Cuento romántico

Inicio » Literatura » Cuento romántico
Autor: Redacción Ejemplode.com.

El cuento es un género literario compuesto por narraciones breves con temas variados, que se difunden de manera verbal o escrita, y que cuenta con tres partes básicas: una introducción de los personajes, un desarrollo de la historia y un desenlace o conclusión. Los subgéneros del cuento más populares son: cuento de hadas, de suspenso, de humor, histórico, romántico, de ciencia ficción, policíaco, de terror, etcétera. A continuación hablaremos en específico de los cuentos románticos; éstos, como el resto de los subgéneros, forman parte de la cultura de una población, de ahí destaca su importancia.

Cuando hablamos de cuentos románticos no nos referimos solamente a historias que hablen de amor y enamorados, sino que es un género en dónde se exponen las emociones humanas. De hecho, en la creatividad literaria el abanico de opciones es tan amplio, que puede haber diferentes enfoques y temáticas de estos cuentos, que van desde románticos de amor, hasta románticos de aventura, pasando por los cuentos románticos humorísticos,  fantásticos, moralistas, etc.

Las caracterícas específicas principales de los cuentos románticos son:

  • Narración sencilla y breve, lineal sin subtramas.
  • La tendencia a la emoción sobre la razón, el instinto sobre la lógica.
  • Manifiestan de ilusiones y deseos; al mismo tiempo que manifiestan miedo y desesperación.
  • Orientación a la igualdad y equidad, sobre la percepción religiosa o patriótica, además de estar fuertemente inspirados en las fuerzas de la naturaleza, y dar gran importancia a este punto (la descripción de los paisajes y ambientaciones naturales suelen cobrar importancia)
  • Expresión del ego en plenitud.
  • De hechos imaginaros que en ocasiones pueden incluir hechos o personajes fantásticos.

Es importante no confundir este género con las novelas, aunque puede ser un cuento extenso y caer en confusión. La novela, por su parte, cuenta con otras características específicas distintas: es de una extensión más amplia, puede basarse en la realidad, cuenta con mayor cantidad y complejidad de personajes, y cuenta con subtramas que incita al lector a continuar con la obra.

El auge de los cuentos románticos y la consolidación del género se dio en el siglo XIX, concretamente en los años 30; nace con el movimiento del Romanticismo, sin embargo permanece al día de hoy como una subcategoría de los cuentos.

El romanticismo (1790-1840) se caracterizó por el culto a los sentimientos y la inclinación y fascinación por la sensibilidad y la sensualidad. En literatura, el Romanticismo dio paso al realismo (segunda mitad del siglo XIX). Los principales exponentes del Romanticismo por países son:

  1. Alemania: Johann Wolfgang Goethe (1749-1832) autor de “Fausto”.
  2. Francia: Víctor Hugo, (1802-1885) en París. Escribió "Los Miserables". También destaca Alejandro Dumas (1803-1870) novelista romántico francés que escribió "Los Tres Mosqueteros".
  3. Rusia: Alejandro Pushkin (179 -1837)
  4. España: Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870). Su obra más célebre es “Rimas y Leyendas”.

El auge se dio en aquellos siglos en Europa, sin embargo, al día de hoy hay muchos exponentes en todos los países con historias diversas y temas muy variados. Los cuentos de tradición oral por lo general se han conservado en su formato verbal, o han sido recopilados por alguien de manera escrita, mientras que existen muchos cuentos nuevos o de autores que han prevalecido gracias a su formato escrito.

Ejemplo de fragmento de cuento romántico: “Los Miserables” de Víctor Hugo

Juan Valjean despertó poco después de la media noche.  Juan Valjean era de una pobre familia de Brie. No había aprendido a leer en su infancia; y cuando fue hombre, tomó el oficio de podador en Faverolles…  Juan Valjean tenía el carácter pensativo, aunque no triste, propio de las almas afectuosas. Su naturaleza estaba algo adormecida, era algo indiferente en apariencia a lo menos. Perdió de muy corta edad a su padre y a su madre… Juan Valjean se encontró sin más familia que una hermana de más edad que él, viuda y con siete hijos entre varones y hembras. Esta hermana había criado a Juan Valjean, y mientras vivió su marido tuvo en su casa a su hermano. El marido murió cuando el mayor de los siete hijos tenía ocho años y el menor uno. Juan Valjean acababa de cumplir veinticinco años. Reemplazó al padre, y mantuvo a su vez a su hermana que lo había criado. Hizo esto sencillamente, como un deber, y aun con cierta rudeza.   Su juventud se gastaba, pues, en un trabajo duro y mal pagado. Nunca le habían conocido "novia" en el país. No había tenido tiempo para enamorarse.

Citado APA: (A. 2015,05. Cuento romántico. Revista Ejemplode.com. Obtenido 05, 2015, de https://www.ejemplode.com/41-literatura/4102-cuento_romantico.html)

Búsqueda:

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.