Inicio » Literatura » Acento Musical

Ejemplo de Acento Musical

En poesía, las sílabas que se pronuncian con más fuerza en un verso, son las sílabas tonales. La combinación de estas sílabas tonales en los versos de cada estrofa, es la que determina la cadencia y musicalidad del poema. A esta acentuación se le conoce como acento musical, acento tonal o acento melódico.

En el arte de la poesía, el acento musical se logra al acomodar las palabras dentro de un patrón de ritmo constante, que muchas veces coincide con la rima, y en el cual, las sílabas acentuadas ocupan aproximadamente el mismo lugar en cada verso, determinando la musicalidad de la estrofa. Este cambio de tono se logra de dos maneras. La primera, es por medio de la acentuación silábica propias de las palabras; la segunda, por medio de signos ortográficos, tales como la exclamación o la interrogación.

Cabe destacar que el acento melódico o musical es característico de lenguas típicamente tonales donde las sílabas tienen una entonación independiente, como el griego antiguo, el sánscrito, el croata, el serbio, el bosnio, el sueco, el japonés, y varios dialectos como la lengua Wu, de china y algunas lenguas indígenas americanas.

En el caso del español, el acento musical, melódico o tonal, se asimila al acento prosódico pues coinciden en su función de variar el tono.

Ejemplo de acento musical:

(La sílaba acentuada está en negrilla y cursiva)

Cuán lejos estoy de mi hogar,

¡Yo!,  en un recóndito lugar,

¡No!. Puedes aún soportar,

Acre encomienda aguantar.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet