Inicio » Redacción » Procesos de la narración: El desenlace

Procesos de la narración: El desenlace

E! desenlace es el término a que llega la acción y, por consiguiente, la parte en que se despeja la incógnita de los hechos que han ocurrido sucesivamente en el desarrollo de la trama. Los más de los narradores prefieren un final suave a uno estridente. Acrecienta el interés del lector el acabar sin acabar realmente, ya que a su imaginación se deja la interpretación posible y futura del asunto. Sin embargo, el desenlace no debe ser demasiado inesperado ni intuido claramente. La moderación es norma en cuestiones literarias.
Fijemos la atención en este desenlace suave que nos ofrece Somerset Maug-ham en Servidumbre humana:
—"¿Te casarás conmigo, Sally?
La muchacha no se movió. No apareció ninguna señal de turbación en su rostro, pero no le miró mientras respondía: —¿No lo deseas?
—¡Oh!, desde luego que me gustaría tener una casa mía. Y ya es tiempo de que piense en acomodarme.
Philip sonrió. La conocía bastante ahora y no se asombró de su respuesta. —Pero, ¿no quieres casarte precisamente conmigo? ?—No me casaría con ningún otro. —Entonces estamos de acuerdo.
—Mamá y papá se sorprenderán mucho, ¿no te parece?
—¡Soy tan feliz!
—¿Vamos a almorzar?
—¡ Querida!
Sonrió, le cogió la mano y se la estrechó. Se levantaron y salieron de la Gallery. Detuviéronse un momento junto a la balaustrada y dirigieron la vista a Trafalgar Square. Coches y ómnibus corrían en todas direcciones, la multitud pasaba presurosa y el sol brillaba." [Cfr. Bibliografía complementaria N? 36)
Seleccioné este otro desenlace sencillo y tranquilo que encontré en Bel Ami, de Guy de Maupassant:
"Cuando llegó al umbral, vio ante sí la masa negra y rumorosa de la multitud que había acudido allí por él, Jorge Du Roy. El pueblo de París lo contemplaba y lo envidiaba.
Luego, alzando los ojos, vio a distancia, al otro lado de la plaza de la Concordia, la Cámara de los Diputados. Y le pareció que iba a saltar desde el pórtico de la Magdalena hasta el pórtico del Palacio Borbón.
Lentamente bajó los peldaños de la alta escalinata, entre dos filas de espectadores. Pero él no los veía. Su pensamiento volvía atrás, y/ante sus ojos, deslumhrados por el resplandor del sol, flotaba la imagen íjdef W señora de Marelle, arreglándose ante el espejo los ricillos de las simes, qua aempre tenía alborotados al salir de la cama." (Cfr. Bibliografía comple)ip?pl^j||ijjfi9 37)

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por: Luffy

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Comentarios:

  1. Sería dificil narrar con verguenza.
    Por ana celine chestaro 10.19.11 a las 17:42:43

Deja un comentario

Tweet