Inicio » Cultura y sociedad » Estereotipos

Ejemplo de Estereotipos

Los estereotipos son ideas, imágenes o conceptos erróneos que se adoptan, sobre de grupos de personas, tomando por lo general algunos rasgos comunes a dicho grupo, pero de manera simplista y exagerando algunos rasgos a tal grado que llegan a rallar en lo grotesco, por lo que los estereotipos suelen usarse de una manera despectiva e incluso llanamente insultante, aunque no es así en todos los casos, pues existen ideas estereotipadas de otras índoles, además de las despectivas.

Los estereotipos son ideas creadas por la sociedad y se nos inculcan desde pequeños, por el ambiente sociocultural en el que nos desarrollamos, por lo tanto muchas de ellas, están fuertemente arraigadas a nosotros e incluso en muchas ocasiones pueden influir en las decisiones que tomamos de manera negativa o positiva, dependiendo de cómo nosotros percibamos estas ideas, ya que, pueden ayudarnos bastante, como por ejemplo cuando nos encontramos en una situación que no conocemos, pongamos por caso el encontrarse con “testigos de Jehová”, y al hacer uso del estereotipo que tenemos sobre de ellos, nos damos una idea de quienes son y sus costumbres, ya que el estereotipo nos proporciona un panorama de fácil asimilación, sobre su estilo de vida, y nos puede ser de utilidad, ya que esto nos puede dar una idea de cómo comportarnos para evitar cometer faltas de respeto. Las opiniones que nos formamos día a día de manera consciente o inconsciente acerca de una persona, de un grupo social o de un estilo de vida son estereotipos.

Pero siendo más concretos, ¿Qué es un estereotipo? Son las ideas preconcebidas que son aceptadas por la sociedad o un grupo de personas, estos estereotipos se basan en la realidad que percibimos y resaltan ciertos rasgos o comportamientos, la característica de estas ideas es que tienden a generalizar a un grupo de personas o hacer comparaciones de diversos círculos sociales.

Es importante destacar que los estereotipos están reforzados continuamente por la publicidad, las películas, o los programas de televisión, ya que resaltan ciertas características de un grupo social y buscan generar esa identificación mediante alguna profesión, producto o servicio, provocando que tal o cual rasgo sea relacionado de inmediato con un grupo social, por ejemplo el estereotipo de la bata blanca en médicos o científicos, que nos hacen pensar en que las personas que las portan, ejercen cualquiera de esas profesiones, siendo en realidad, que dicha prenda es usada por más tipos de profesionales, como es el caso de carniceros y trabajadores de algunas industrias. Si lo analizamos desde este punto de vista podemos darnos cuenta que estamos siendo bombardeados siempre por estereotipos de manera consciente e inconsciente.

Existen diversos tipos de estereotipos, uno de los principales son los estereotipos de género, los cuales están relacionados a las actividades que pueden o no, realizar hombres y mujeres, los estereotipos, sociales que se refieren a cómo percibe o cómo juzga una sociedad ciertas conductas basándose en características como el nivel socioeconómico, estilo de vida, edad, etc. tenemos los estereotipos culturales que se refieren a las costumbres, tenemos también los estereotipos raciales, mismos que consisten en resaltar rasgos particulares de alguna región, país o etnia.

¿Se puede romper con los estereotipos? Aunque como mencionábamos previamente existen estereotipos muy arraigados, por lo que tienen mucha influencia en nuestra forma de pensar, haciendo que en la mayor parte de las ocasiones hagamos juicios rápidos y con poco análisis (prejuicios), sobre de personas o grupos específicos, aunque también se debe de destacar que muchos de ellos se pueden modificar, porque pueden caer en desuso.

Ejemplo de estereotipo

Ejemplos de estereotipos

Se tienen estereotipos respecto a las personas que viven en algún lugar en particular, como es el caso de los mexicanos, a quienes se les suele imaginar de piel morena, bigote, de estatura baja y regordetes, con vestimentas que bien pueden ser sombrero de paja y vestidos con sarapes, calzando huaraches, que son estereotipos muy exagerados y que han sido fomentados por películas, series de televisión e historietas, y que han permeado en la mente colectiva de varios pueblos del mundo, precisamente por los bombardeos de información referentes a ese estereotipo en particular. Siendo en la realidad que en México existen variedades étnicas que no se ajustan a las descripciones estereotipadas, como es el caso de varias etnias indígenas, población de origen africano, asiático o europeo, así como la mestiza que difiere bastante de ese estereotipo. De la misma manera la vestimenta actual así como la tradicional (y aún las vestimentas típicas locales), difieren bastante con respecto a ese estereotipo.

Otro estereotipo cultural que suele existir en la mente de varias personas, es el de que pueblos como los africanos o los oriundos de américa, son todos “pueblos arcaicos” y tecnológicamente o culturalmente atrasados, siendo en la realidad que en muchos casos varios pueblos de estas regiones, han sido culturalmente más avanzados que sus coetáneos europeos, como son ejemplo los mayas, olmecas y aztecas en México, los incas en sur américa o Egipto en áfrica, que, ya sea tecnológicamente o culturalmente fueron más avanzados que sus coetáneos de regiones como el norte de Europa (Inglaterra u Holanda por ejemplo).

Otro ejemplo de estereotipo es el de la belleza, el cual ha ido cambiando a través de los tiempos, por ejemplo durante un periodo histórico, el estereotipo de belleza era la mujer griega, “la belleza clásica”, de proporciones armónicas que suele plasmarse en las esculturas de la época, más recientemente en varios países árabes, el estereotipo de belleza eran las mujeres de ojos oscuros y cabellera obscura y larga, cambiando este estereotipo en la actualidad, a mujeres esbeltas, rubias y con curvas muy marcadas, durante los años cincuenta del siglo XX, pasando luego a mujeres muy esbeltas y altas como las modelos de la actualidad, rallando incluso en un estereotipo que va en contra de la naturaleza del cuerpo humano, que ha causado como consecuencias adversas, que desembocan en perjuicios en la salud y la vida de la juventud, ya que esa juventud pretende alcanzar ese estereotipo artificial de belleza, dejando de comer (anorexia), haciendo ejercicios desmedidos (Vigorexia) y otros trastornos mentales obsesivos compulsivos.

Otro estereotipo es el que suele plasmarse en películas, caricaturas e historietas, referente a los personajes “malos”, quienes suelen vestir de ciertas maneras, o realizar ciertas poses, gestos, u ademanes, así como decir ciertas frases o discursos, (homologaciones), estereotipos con los que las personas fácilmente identifican al “malo”, de una película, serie, caricatura, historieta u obra teatral.

¿Cómo ubicamos a una mujer casada y con hijos? Ama de casa, tierna, abnegada, paciente, trabajadora.

Si vemos por la calle a un grupo de jóvenes con tatuajes, no estudian, no trabajan, son vagos, e incluso preferimos alejarnos de ellos.

Otro estereotipo relacionado con las profesiones, es el de que todos los políticos son corruptos.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

   
Por : Morris

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet