Características de los Gases

Inicio » Química » Características de los Gases
Autor: Redacción Ejemplode.com.

Los gases son sustancias que se encuentran en el estado gaseoso. Puede tratarse de sustancias puras, como el gas natural, o de mezclas como el aire. En realidad, toda la materia es capaz de presentarse en este estado de agregación, sólo que en determinadas condiciones. Sin embargo, es más fácil determinar las propiedades generales de los gases que lo son a la temperatura ambiente.

Los gases están definidos por un conjunto de características que se observan tanto en el comportamiento de sus partículas como en la cantidad de energía que almacenan. Estas características van a ser sobre todo físicas, pero también van a determinar la manera en la que participan en las reacciones químicas.

Las características de los gases son:

En general, los gases muestran las siguientes características, cada una de las cuales se va a explicar por separado, en forma más detallada.

  • Viscosidad muy baja
  • Densidad muy baja
  • Tienen el volumen del recipiente que los contiene
  • Su volumen se puede variar con la presión y la temperatura
  • Difusividad alta
  • Compresibilidad alta
  • Expansibilidad alta
  • Energía cinética alta
  • Fuerzas intermoleculares muy bajas
  • Necesitan catalizadores para reaccionar

Viscosidad muy baja

La viscosidad es la resistencia que oponen las sustancias a fluir. En el caso de los gases, esta propiedad tiene un valor muy bajo o nulo, ya que sus partículas se encuentran revoloteando sin un orden. Sólo es posible dirigirlas por medio de aplicar presión o vacío, y disponiendo de una red de tuberías por la que se quiera hacerlas circular.  

La viscosidad de los gases es tan baja que fluyen solos

Densidad muy baja

La densidad es una propiedad física de la materia que indica cuánta masa de una sustancia hay en cada unidad de volumen. Las partículas de un gas se encuentran muy separadas entre sí, por lo que dejan como resultado una masa escasa en cada unidad de volumen: una densidad muy baja. Si un recipiente cerrado contiene un gas, la densidad dependerá de qué cantidad de este haya.

La densidad es una propiedad de los gases que se puede hacer variar. Si encerramos un gas y reducimos el volumen que abarca, se concentrará más. Esto causará una densidad mayor. En cambio, si se aumenta el volumen que abarca, las partículas se van a dispersar más, quedando menos en cada unidad de volumen. Esto último resulta en una densidad menor.

Tienen el volumen del recipiente que los contiene

Un gas no tiene un volumen definido. Adoptará la forma del recipiente que lo contenga: forma que no es permanente ni puede conservarse si el recipiente se abre.

Su volumen se puede variar con la presión y la temperatura

Los gases responden notablemente a los cambios de presión y de temperatura. Estos cambios se observan en el volumen que ocupan sus partículas, de las siguientes formas:

  • Al aumentar la presión, las partículas se juntan más, abarcando menos volumen.
  • Al reducir la presión, las partículas se dispersan más, abarcando más volumen.
  • Al subir la temperatura, las partículas se agitan más, abarcando más volumen.
  • Al bajar la temperatura, las partículas se agitan menos, abarcando menos volumen.

Difusividad alta

Cuando se mezclan dos o más gases, las partículas de uno se van a difundir entre las de los otros, tan uniformemente que cada parte de la mezcla va a ser idéntica a la otra. Gracias a que los gases tienen un constante movimiento interno, se pueden combinar fácilmente y sin necesidad de agitación.

Compresibilidad alta

Los gases tienen una gran compresibilidad gracias a que sus partículas se encuentran relativamente distantes, unas de otras. Se les puede aplicar una gran presión para disminuir el volumen que abarcan, y seguirán teniendo la posibilidad de moverse al grado característico de un gas. Esto al contrario de los líquidos y los sólidos, que son sustancias incompresibles.

Expansibilidad alta

Los gases, por la alta agitación de las moléculas que los componen, responden expandiéndose cuando se reduce la presión o se aumenta el volumen que ocupan. Aunque el volumen se vuelva cientos de veces mayor, las partículas de un gas seguirán golpeando cada rincón del recipiente.

La expansibilidad de los gases impulsa los globos aerostáticos

Energía cinética alta

Los gases se distinguen de los líquidos y los sólidos por el movimiento de sus partículas. En un sólido, se encuentran compactas y ordenadas. En un líquido, se mueven por capas y si se les deja en reposo no fluyen. En los gases, las partículas están en constante movimiento, por lo que llevan consigo una energía cinética elevada.

Fuerzas intermoleculares muy bajas

Las moléculas de los gases no se mantienen quietas ni unidas entre sí, sino que permanecen revoloteando, independientemente del tamaño del recipiente que los contenga. Este es un indicador de que las fuerzas intermoleculares de estos son muy bajas e insuficientes para reunirlas.

Esto los diferencia de los líquidos y los sólidos, cuyas partículas son influidas por fuerzas intermoleculares grandes, las cuales les confieren una consistencia y una forma física definida.

Necesitan catalizadores para reaccionar

Por lo dispersas que se encuentran las partículas de los gases, es difícil que se les ponga a actuar en una reacción química. Por tanto, se dispone de catalizadores, que ofrezcan un área de contacto suficiente entre el gas y el otro reactivo.

Así ocurre cuando se va a llevar a cabo una hidrogenación. Sobre el reactivo se coloca una malla de platino, por ejemplo, o de otro metal que funcione para este fin. El gas hidrógeno podrá irse depositando sobre esta malla, para reaccionar con el reactivo y generar el producto.

Te puede interesar:

Citado APA: (A. 2013,09. Características de los Gases. Revista Ejemplode.com. Obtenido 09, 2013, de https://www.ejemplode.com/38-quimica/3374-caracteristicas_de_los_gases.html)

Búsqueda:

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.