Biografía de Emiliano Zapata

Inicio » Biografías » Biografía de Emiliano Zapata
Autor: Redacción Ejemplode.com.

Jefe revolucionario nacido el 8 de agosto de 1879 y muerto el 10 de abril de 1919.

Emiliano Zapata Salazar fue un guerrillero y líder revolucionario que se dio a la misión de conquistar las tierras que tradicionalmente correspondieron a su pueblo natal, "Anenecuilco" estado de Morelos. Esta ideología surgió por la larga lucha legal que desde la colonia fueron librando los pobladores de ese lugar, llegando en un momento dado a tener una respuesta del virrey que les concedió sus tierras, pero que se agregaron a la hacienda del hospital.

Emiliano Zapata Salazar nació en Anenecuilco, Estado de Morelos el 8 de agosto de 1879, siendo el penúltimo hijo del matrimonio formado por el Sr Gabriel Zapata y la Sra. Cleofas Salazar.

Sus estudios básicos los realizó en su pueblo natal, Anenecuilco, teniendo sólo la educación básica y unos conocimientos parcos de “tenencia de libros”.

Quedó en la orfandad a la temprana edad de 16 años, habiéndose ya establecido como un ranchero bien potentado, lo que lo mantenía en buena posición económica.

Destacó como buen charro y como persona de época fue un gran mujeriego, ostentó con orgullo su traje charro y su presencia fue distintiva por su bigote muy grande y su carácter fuerte pero mesurado.

Emiliano Zapata, El Guerrillero del sur

Su vida fue muy acomodada para su época pero en el año de 1906 fue comisionado por los pobladores para que gestionara la recuperación de las tierras que por derecho les correspondían, para lo cual le dieron a conocer todos los documentos correspondientes a las intervenciones, juicios y peticiones.

Las tierras del pueblo fueron entregadas a la hacienda del hospital, ante lo que existió un fuerte disgusto al intentar realizar otro juicio, en el que el representante de la hacienda se negó y les dijo que si quieren sembrar sembraran en masetas.

La escasez de alimentos y la crisis del pueblo causó que al escuchar esta acción por parte del representante de la hacienda del hospital, hizo que Emiliano Zapata juntara a la gente y tomara las tierras por la fuerza.

Entrada a la revolución de Emiliano Zapata:

La incursión armada de Emiliano Zapata claramente no fructificaría y no duraría si no existiera a la par el levantamiento armado comenzado por Francisco I. Madero, en el plan de San Luis. Esta fue la pieza que terminó el cuadro para Emiliano Zapata y los ideales de su movimiento por la tierra.

Los principales en el movimiento del levantamiento armado fueron Pablo Terreros Burgos, Otilio Montaño y Emiliano Zapata; de estos tres eligieron a Pablo Terreros Burgos para que se dirija a Texas, pero fue asesinado en el año de 1911, junto a sus hijos,  en manos del ejército central, causa por la cual Emiliano Zapata comienza su levantamiento Armado.

Así el odio que aumentado a la necesidad y la sed de venganza, nutre fuertemente las filas armadas de Emiliano Zapata.

Emiliano Zapata y el Zapatismo o ejercito Zapatista fue la fuerza armada de la revolución en el sur del país.

En un momento dado Emiliano Zapata resulta ser el primer líder revolucionario que se entrevista con Francisco I. Madero y su inseparable hermano Gustavo A. Madero; en la entrevista Emiliano Zapata tuvo una mala impresión de Francisco I. Madero, y comenzó su desconfianza y el alejamiento del Zapatismo del Maderismo.

Emiliano Zapata decidió retirarse de la lucha, pero Francisco y madero le insistió en seguir, ofreciéndole en un momento dado una buena retribución tras la lucha armada.

Es precisamente tras la toma de Cuautla Morelos, que se produce la rendición de Don Porfirio Díaz y su posterior destierro hacia Francia.

Finalmente Francisco I madero obtiene la presidencia, pero la fama de guerrillero y delincuente de Emiliano Zapata le incomodaba, por lo que conminó a Zapata para que se exiliara al extranjero y declinara las armas.

