Inicio » Redacción » La poesía: Terceto

Ejemplo de La poesía: Terceto

continuidad
Vives en lo que pienso, en lo que digo, y con vida tan honda que no hay centro, hora y lugar en que no estés contnigo; pues te clavó la muerte tan adentro del corazón filial con que te abrigo que, mientras más te busco, más te encuentro.
(Jaime Torres Bodet, Sonetos, 1949)
(Riman los versos lo., 3o., 5o., y 2o., 4o., 6o.) Otro ejemplo:
el fantasma   "
Blancas y finas, y en el manto apenas
visibles, y con aire de azucenas,
las manos —que no rompen mis cadenas.
Azules y con oro enarenados
como las noches limpias de nublados,
los ojos —que contemplan, mis pecados.
(Salvador Díaz Mirón, Lascas, 1901)
(Cada uno de estos tercetos, iniciales de la serie de seis que integran la composición díazmironiana, tiene consonancia propia.)

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por: Luffy

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet