Ejemplo de Virtudes

Inicio » Cultura y sociedad » Virtudes
Autor: Redacción Ejemplode.com.

Las virtudes (del latín virtus, virtutis) son ciertos valores, cualidades o modos de proceder que se relacionan con el actuar correcto de las personas a partir de ideales relacionados con el bien, como el amor, la bondad, la justicia, el valor, etc.

Las virtudes, entonces, tienen un carácter sumamente positivo que se relaciona con el razonamiento humano y a la vez con la bondad humana.  Se dice que una persona es virtuosa cuando sus acciones, las decisiones que toma y la forma en la que enfrenta su vida se rigen por un actuar moral, que busca un bien individual y a la vez colectivo. También se le llama virtuoso a alguien que tiene mucho valor, integridad y fuerza en su vida; una persona que es fiel a sus ideales y a su persona.

Las virtudes se oponen al vicio, a las cualidades o valores negativos que se rigen por el mal o el daño a los demás o a uno mismo. Los vicios implican una falta de moral o de rectitud en el actuar, una falta de equilibrio, de templanza y de razonamiento, que son centrales en las virtudes.

La palabra virtud también hace referencia a la cualidad que tienen ciertos objetos, actividades o alimentos para mantener o beneficiar la salud de una persona. Es decir, una práctica, cierta comida, cierta hierba o planta pueden tener la virtud de la salud. Por ejemplo: se dice que las zanahorias tienen la virtud de mejorar la vista; el aceite de almendras tiene la virtud de mejorar la textura de la piel, el pescado tiene la virtud de ser un alimento saludable para el ser humano, el ejercicio físico tiene la virtud de mantener al cuerpo saludable, etc.

Virtudes intelectuales o virtudes del pensamiento

Estas virtudes son aquellas que se relacionan con el razonamiento o la inteligencia humana. Con la capacidad de discernir, de evaluar una situación y enfrentarla. Las virtudes intelectuales dejan de lado las emociones, los sentimientos, los deseos y los instintos, y se centran en la razón, el pensamiento y la lógica.  Se consiguen por medio de la enseñanza y el aprendizaje.

La finalidad última o principal de las virtudes intelectuales es el acercamiento a la verdad; una verdad que permita reflexionar para actuar de la forma más razonable posible. Estas virtudes pueden llevar a la plenitud de la inteligencia y el razonamiento humano en relación con un actuar moral (llegar a una verdad respecto al bien).

Algunos ejemplos de virtudes intelectuales son:

  • La sabiduría. La virtud de conocer la verdad de las cosas, sus causas.
  • La prudencia. La virtud de actuar de forma razonable, sin excesos, y evaluando cada situación para actuar con sensatez y de forma correcta según la moral. Esta virtud es también considerada moral porque abarca tanto el aspecto intelectual como el del bien obrar.
  • La técnica. La virtud de elaborar o fabricar cosas a partir del razonamiento y el conocimiento de la verdad.

Virtudes morales

El concepto de virtud moral está estrechamente ligado con el de norma moral. Se refiere a las acciones consecutivas o costumbres que una persona realiza para obrar bajo un ideal del bien sin que de por medio exista une ley jurídica que lo obligue. Más bien, una persona se rige bajo virtudes morales cuando sus costumbres y hábitos se basan en el bien y responden a los ideales y valores propios de la persona; una virtud moral es una forma de bien obrar por el simple hecho de hacer lo correcto y lograr una plenitud individual y social. Las virtudes morales se consiguen con la práctica y la repetición constantes.

Algunos ejemplos de virtudes morales son:

  • La bondad. La virtud de obrar para hacer el bien a los demás, de ser apacible, tranquilo y amable con las personas.
  • La honestidad. La virtud de obrar con rectitud y veracidad. Ser justo y razonable con los demás.
  • El respeto. La virtud de ser considerado con los demás. Ser tolerante y buscar no dañar la integridad de las demás personas.
  • La solidaridad. La virtud de tener empatía hacia los demás y apoyarlos en las diversas situaciones, dificultades y tareas que enfrenten.

El perdón es una virtud.

Virtudes cardinales

Las virtudes cardinales son las virtudes morales consideradas como principales o fundamentales. Son costumbres o formas de obrar que buscan hacer el bien; que una persona actúe de forma correcta según valores bondadosos y justos que se alejen del vicio o del mal. Una persona que se rige con virtudes cardinales logrará una plenitud moral. Las virtudes cardinales son las siguientes:

  • Templanza. Se relaciona con actuar con moderación cuando se satisfagan los deseos o necesidades corporales; con controlar las pasiones y las emociones y no dejarse llevar por ellas sino por la razón y así lograr un equilibrio.
  • Prudencia. Se relaciona estrechamente con el respeto; con proceder de forma cuidadosa y equilibrada. Es saber cuándo algo es bueno y cuando algo es malo y actuar de forma correcta: seguir lo que es bueno y huir de lo malo.
  • Fortaleza. Se relaciona con obrar con fuerza y valor; enfrentar las situaciones siempre teniendo en cuenta el bien sin dejarse llevar por el temor.
  • Justicia. Se refiere a la virtud de que cada uno obtenga lo que se merece o lo que le corresponde.

Virtudes teologales

Se les llama así a tres virtudes religiosas que tienen como objetivo obrar bien conforme la voluntad de Dios. El respeto a Dios es central en estas virtudes. Son virtudes que se oponen al pecado y que buscan la rectitud física y espiritual. Se considera que estas virtudes son dadas al hombre por voluntad divina. Las virtudes teologales son las siguientes:

  1. Fe. Es la virtud de reconocer y respetar la existencia de Dios.
  2. Esperanza. Es la virtud de confiar y esperar la llegada de la vida eterna.
  3. Caridad. Es la virtud de amar a Dios y al prójimo.

30 ejemplos de virtudes

  1. La valentía. Es la virtud de ser valiente, de mostrar valor y mantener una resistencia física y emocional al enfrentar una situación adversa.
  2. La amabilidad. Es la virtud de ser afectuoso con los demás; de dar un trato respetuoso y agradable, sin ser ofensivo o tosco.
  3. La entereza. Es la virtud de mantener un ánimo estable y fuerte ante situaciones difíciles. Es, además, la virtud de ser recto y guardar la disciplina en el obrar.
  4. El perdón. Es la virtud de remitir o eximir a alguien que nos ha infringido una ofensa, un delito o cualquier tipo de perjuicio.
  5. La gratitud. Es la virtud de agradecer y tener en consideración lo que los demás hacen en beneficio nuestro; asimismo, corresponder o retribuir de alguna manera este beneficio.
  6. El autocontrol. Es la virtud de moderar cualquier deseo, impulso o pasión.
  7. La justicia. Es la virtud de ser equitativos con los demás; de otorgarle a cada persona lo que merece o le pertenece.
  8. La humildad. Es la virtud de aceptar nuestros propios defectos, errores y limitaciones; reconocerlos ante los demás.
  9. La gentileza. Es la virtud de actuar bien con los demás, de ser corteses, atentos y educados en nuestra convivencia con cualquier persona.
  10. La perseverancia. Es la virtud de no rendirse ante alguna dificultad o problema, sino ser constantes hasta lograr los objetivos que nos proponemos.
  11. La sencillez. Es la virtud de actuar de forma natural, sin exageraciones o falsedades.
  12. La tolerancia. Es la virtud de respetar y aceptar las diferencias de las demás personas (opiniones, creencias, etc.).
  13. La obediencia. Es la virtud de cumplir con las exigencias o mandatos de una persona o una ley a la que le debamos respeto.
  14. La piedad. Es la virtud de ser compasivos con los demás, de tenerles misericordia a pesar de que nos hayan hecho daño. Se relaciona con el perdón.
  15. La lealtad. Es la virtud de ser fiel con los demás, de no traicionar y cumplir nuestra palabra y el respeto que le debemos a alguien.
  16. La puntualidad. Es la virtud de obrar en el tiempo en el que se debe obrar.
  17. La moderación. Es la virtud de obrar con sensatez, sin excederse, basándose en la razón y no en las pasiones.
  18. El recato. Es la virtud de obrar de forma cautelosa y reservada, sin excesos o vanidades.
  19. La disciplina. Es la virtud de ser constantes y perseverantes para obrar de forma correcta, así como de respetar y acatar los lineamientos y las leyes.
  20. La modestia. Es la virtud de obrar de forma moderada tomando en cuenta lo que nos corresponde, nuestras capacidades y limitaciones.
  21. La sensatez. Es la virtud de reflexionar y evaluar cada situación para obrar de forma adecuada, justa o prudente según el caso.
  22. El buen juicio. Es la virtud de tener un juicio recto, justo, equitativo y bondadoso.
  23. La generosidad. Es la virtud de otorgar a los demás de lo que nosotros tenemos, sin miramientos y buscando el beneficio de las personas.
  24. La cordialidad. Es la virtud de ser amable y afectuoso con los demás.
  25. La equidad. Es la virtud de otorgar a las personas lo que merecen, así como tomar una decisión o seguir algo a partir de un ideal de justicia.
  26. La rectitud. Es la virtud de obrar de manera razonable, con una moral justa y persistente que se doblega difícilmente.
  27. La fidelidad. Es la virtud de ser leal con los demás, de respetar las obligaciones que se tienen según el caso.
  28. El compañerismo. Es la virtud de actuar de manera bondadosa y justa con los compañeros.
  29. La sinceridad. Es la virtud de decir la verdad o actuar de manera verdadera, acorde a nuestros principios.
  30. La paciencia. Es la virtud de actuar de modo tolerante, así como de esperar y afrontar las situaciones sin desesperación.

Citado APA: (A. 2017,04. Ejemplo de Virtudes. Revista Ejemplode.com. Obtenido 04, 2017, de https://www.ejemplode.com/49-cultura_y_sociedad/4471-ejemplo_de_virtudes.html)

Búsqueda:

Comentarios:

  1. Super, ésta página viene todo muy bien definido y se entiende muy bien.
    Por karen monserrat torres 01.29.19 a las 3:54:52
    1. Es muy didáctico y fácil de entender, jamás pensé que había tantas virtudes.
      Por Teresa Marlene Yépez Ramírez 03.13.18 a las 10:42:19

      Deja un comentario


      Acepto la política de privacidad.