La acción de Madero le pareció una extrema traición, por lo que Emiliano Zapata incluyó en varias ocasiones el concepto traidor hacia madero en el plan de Ayala.

Segunda etapa de la revolución de Emiliano Zapata, "La masacre":

Tras la desena trágica y el comienzo del régimen de Victoriano Huerta, se comienza lo que llamaron la limpieza de Morelos, que consistía en acabar con todos los zapatistas, quitar a todo sublevado y recolonizar el lugar, trabajo que quedó en manos del General Juvencio Robles.

Esta acción provocó el levantamiento de Emiliano Zapata a las Armas una vez más.

Finalmente se derrocó al General Victoriano Huerta y es cuando el General Álvaro Obregón hace su entrada triunfal a la ciudad de México pero sin acompañantes o representantes del ejército Zapatista.

El ejército Zapatista quedó totalmente relegado de la victoria de la Revolución,  comenzando la lucha por el poder por los diferentes bandos, esto lo dejó muy claro Emiliano Zapata, sobre todo por la Ambición que vio en Venustiano Carranza.

Así que Emiliano Zapata exige que Venustiano Carranza, siga el plan de Ayala sin que se le haga modificación alguna, que dimitiera del poder y que en el nuevo régimen se incluyeran a los representantes del Zapatismo.

Venustiano Carranza se niega rotundamente, eliminando las relaciones con Zapata, además de haber entrado en conflictos con Álvaro Obregón y Felipe Angeles.

Aunque no fue del todo satisfactoria, Emiliano zapata tuvo una relación con Francisco Villa en la Convención de Aguas Calientes, lo que presumió que el Zapatismo tendría entrada en el círculo del gobierno. Pero esto no duró, aunque se aceptó el plan de Ayala.

Por fin Francisco Villa y Emiliano zapata hacen su entrada triunfal a la ciudad de México el 6 de Diciembre de 1914, con su gran desfile y sus tropas.

Los contrastes de los bandos fueron muy marcados, pues Francisco Villa era todo un Guerrillero, que incluso se preparó con artillería, cañones, rifles y municiones para continuar la lucha, en cambio Emiliano Zapata buscó la tierra para el campesino e incluso repudió abiertamente la política, asegurando “que se quebraría” a quien le ofreciera la presidencia.

Venustiano Carranza comenzó la persecución de Francisco Villa, en tanto Emiliano Zapata se  regresó a su tierra, haciendo las reparticiones que tanto soñó, y por las que pelearon.

Aunque su costumbre era la de “quebrar a los traidores” se convirtió en un ícono y autoridad moral, por lo que muchos lo buscaban para que les ayudara en sus problemas.

Durante un tiempo “Tlaltizapan” (donde concentraron su cuartel general), fue un lugar tranquilo, considerado la capital de la revolución.

En el estado de Morelos decidieron dividir las tierras según la repartición prehispánica y virreinal, por lo que siguieron los usos y costumbres de los pueblos autóctonos y siguieron las indicaciones de los ancianos, esto complicó las mediciones que los topógrafos realizaron, topógrafos entre los que destacó Felipe Carrillo Puerto.

Tardaron meses en deslindar las tierras siguiendo las indicaciones de los ancianos y de los documentos virreinales.

Finalmente el estado de Morelos quedó como una pequeña república y fundaron escuelas, industrias agrarias, y pequeñas fábricas.

Emiliano Zapata se niega a salir de Morelos, viviendo su  pequeña utopía soñada, tratándose de alejar del poder central, que se encontraba junto a sus líderes en una fuerte lucha por el poder.

Fin del Zapatismo:

Finalmente las fuerzas de Francisco Villa fueron derrotadas por el general Álvaro obregón, quien logró repeler al guerrillero.

Ahora las instrucciones de Venustiano Carranza es ir en contra del Zapatismo, como si se hiciera una limpieza. Así en 1915 en el  mes de agosto, comienza la lucha armada contra el Zapatismo, y es con una ola implacable del ejército federal, que aniquila las fuerzas Zapatistas.

Es en manos del General Pablo Gonzales que se comienza la exterminación de los Zapatistas, fusilando en masa en una primera ocasión a 225 civiles, aún existiendo una admistía que se había acordado con anterioridad.

