Ejemplo de Síndrome Del Príncipe Azul

Inicio » Psicología » Síndrome del príncipe azul

El síndrome del príncipe azul es una variación del complejo de cenicienta. Mientras que en el complejo de cenicienta es generalmente la mujer quien vive martirizada esperando a su príncipe azul, en el síndrome del príncipe azul, son tanto hombres como mujeres quienes viven esperanzados en encontrar algún día a su pareja soñada.

Pero a diferencia del complejo de cenicienta, las personas con síndrome del príncipe azul no necesariamente viven mal o trabajando abnegadamente mientras esperan a su pareja ideal muchos tiene una posición pudiente y rodeada de lujos. En muchos casos estas personas ya tienen pareja, pero siempre le encuentran defectos y esto complica su relación, pues de una u otra forma su pareja termina sintiéndose insuficiente para ellos.

Este síndrome se da principalmente en personas perfeccionistas e inseguras quienes quieren cubrir sus fallas con las virtudes de una pareja perfecta. Algunos lo que buscan inconcientemente es a alguien que los suba de estatus, por eso idealizan a la pareja. Rica, bella y poderosa. Todo esto demuestra que la persona se siente inconcientemente intranquila, inferior o desprotegida, por eso busca a alguien quien pueda darle la protección, afecto, cuidados y satisfacciones que siente que le faltan.

Este trastorno surge en la infancia o en la adolescencia, pues es entonces que las personas con la educación que reciben y la cultura que los rodea, comienzan a idealizar a la persona con quien les gustaría formar una pareja, muchos con las experiencias que vivan cambiaran y se irán acoplando a la realidad, pero otras personas por el contrario, idealizan cada vez más a la persona con quien les gustaría estar. Llegando a casos tan extremos que solo se buscaran parejas si tienen el aspecto físico, intelectual, moral o económico que ellas idealizan. Por ejemplo hay  mujeres que solo buscan hombres rubios de ojos azules y tipo estadounidense, pues se parecen a su artista favorito, hombres que creen encontrar a su alma gemela en una mujer de exótica belleza, lozana juventud e histórico abolengo, etc.

Las personas con síndrome del príncipe azul, imaginan generalmente a su pareja perfecta como un hombre o mujer sin defectos o pocos de ellos, con un carácter o personalidad completamente acoplable a ellos, generalmente con una belleza muy superior a la de la mayoría del mundo y de ellos mismos.  Muchos imaginan a su pareja tremendamente adinerado, con una inteligencia superdotada, con un abolengo que roza a la realeza y con un poder que supera a cualquier persona y resolvería sin complicaciones su pesada situación en caso de haberla.

Las personas con este trastorno generalmente sienten cierto rencor hacia las personas del sexo opuesto, pues ninguno satisface sus expectativas y en muchas ocasiones los maltratan o les buscan defectos constantemente. Las personas que les atraen suelen estar ya comprometidos e incluso casados pues son estas personas probablemente más estables, cariñosas etc. y por ello en ocasiones terminan siendo sus amantes. En ocasiones buscan inconcientemente en su pareja ideal a alguien como su padre (en el caso de las mujeres) o como su madre (en el caso de los hombres) ya que en sus padres inconcientemente encuentran la perfección (muchas mujeres ven en su padre al hombre perfecto, culto amable y que las trate como princesas, mientras que los hombres buscan a una mujer que siga cuidándolos y tratándolos como lo hace su madre)

Conciente o inconcientemente  maltratan a sus parejas, en muchas ocasiones de forma casi imperceptible, o les hacen saber casi siempre inconcientemente que ellos no son lo suficientemente buenos para ellas o ellas en el caso de ellos. Discuten con facilidad por cosas ridículas, elogian a otro frente de ellos, miran con coquetería o deseo a un tercero más parecido a su idealización. Sin darse cuenta de ello siguen buscando a su pareja ideal, ya sea afuera de la relación que ya tienen o tratando de cambiar a su actual pareja para que se asemeje a su idealización, los fuerzan a vestirse, arreglarse, y comportarse como a ellos les gusta, en casos extremos les piden que se  operen, inyecten o modifiquen su cuerpo para parecerse a su idealización, terminan destrozando a su pareja hasta transformarlo en lo que ellos buscan, renegando de la naturaleza de su pareja y convirtiéndolo físicamente en algo parecido a su príncipe azul o princesa.

Las personas con síndrome del príncipe azul suelen terminar abandonadas por sus parejas o siendo ellas quienes abandonan a sus consortes en busca de alguien mejor. Cuando logran superar este trastorno y aceptan que las personas tienen cualidades y defectos entonces pueden llevar una vida plena y satisfactoria. Por ello es necesario que las personas con este síndrome busquen ayuda con un terapeuta y superen sus inseguridades, temores y complejos y aprendan a vivir sin buscar a alguien con quien llenar sus vacíos emocionales, deben aprender a aceptarse para poder aceptar a los demás como son.

Citado APA: Del Moral, M. & Rodriguez, J. (s.f.). Ejemplo de Síndrome Del Príncipe Azul.Ejemplo de. Recuperado el 17 de Septiembre de 2021 de https://www.ejemplode.com/39-psicologia/2128-ejemplo_de_sindrome_del_principe_azul.html

Autor: Del Moral, Mauricio. & Rodriguez, Jennyfer.

Comentarios

  1. La verdad sufro de este síndrome, y me gustaría superarlo , por mi y para no lastimar a más personas, ya que siempre hago lo mismo y la verdad hago lo mismo que dice el artículo , para lastimar a la gente, y me da mucha tristeza saber que estoy sufriendo de esto, yo solo busque en Google lo que me pasa y me aparece este artículo , y la verdad le pego en el clavo, ( y bueno voy a tratar de superar mi inseguridad y demás trastornos que conllevan a mi situación y si veo que no puedo voy a consultar con un profesional.
    Por Pepinillo 2017-07-17 a las 1:07:43

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.