Inicio » Literatura » Características de la Tragedia

Características de la Tragedia

La tragedia es un género literario y teatral originario de la antigua Grecia, pues forma parte del género dramático, posee un estilo elaborado en el que los personajes principales se enfrentan a destinos inefables o inevitables y generalmente funestos, en contra de los designios del destino o de los dioses, aunque también hay tragedias denominadas de sublimación en las que el protagonista por medio de sus virtudes, (fuerza, valor, compasión, entereza, templanza, etc.), se enfrentan a las adversidades y obstáculos que se atraviesan en su camino, logrando salir adelante, provocando la admiración del lector o espectador.

También se denominan como tragedias, a los diversos sucesos catastróficos, como accidentes, fenómenos naturales destructivos, terremotos, tornados, huracanes, así como incendios, inundaciones, y diversos accidentes, de consecuencias fatales, para los seres humanos, y sus bienes.

Algunas Características de la Tragedia:

Las tragedias se originaron como representaciones religiosas, pasando a ser luego representaciones teatrales de diversa temática; al extenderse los ámbitos en los que se desenvuelve la tragedia, comienzan a enfocarse en los ámbitos de la política y de lo social, y transformándose en un género por sí mismo, que abarca tanto teatro como literatura.

Uno de los ejes centrales de las tragedias es, el restablecimiento de un “orden”, lo que se hace por medio de diversas experiencias dolorosas, que se suceden dentro de la trama, como en el caso de la tragedia Edipo rey, en donde el orden familiar fue roto, de manera que el destino, cruelmente “reajusta el orden”, mediante diversas calamidades e infortunios que procuran dejar al espectador una lección sobre la moralidad, el respeto a los dioses, o sobre la mente humana.

Entretenimiento.- Como otras manifestaciones del pensamiento humano, está encaminado a entretener, siendo así, desde que se “instituyó” como un género teatral desligado de los ámbitos religiosos, una de las manifestaciones culturales que el hombre ha usado para dar cabida al “esparcimiento” mediante la distracción de la cotidianidad, que le proporciona este tipo de entretenimiento.

Infortunio.- Es característico de la tragedia que el personaje principal o los personajes principales, padezcan infortunios, ya sea en el amor, o en cualquier ámbito en el que se desenvuelva el personaje, como por ejemplo en los casos en que la trama trata sobre viajes por el mar, en donde el infortunio desemboca en el naufragio de la embarcación, o cuando un personaje sufre un accidente, que le causa algún daño permanente, y diversas desgracias que le suceden al protagonista o a sus seres queridos dentro de la trama.

Uso didáctico.- Desde la antigüedad las tragedias se han usado para la enseñanza de valores como la moral, valores familiares, respeto (a los dioses, a los gobernantes, a los padres, a la sociedad, así como a las tradiciones), mediante el uso de ejemplos visibles en la literatura o en las obras teatrales. Por ejemplo en donde por una desobediencia o irrespetuosidad hacia un dios o a la moral, el personaje en cuestión dentro de la trama, recibe un “castigo” que es producto de sus malas acciones o decisiones.

Crítica.- Aun y cuando muchas obras se enfocaban a inculcar valores, es frecuente el uso de este género, para hacer críticas a personajes públicos, ya sean estos gobernantes, gente acaudalada, o gente común, y además haciendo crítica de los usos y costumbres de la sociedad en la que se vivía, esto fue muy usado en la tragedia griega, en donde se acostumbraba hacer alusión a las personas públicas, (reyes, generales, etc.).

Exploran la mente humana.- En este género, se hace una exploración de las diferentes facetas del ser humano, tanto desde el punto de vista espiritual, como desde el punto de vista psicológico, ya que se expresan dentro de ella diversas facetas de la mente humana, explorándose desde los sentimientos de amor, temor, odio, miedo, alegría, locura, tristeza, euforia, vergüenza y orgullo, hasta los pensamientos que la mente humana reprime, como el incesto,(Edipo rey), el asesinato, el robo, o diversas desviaciones sexuales.

Sobrenaturalidad.- En las obras clásicas (Griegas y Romanas), la tragedia tiende a poseer tintes sobrenaturales, teniendo intervenciones frecuentes de los diversos dioses, así como de otros seres como espíritus, fantasmas, o animales fantásticos. Esto se conservó hasta cierto grado en las obras de tintes trágicos de tiempos posteriores, por lo que es común encontrar en obras trágicas actuales la intervención de un ser o ente sobrenatural, ya sea este un fantasma (como en el Hamlet de Shakespeare) u otra clase de ser.

Desenlace.- En la mayoría de las tragedias, el desenlace o fin de la obra teatral o escrita, por lo común termina en un suceso fatal; el protagonista sufre diversas calamidades e infortunios, que denotan la predestinación del destino, el cual es ineludible, a pesar de los esfuerzos que haga el protagonista para eludirlo, excepto en algunas tragedias modernas que tienden a suprimir el desenlace trágico por excelencia, por finales en los que el protagonista obtiene aquello que busca o desea, luego de haber sobrellevado las vicisitudes del destino trágico.

Historia.- La tragedia tiene su origen en las representaciones religiosas griegas, que hacían en honor al dios Dionisio (Baco para los romanos), en ellas se representaba su vida, muerte y resurrección, pasando posteriormente a ser representaciones sobre temáticas comunes y actuales de la época, como las vidas de los demás dioses y de los reyes, evolucionando a ser poco a poco representaciones de la vida del hombre, con marcadas connotaciones espirituales, psicológicas, y didácticas. En las representaciones trágicas, (como en el resto del teatro griego), se hacía uso de máscaras, en las que se dibujaban expresiones de miedo, burla, alegría y demás sentimientos humanos.

Pasado el tiempo la tragedia se fue transformándose en un género literario y teatral propiamente dicho, siendo algunos de los primeros autores de este género Tespis, Frínico, Quérilo, y Prátinas, y tomando fama autores como Esquilo, Sófocles, y Eurípides, y ya en tiempos más cercanos a nosotros autores como Arthur Miller Goethe, Voltaire, o William Shakespeare entre otros.

Algunas tragedias antiguas griegas:

Áyax, Antígona, Las Traquinias, Edipo Rey, Electra, Filoctetes, Edipo en Colono, Alcestis, Medea, Hipólito, Los Heráclidas, Las Troyanas, Andrómaca, Hécuba, Las Suplicantes, Ifigenia entre los Tauros, Electra, Helena, Heracles, Orestes, Ifigenia en Áulide, Las Bacantes, y El Cíclope.

Otras tragedias hechas en tiempos más recientes:

Macbeth, Otelo, Romeo y Julieta, y Todos eran mis hijos, de William Shakespeare y Arthur Miller respectivamente.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet