la sustancia. Si se toma una muestra, sólo se conocerá ese pequeño volumen, y no el total requerido.

El Peso es otra propiedad extensiva. Recordando la segunda ley de Newton, el Peso de un cuerpo resulta de multiplicar la masa por la aceleración de la gravedad. Si se quiere conocer el peso del cuerpo, se tiene que considerar toda su masa. Si nos enfocamos en una muestra, sólo tendremos el pequeño valor del peso de la muestra.

Citado APA: (A. 2017,08. Propiedades intensivas y extensivas. Revista Ejemplode.com. Obtenido 08, 2017, de http://www.ejemplode.com/37-fisica/4654-propiedades_intensivas_y_extensivas.html)

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario



Tweet