Para 1916 tomó el cuartel de Emiliano Zapata, matando a 283 personas, lo que causa la migración del Zapatismo a Xochimilco, en tanto las fuerzas del General Pablo Gonzales matan a todos y destruyen todas las casas y construcciones a su paso.

Finalmente Emiliano Zapata comienza la guerra de guerrillas, atacando a la ciudad de México en sus zonas aledañas, matando y destruyendo. La reacción del gobierno central es la de retirar al General Pablo Gonzales y sus tropas en noviembre del mismo año, regresando los zapatistas a Morelos.

Finalmente el sabor del poder llegó al Zapatismo, las luchas internas comenzaron y Emiliano Zapata temeroso por las traiciones comenzó a encontrar y ejecutar traidores por donde sea, fomentándose el miedo en sus propias filas. Así siguiendo su filosofía: “perdono al que roba al que mata pero al traidor no”; así Emiliano Zapata, obtiene la cabeza de su compañero de Armas, “Domingo Arenas”, por considerarlo traidor.

Ahora todos sus allegados esperaban lo peor y ya para 1918 las tropas federales se encontraban asentados en el Estado de Morelos aunque Zapata tenía en su poder su cuartel, pero la cuenta regresiva había comenzado.

Al encontrarse frente a una inminente derrota, y con un miedo inmenso, Emiliano Zapata decide pactar con todos los bandos a quienes rechazó antes y a quienes agredió, incluso con Venustiano Carranza, con quien juró nunca hacerlo.

Nadie sigue sus peticiones y finalmente se ignora totalmente al Zapatismo y al plan de Ayala. Las fuerzas zapatistas se van mermando, entre otras causas por una serie de epidemias y por derrotas militares por lo que pierden el cuartel de Tlaltizapan y vuelven a Xochimilco.

Emiliano Zapata decide finalmente iniciar nuevamente la lucha armada, aprovechándose del descontento por la sed de poder de Venustiano Carranza.

Redacta una carta para que la firmen todos los detractores de Venustiano Carranza pero su final fue lo que le llegó.

La muerte de Emiliano Zapata, "La traición":

Finalmente la traición tan esperada, traición por la que mató a tanta gente de su propio bando, llegó, y fue cuando menos lo esperaba; fue en manos del Coronel Jesús Guajardo y del General Pablo Gonzales.

La traición comienza con una noticia de un conflicto entre Gonzales y Guajardo por lo que decide mandar una misiva al coronel Guajardo para que éste se una a sus filas, pero esta carta llegó a las manos del General  Pablo Gonzales, por lo que extorsiona al Coronel Guajardo, y este por demostrar su lealtad al gobierno central, contestó la carta a Emiliano Zapata pero el general exigió al Coronel Guajardo la muerte de Victoriano Barcena y sus tropas, el coronel Guajardo cumple la orden  del general Pablo Gonzales.

Así, Emiliano Zapata recibe como obsequio un caballo que lleva el nombre de al de oros, que fue un obsequio del Coronel Guajardo, esto ante un encuentro  que se realizará en la hacienda de chimeca, donde se supone que se arreglarían para que recibiera un cargamento de balas de  12,000.00, pero su desconfianza no lo hace llegar, llamando a su lugarteniente, quien discutiría con el coronel, pero Guajardo insiste en que Emiliano Zapata debería bajar a comer, pero es hasta cercano a las dos de la tarde, que Zapata accede, llegando al cadalso, siendo recibido por una tocata de honor, y un regimiento disparó y por efecto de los disparos Emiliano Zapata murió.

Así el 10 de abril de 1919, en la hacienda de Chimeca, murió Emiliano Zapata, asesinado por un pelotón de honor.

Aunque fue muerto a mansalva, comenzaron a correr rumores sobre su muerte, asegurando que fue su compadre el que murió, para contener en parte las esperanzas muertas de sus seguidores.

Citado APA: (A. 2015,03. Biografía de Emiliano Zapata. Revista Ejemplode.com. Obtenido 03, 2015, de https://www.ejemplode.com/40-biografias/4061-biografia_de_emiliano_zapata.html)

Búsqueda:

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.