Cambio climático

Inicio » Biología » Cambio climático
Autor: Redacción Ejemplode.com.

Se ha definido como cambio climático a las alteraciones que tiene el clima a nivel mundial, ya sean por causas naturales o por causa del hombre. El cambio climático consiste en cambios en una zona del planeta o en todo el planeta. El cambio climático tiene dos causas:

  1. Causas naturales. Los cambios naturales son causados por la formación y evolución del propio planeta. Estas son por la evolución propia del planeta, ha tenido diferentes condiciones que modifican el clima de la superficie, tales como la elevación de la temperatura por la formación del planeta, la formación de volcanes, las glaciaciones que enfriaron al planeta. La separación continental: Fue la separación de los continentes del antiguo continente llamado pangea. Aquí es donde aparecieron las llamadas alteraciones orográficas, que son la formación de valles, montañas y mesetas, además de la formación y extinción de animales.
  2. Causas artificiales. Son las alteraciones industriales, biológicas y químicas que ha realizado el ser humano, como la conformación de plantas nucleares, la conformación de empresas, factorías y la alteración de los campos, valles y el uso de combustibles fósiles.

Historia del cambio climático:

A lo largo del periodo cuaternario han sucedido varias glaciaciones, y los seres humanos apenas comenzamos a crear civilizaciones y dejar vestigios arqueológicos, hace unos 10,000 años, cuando estamos al final de la última glaciación.

A partir de entonces, la temperatura del planeta ha aumentado gradualmente. Ya los antiguos griegos conocían las diferencias de vegetación, fauna, orografía y temperatura, en sus viajes y libros de historia y durante la edad media se comenzó a estudiar la climatología y la meteorología, como parte de la geografía y de la historia, lo que permitió  comprender  las diferencias climáticas entre las distintas regiones del planeta. A partir de la invención del termómetro en el siglo XVII, también se agregó a los estudios climáticos el registro de las temperaturas ambientales. Más recientemente, en los siglos XIX y XX, los estudios antropológicos y paleontológicos han ayudado a conocer las temperaturas que había en periodos muy antiguos.

Este registro y estudio de las variaciones del clima, ha permitido crear gráficos de la modificación del clima, y se han dado cuenta de que desde el siglo XVIII, la temperatura en todo el planeta ha aumentado en promedio 1° C cada siglo, y este aumento es cada vez mayor entre el final del siglo XX y el inicio del XXI.

Causas del cambio climático:

Al estudiar las posibles causas de este rápido aumento de la temperatura, los científicos lo atribuyen principalmente a la actividad humana, y en especial a un fenómeno producido por la elevación del dióxido de carbono producido por la actividad ganadera e industrial.

En otro sentido está, la evolución del propio planeta que ha elevado su temperatura.

Calentamiento global. El calentamiento global es un proceso que se caracteriza por un aumento de las temperaturas no solamente en el aire (temperatura ambiental) sino en sistemas que acumulan la temperatura, como los mares.  Esto se produce por la acumulación de gases como el dióxido de carbono (CO2), el ozono, el metano y el óxido nitroso. Los estudios geológico y paleontológicos han encontrado que este tipo de acumulación de dióxido de carbono ha sucedido en diversos momentos de la historia del planeta en el que han existido temperaturas muy altas.

Esta acumulación de gases con dióxido de carbono ha aumentado como consecuencia de la actividad industrial, a partir del siglo XVIII, época de la revolución industrial, época desde la cual se cuenta también con registros de temperatura, que demuestran que los promedios de temperatura aumentan en la misma proporción en que aumentan las proporciones de gases producto de la combustión en el ambiente. A este tipo de gases se le llama gases de efecto invernadero.

Gases de efecto invernadero:

Los gases emitidos por las industrias, automóviles, cocinas, e incluso los que son producto de la descomposición de los desechos orgánicos o de la descomposición de la basura, son gases que en su mayoría están compuestos de dióxido de carbono, óxido nitroso, metano y ozono. En conjunto, estos gases son más ligeros que el aire pero más densos que las capas superiores de la atmósfera. Esto provoca que estos gases formen una capa intermedia, más baja que la capa de ozono, que permite el paso de la luz solar, pero impide la disipación del calor. Además, como estos gases son más o menos estables, las corrientes de aire hacen que se distribuyan uniformemente por toda la superficie del planeta. Es una segunda aislante capa que funciona como los cristales de un invernadero, evitando que se disipen la humedad y el calor.

Efecto invernadero:

Como ya mencionábamos, las capas de gases de efecto invernadero funcionan como los cristales de un invernadero, atrapando el calor que en forma natural refleja la tierra. Al mismo tiempo, estos gases actúan como espejos que reflejan y difunden el calor de regreso a la tierra, no sólo en línea recta, como sube la radiación térmica, sino en todas direcciones. A esto se le llama difusión por convección. Esto provoca que el calor se dirija tanto a la tierra, de donde proviene, como a los mares, lo que provoca que se recalienten y aumenten su temperatura.

Al aumentar la temperatura de los mares, provoca que sucedan con más fuerza y mayor frecuencia fenómenos meteorológicos relacionados con las corrientes marinas y los vientos, como huracanes y tornados, y fenómenos como el niño y la niña, consecuencia también de las corrientes marinas, y que provocan olas de calor, fuertes lluvias y sequías en diversas partes del continente americano. Estos fenómenos de “el niño” y “la niña”, ya habían sido observados por los navegantes de los siglos XVI y XVII; sin embargo, a finales del siglo XX y principios del siglo XXI, estos fenómenos suceden con más frecuencia.

Consecuencias del cambio climático 

El cambio climático afecta a todos los ecosistemas y a todas las formas de vida.

El calentamiento de los mares provoca el deshielo de los casquetes polares, lo que altera ecosistemas como las tundras y las taigas, afectando a los animales propios de esos climas como los osos polares, los pingüinos y los leones marinos. Además el deshielo provoca un aumento del nivel del mar, que se calcula que para el 2050 puede alcanzar una altura 5 metros por encima a la que tiene actualmente, lo que significa que muchas ciudades y zonas actualmente habitadas por el ser humano, serían cubiertas por el mar.

Los desiertos se ampliarían absorbiendo zonas boscosas, de sabana y selva; biomas como las praderas y el chaparra, que son secos, se verían privados de las pocas precipitaciones de lluvia, y también se desertificarían. Los bosques y selvas tenderían a incendiarse. Todos estos cambios destruirían la biodiversidad de animales y plantas en todo el mundo.

También este cambio climático afecta al ser humano, produciendo mayor número de enfermedades de la piel, producidas por el exceso de radiaciones ultravioletas y de las vías respiratorias por el exceso de contaminantes en el aire.

Efectos del cambio climático: 

Sequia:

La sequía es la disminución de la humedad en forma extrema.

La sequía es relativamente natural, corresponde al tiempo de calor, donde se el planeta se encuentra más cercano al sol, pero se considera que el cambio climático ha afectado, debido a que la temperatura se está elevando más de lo usual, en parte por la disminución de la capa de ozono. Esta elevación en la temperatura acelera el ciclo del agua.

Deshielo:

El deshielo reduce el tamaño de los polos y destruye el hábitat de algunas especies.

Este es un fenómeno esperado debido a que el planeta sale de una glaciación, pero el calentamiento global ha producido una aceleración en el deshielo, produciendo daños en la fauna y en la flora, además de una elevación en el nivel del mar.

Aumento del nivel del mar:

El cambio climático ha provocado la inundación de ciudades costeras.

Este es un fenómeno producido por la elevación de la temperatura, que deshiela los polos y produce más lluvias, causando que se eleve paulatinamente el nivel del mar, perdiéndose territorio en algunas costas, causando inundaciones en poblaciones costeras y cambiando el hábitat de algunos animales marinos.

Extinción de especies:

Los tigres pierden su hábitat por el cambio climático.

Los fenómenos del cambio climático ponen en riesgo a los osos polares, pingüinos, focas y leones marinos, pues su hábitat se está reduciendo. Y en otra parte del planeta los tigres, leones están igualmente perdiendo su hábitat quedando en alto riesgo.

Expansión de enfermedades:

Por el cambio climático han migrado animales insectos y con ellos enfermedades peligrosas.

Este es un fenómeno nuevo, donde el clima produce modificación en los hábitos de animales como los insectos que propagan enfermedades, llegando a propagar enfermedades como el Chikungunya, Zika o el virus del Nilo.

Desaparición de ecosistemas:

Los ecosistemas desparecen por el extremo cambio del clima.

Este es otro fenómeno que se presenta con el cambio climático, donde ecosistemas completos simplemente desaparecen junto con las especies que los habitan, plantas y lagos.

Citado APA: (A. 2017,06. Cambio climático. Revista Ejemplode.com. Obtenido 06, 2017, de https://www.ejemplode.com/36-biologia/4328-cambio_climatico.html)

Búsqueda:

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.