Inicio » Escritos » Discurso Motivacional

Ejemplo de Discurso Motivacional

Un discurso motivacional es aquel que se dirige a un grupo para animarlos en sus actividades, dándoles a conocer la importancia de su trabajo y esfuerzo para alcanzar los fines de la organización o comunidad a la que pertenecen, la necesidad del trabajo en equipo y la búsqueda del crecimiento personal.

Generalmente están redactados con frases en sentido positivo, evitando el uso de las palabras No, nunca, etc., excepto cuando se usan para contraponer una idea negativa con una idea positiva que será el camino a seguir.

También es común el fijar el crecimiento individual como parte integrante e importante de un todo, encaminado a lograr un objetivo común y por lo tanto, que cada persona desarrolle confianza en sí misma. Se resalta que este crecimiento personal se logrará con muchos mejores resultados mediante el trabajo en equipo, que también permitirá alcanzar con mayor eficiencia y menos esfuerzo los fines propuestos y los que se marcan como metas a alcanzar.

Otra característica es el concebir los obstáculos y errores, no en el sentido de tropiezos en la actividad que se desarrolla, sino como oportunidades para la mejora constante de la organización, el crecimiento personal y la eficiencia del grupo de trabajo al que se pertenece.

Ejemplo de discurso motivacional:

A nuestros jóvenes redactores:

Hace más de dos mil años, el filósofo Platón dijo: “Largo y tedioso es el camino por medio de teorías, breve y eficaz por medio de ejemplos”.

Ahora, más de dos milenios después, nos hemos propuesto hacer realidad, aunque sea en parte, esta máxima, proporcionando a todo aquel que anhela el conocimiento, una explicación, la teoría, y un ejemplo práctico de un tema del vasto campo del conocimiento humano.

Y es aquí dónde su trabajo, estimados compañeros redactores, cobra vital importancia. Su colaboración y experiencia en la redacción ayudará a lograr nuestros objetivos, haciendo de un tema complicado, una explicación lo más sencilla y asequible para cualquier persona.

Cada uno de ustedes tiene un campo donde sabe más y se sentirá más cómodo. Pero les pediremos que escriban sobre temas sobre los que ignoran casi todo. “Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas” dijo alguna vez Albert Einstein. Deseamos que nuestras explicaciones sean sencillas, por ello, les pediremos que escriban sobre temas que no conocen. Sabemos que preguntarán, aprenderán y luego redactarán. “No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela”, dijo también Einstein. Y eso es lo que esperamos de ustedes: una explicación clara, con palabras sencillas, sobre un tema complejo, que pueda comprender incluso nuestra abuelita.

Pregunten a sus compañeros. Dos o tres cabezas piensan mejor que una.

Compartan lo que saben, porque es lo mejor que podemos dar. Dijo Sócrates: “Sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia”.

Corrijan con caballerosidad y mesura. Acepten las críticas y correcciones con modestia y afabilidad. Nadie es perfecto y todos estamos expuestos a cometer errores, por descuido o por ignorancia. Evitemos la cerrazón y hagamos de cada error y de cada corrección una oportunidad para mejorar en nuestro trabajo, para nuestro crecimiento personal y para contribuir al crecimiento de nuestros compañeros.

Como ya saben, el objetivo fijado es crear 1,000 entradas durante este año. Confiamos en Ustedes. Confiamos en su conocimiento, en su afán de superación y en su trabajo de equipo. Pero sobre todo, confiamos en su pasión. Su pasión por aprender y transmitir lo aprendido. Su pasión por lograr el objetivo. Su pasión por hacer de lo complicado, algo sencillo.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet