Elementos de la narración: La acción

Inicio » Redacción » Elementos de la narración: La acción
Autor: Redacción Ejemplode.com.

Sin él movimiento emotivo, no se cóncible ürta^iía-rración. Se dao antecedentes de una situación conflictiva, con los cuales basta para que se v^ya desarrollando gradualmente, hasta llegar a un desenlace que completa la narración.
La acción no debe confundirse con movimiento físico o con agitación; se trata de movimiento de profundidad psicológica. El movimiento intrascendente es propio de las novelas de aventuras de poca calidad, que sólo buscan amplia difusión con fines meramente comerciales.
Juan Rulfo, en El llano en llamas, nos presenta un ejemplo bien logrado de acción narrativa:
"¡Viva Petronilo Flores!"
El grito se vino rebotando por los paredones de la barranca y subió hasta donde estábamos nosotros. Luego se deshizo.
Por un rato, el viento que soplaba desde abajo nos trajo un tumulto de voces amontonadas, haciendo un ruido igual al que hace el agua crecida cuando rueda sobre pedregales. En seguida, saliendo de allá mismo, otro grito torció por el recodo de la barranca, volvió a rebotar en los paredones y llegó todavía con fuerza junto a nosotros:
"¡Viva mi general Petronilo Flores!"
Nosotros nos miramos.La Perra se levantó despacio, quitó el cartucho a la carga de su carabina y se lo guardó en la bolsa de la camisa. Después se arrimó a donde estaban ''los Cuatro" y les dijo: "¡Síganme, muchachos, vamos a ver qué toritos toreamos!" Los cuatro hermanos Benavides se fueron detrás de él, agachados: solamente la Perra iba bien tieso, asomando la mitad de su cuerpo flaco por encima de la cerca.
Nosotros seguimos allí sin movernos. Estábamos alineados al pie del lienzo, tirados panza arriba, como iguanas calentándose al sol.
La cerca de piedra culebreaba mucho al subir y bajar por las lomas, y ellos, la Perra y "los Cuatro", iban también culebreando como si fueran con los pies trabados. Así los vimos perderse de nuestros ojos. Luego volvimos la cara para ver otra vez hacia arriba y miramos las ramas bajas de los amóles que nos daban tantita sombra. . ." (Cfr. Bibliografía complementaria, N? 50)
Erich María Remarque imprime hondo sentido humano a todo lo que viven y hablan sus personajes; permitámosle narrarnos un acontecimiento de su obra Sin novedad en el frente:
"Se hincan los hierros en la tierra con intervalos regulares. Van siempre dos hombres sosteniendo un rollo, otros devanan el alambre de púas, el asqueroso alambre de púas largas, espesas. He perdido la costumbre de devanar y me hiero la mano.
Horas después, hemos concluido. Pero aún hay tiempo hasta que lleguen los camiones. Casi todos se acuestan y duermen; yo también lo intento; pero hace demasiado frío. Se advierte que estamos relativamente cerca del mar, y el frío lo despierta a uno. Hasta que al fin me duermo.
Y de repente me despierto sobresaltado: me veo lanzado a la altura: no sé dónde estoy. Estoy viendo las estrellas, los cohetes, y un instante tengo la sensación de haberme dormido en un jardín durante una fiesta. No sé si amanece o anochece; me veo tendido en una cuna pálida, entre dos luces; espero unas tiernas palabras, que van a sonar ahora, unas tiernas y dulces palabras. .. ¿Estoy llorando?
Me toco los ojos. . . ¡Qué raro! ¿Soy un niño? Una piel suave. .. Esto sólo dura un momento; reconozco la silueta de Katczinsky, que está sentado tranquilamente; el veterano, que fuma su pipa, desde luego una pipa cor tapa. Cuando ve que estoy despierto, me dice: „ , ;
—Buen susto te llevaste. No era más que una espoleta. Allí se metió, en aquellos arbustos.
Me siento. Tengo la impresión de hallarme completamente solo. Bien está que Katczinsky se halle cerca de mí. Está mirando, pensativo, hacia el frente. Dice:
—Bonitos fuegos artificiales, si no fueran tan peligrosos. . ." {Cfr. Bibliografía complementaria. N9 45)

Citado APA: (A. 2010,05. Elementos de la narración: La acción. Revista Ejemplode.com. Obtenido 05, 2010, de https://www.ejemplode.com/44-redaccion/1117-elementos_de_la_narracion:_la_accion.html)

Búsqueda:

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.