Inicio » Literatura » Narrador omnisciente

Ejemplo de Narrador omnisciente

En literatura existen distintos tipos de narradores, el narrador personaje, el narrador deficiente, el narrador protagonista, y por supuesto el narrador omnisciente.

El narrador omnisciente es aquel que conoce a detalle todo lo que ocurre en la historia, conoce perfectamente bien a todos los personajes y todo lo que sucede y sucederá a lo largo de la trama. El narrador omnisciente es una especie de “dios”, debido a que sabe más incluso que los propios personajes y que el lector de la historia. El narrador omnisciente no participa en la historia, es decir, no se relaciona con los personajes, y es el encargado de dar a conocer al lector todo lo que va pasando en la trama, e incluso llega a ocultarle información.

Ejemplos de textos con narrador omnisciente:

1. Era un día lluvioso. Laura caminaba por la calle Recoletos, como lo hacía todos los días al volver a su casa después de un largo día de trabajo. Todo parecía normal, era un día común y corriente, o eso era lo que Laura creía. Lo que ella no sabía es que ese día su vida iba a cambiar por completo. 

2. Pedro y Pablo no se conocían, ese día sus vidas se iban a cruzar por primera vez y a partir de ese momento se harían grandes amigos. Se encontraron en la fila del banco, ambos habían tenido un día muy pesado, y muchos problemas en su interior. Como la fila era tan larga, tuvieron mucho tiempo para conversar, hicieron una gran química e intercambiaron contactos.

3. Érase una vez en un pueblo muy pequeño, un niño que vivía con sus papás y sus dos hermanos. Su nombre era Juan y le encantaba volar cometas.

4. Esta es la historiad e María, una niña muy educada y estudiosa que vivía con su mamá y sus hermanas. Un día ella fue a la escuela y le preguntó a su maestra qué se necesitaba para tener todo el dinero del mundo, a lo que su maestra contestó que eso se consigue trabajando muy duro, pero que lo más importante en la vida no es el dinero, sino el amor de su familia y amigos. A partir de ese día, María valoró más el amor de su madre y hermanas, pero también se propuso trabajar muy duro todos los días para tener más dinero de grande y poder comprarle una casa a su madre.

5. Érase una vez una patita que tenía ocho hijos. A todos los cuidaba y quería por igual, pero Larry era su consentido por ser el más inteligente y sensible de todos. Todos los días les leía cuentos y les preparaba pasteles. Los ocho patitos eran muy felices y siempre ayudaban a su mamá con los deberes.

6. Martha vive en un pueblo muy pequeño de Italia en compañía de su mamá, Dora. Martha va a la escuela todos los días mientras su mamá trabaja, por las noches se reúnen en casa y disfrutan de una deliciosa cena, mientras conversan acerca de su día.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2015

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet