Ejemplo de Oraciones Con Símil

Inicio » Clases de Español » Oraciones con símil

El símil o comparación es una figura retórica en la que se comparan dos términos o elementos de forma que se relacionan algunas de sus semejanzas. Como todas las figuras retóricas, la finalidad del símil es hacer un uso estético y figurado del lenguaje, por eso es muy común encontrar esta figura en poemas y textos literarios. Por ejemplo:

  • “Tus ojos como dos lunas que iluminan el alma”: se establece un símil en el que se comparan dos términos: tus ojos + dos lunas que acarician el alma
  • La lluvia caía como lágrimas de cristal sobre el campo”: en esta oración se establece un símil entre la lluvia y la comparación que se hace con las lágrimas de cristal. Como podemos ver, se trata de un lenguaje figurado, ya que no se puede entender literalmente dicha frase.

Como podemos ver en los ejemplos anteriores, el símil compara determinadas cualidades que le atribuye a alguno de los términos para crear una imagen poética. Esto muchas veces es simbólico; por ejemplo, en la primera oración la luz de la luna o su brillo se compara con el brillo de una mirada; en el segundo ejemplo, las gotas de lluvia se comparan con el brillo de cristal y la forma de una lágrima. De esta forma, el símil se utiliza para resaltar un aspecto negativo o positivo o una característica de un sujeto, sustantivo, entidad, etc.

Estructura del símil

El símil se estructura de la misma forma que una construcción comparativa; requiere de un nexo comparativo para establecer la comparación entre los términos. Para formar el símil se utilizan los siguientes nexos:

  • Como: “Tus palabras como bálsamos que curan mi alma”, “Yo te miro como la eternidad mira al tiempo ensimismado”
  • Cual: “Sus ideas comenzaron a brotar cual pájaros volando libremente por el horizonte”, “Mis noches cual invierno eterno sin tus besos”
  • Tal como: “Te amo tal como la arena ama al océano”, “Sus facciones tal como dos muebles formados por el mismo carpintero”

15 Ejemplos de oraciones con símil (explicadas):

En negritas se resalta en cada ejemplo el símil, es decir, la comparación que se hace con otro término dentro de la misma oración.

  1. “Un joven cuyos ojos como zafiros brillaban a lo lejos me miraba intensamente”. (Símil entre los ojos del joven y el color, brillo y hermosura de los zafiros).
  2. “La joven recorría el bosque cual ágil gacela”. (Símil entre cómo camina joven y la agilidad de la gacela).
  3. “La voz del sargento, cual truenos en tormenta, me despertó de mis sueños”. (Símil entre la voz y estruendo de la tormenta).
  4. “La sangre brotaba de su pecho como la incandescente lava de un volcán”. (Símil entre los ojos del joven y el color de los zafiros).
  5. “Sus palabras como un puñal partieron el corazón de su pobre madre”. (Símil entre cómo pueden herir las palabras y las heridas de un puñal).
  6. “La lengua de la suegra cual ponzoñosa víbora envenenó la mente de su hijo”. (Símil entre las palabras negativas la suegra y el veneno de una víbora).
  7. “Las muchachas cual cardumen pululaban alrededor del hotel, esperando la salida del cantante”. (Símil entre una muchedumbre y la forma en que se juntan los cardúmenes de peces).
  8. “Los obreros como hormigas trabajaban sin descansar ni dormir”. (Símil en el que se compara el trabajo de las hormigas y el de los obreros).
  9. “Ella protegió a sus hijos como una fiera leona con sus cachorros”. (Símil entre cómo la leona protege con violencia a sus cachorros y cómo una madre haría lo que fuera por sus hijos).
  10. “Las garras del gato cual afilados bisturíes atravesaron su carne”. (Símil entre las garras y la facilidad con la que un bisturí corta la piel).
  11. “Los jóvenes cual extranjeros sin patria deambulaban sin rumbo”. (Símil entre unos jóvenes que deambulan y los extranjeros que no tienen un lugar propio).
  12. “Su mirada cual gélida ventisca dejaba congelado a cualquiera”. (Símil entre la frialdad de una mirada y una ventisca gélida).
  13. “Juan Carlos como un burro trabajaba todo el día”. (Símil entre el trabajo de una persona y el de un animal de carga que hace largas jornadas).
  14. “Sus palabras como lámparas de Diógenes iluminaban la obscuridad de nuestra ignorancia”. (Símil entre una lámpara y cómo en un sentido metafórico las palabras iluminan la oscuridad de la ignorancia).
  15. “El miedo cual rayo quebraba la voluntad del soldado”. (Símil entre el miedo y su fuerza para partir una voluntad, metafóricamente como un rayo puede partir una superficie).

40 Oraciones con símil:

  1. Sus pies, como pececillos en el agua, se movían ágilmente cuando la bailarina danzaba.
  2. Su belleza como un paisaje celestial que uno no puede creer que pertenece a la realidad.
  3. Sus hijos, como gotas de agua, llevaban en sus rasgos la fuerza de su apellido.
  4. Cual velero sin rumbo fijo, íbamos por las calles buscando un lugar dónde quedarnos.
  5. Su cuerpo resplandecía tal como la superficie del mar bañada por los rayos del amanecer.
  6. Como dos locos, íbamos por las calles de la ciudad tomados de la mano.
  7. Tus brazos como
  8. Sus ojos como estrellas lejanas iluminan mis noches en el exilio.
  9. Las dudas cual moscas agitaban sus pensamientos quitándole el sueño.
  10. El tiempo como un rayo pasó tan veloz que no se dieron cuenta de en qué momento creció.
  11. Entraste a mi corazón tal como la primavera con sus primeros rayos.
  12. Cual soga en el muelle nos aferrábamos a esos últimos instantes que pasaríamos juntos antes de embarcar hacia nuevos horizontes.
  13. Se sentía como pez en el agua porque conocía todos los pormenores de ese negocio.
  14. Tenía unas manos como pinzas que le pellizcaban los cachetes cuando hacía algo mal.
  15. La tela del sillón era tan suave cual pétalos de flores que te acariciaban la piel.
  16. Entonces dejó de hablarme y sus palabras se sellaron como un muro inquebrantable que cerraba una frontera entre nuestros corazones.
  17. Se bebía botella tras botella como un barril sin fondo que no se llenaba nunca.
  18. Nos gritábamos de un lado al otro de la habitación y nuestras voces eran como rayos que fulminaban la casa entera.
  19. Sus palabras siempre me han guiado en los momentos oscuros como faros en medio de una tormenta.
  20. Mi perro me sigue a todos lados cual guardián y amigo fiel.
  21. Tu ausencia cual largo invierno se ha anidado en los espacios más recónditos de mi corazón.
  22. El pasado que no quieres olvidar ni perdonar te perseguirá como una sombra que nunca se despegará de tu lado.
  23. Nadaban con todas sus fuerzas para poder salir de la corriente cual rocas chocando contra la violencia de las olas.
  24. Su llanto como violenta cascada dejó caer todo aquello que estaba atormentando su espíritu.
  25. Mi corazón te sigue a través de cualquier obstáculo, cualquier camino, cual héroe en medio de una odisea, sorteando obstáculos para alcanzar su destino.
  26. Eran tus palabras como un puñal que se enterraba dentro de mi corazón cuando me dijiste adiós por última vez.
  27. El viento soplaba en nuestros cabellos cual caricia invisible que nos recordaba su presencia.
  28. Ellos estaban parados en medio de la habitación sin decir una sola palabra como muebles.
  29. Las dudas cual veneno que nos iba enfermando poco a poco terminaron por separar nuestros corazones.
  30. Él trabaja como burro todos los días para llevarle el sustento a toda su familia.
  31. Su valentía cual espada legendaria ha podido vencer todos los obstáculos y todas las batallas que se le han presentado.
  32. Nuestros corazones son como niños que van aprendiendo por primera vez el significado de las cosas importantes.
  33. Su presencia, como un remolino, va abarcando todos los rincones y removiéndonos sentimientos profundos que creíamos haber enterrado.
  34. Su cabello, cual manta de seda, cae delicadamente sobre sus hombros.
  35. Nuestros propios miedos cual enemigos eternos nos impiden alcanzar todo aquello que deseamos con más ímpetu.
  36. Tu vida como un oráculo nos va guiando con su ejemplo para afrontar los momentos difíciles de la vida.
  37. Cual sorpresa de la vida, llegaste sin previo aviso y cambiaste para siempre todo lo que entendía del amor.
  38. Aprecio tu amor, cual tesoro irrecuperable, y lo guardo con la llave más secreta y preciada de mi corazón.
  39. Sus palabras, como un eco, crearon resonancias dentro de mí que quedaron permanentemente como una enseñanza.
  40. Cual ave herida, primero tenía que sanar sus heridas para poder remontar el vuelo y conocer nuevas vidas, nuevos horizontes.

 

Autor: Equipo de Redacción ejemplode.com, año 2021

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.