Ejemplo de Oraciones Subordinadas

Inicio » Clases de Español » Oraciones subordinadas

Las oraciones subordinadas son un tipo de oraciones coordinadas, entre las cuales hay una relación de dependencia entre dos oraciones. Están compuestas de dos elementos: la oración principal y la oración u oraciones subordinadas, también llamadas oraciones secundarias. Ambos elementos forman un conjunto en el cual el sentido completo de la oración depende de la relación entre la oración principal y la subordinada para expresar la idea completa.

Entre la oración principal y la oración subordinada puede existir un nexo que une ambas oraciones; en otras ocasiones no lo hay. Dentro de la oración, la oración subordinada puede estar al principio, al centro o al final de la oración.

Según el tipo de relación respecto a la oración principal, la oración subordinada puede ser sustantiva, adjetiva o adverbial.

La oración subordinada sustantiva complementa al sujeto de la oración, va precedida de un nexo subordinante o de un verbo en infinitivo, y puede ser reemplazada en la oración por un sustantivo o por un pronombre demostrativo, como  “eso”, “esto” o “aquello”.

Ejemplos de Oraciones subordinadas sustantivas:

  • Juan dijo que viene más tarde.
  • Juan dijo “eso”.
  • Mi tía piensa venir el fin de semana.
  • Mi tía piensa “aquello”.
  • Me pregunto si querrá venir.
  • Me pregunto “esto”.

La oración subordinada adjetiva cumple las mismas funciones de un adjetivo, calificando, limitando o describiendo al sustantivo. Los nexos pueden ser  pronombres relativos como “que”, “quien”, “el cual” o adverbios relativos tales como “donde”, “cuanto”, cuando”. Pueden ser sustituidas por “el cual”, “lo cual” o “la cual”, conservando su función descriptiva, sin alterar el sentido de la oración.

Ejemplos de Oraciones subordinadas adjetivas:

  • Aquél día que me quedé dormido, llegué tarde.  
  • Aquél día, el cual me quedé dormido, llegué tarde.
  • Rosa, quien es mi prima, nos acompañará al concierto.
  • Rosa, la cual es mi prima, nos acompañará al concierto.
  • La ciudad donde crecí, está llena de monumentos.
  • La ciudad en la cual crecí, está llena de monumentos.

La oración subordinada adverbial modifica, al igual que los adverbios, al verbo, al adjetivo o a otro adverbio; hay de modo, de tiempo y de lugar, cada uno con los nexos relativos. Así, las oraciones subordinadas de modo utilizan nexos tales como “como”, “para”, “cual”, cuando no llevan nexo, utilizan un verbo en gerundio. Las de tiempo utilizan nexos como “cuando”, “entonces”, “tan pronto”. Las de lugar utilizan el nexo “donde”.

Las oraciones subordinadas adverbiales de modo, pueden cambiarse por el adverbio así.

Las oraciones subordinadas adverbiales de tiempo pueden cambiarse por un adverbio de tiempo.

Las oraciones subordinadas adverbiales de lugar, pueden cambiarse por los adverbios aquí, ahí o allí.

Ejemplos de Oraciones subordinadas adverbiales:

  • Ya no puedo correr como cuando era joven.
  • Ya no puedo correr así.
  • Salimos del salón cuando sonó la campana.
  • Salimos del salón entonces.
  • Las llaves no están donde dijiste que las dejaste.
  • Las llaves no están aquí.

Ejemplos de oraciones subordinadas:

  1. La oración principal, que tiene sentido completo, es complementada por la subordinada.
  2. La oración subordinada, que carece de sentido completo, depende de la principal.
  3. Antonieta, que tiene buenas calificaciones, es muy buena estudiante,
  4. José, a quien te presenté el otro día, dice que le gustas.
  5. Desagradable como siempre, la maestra me gritó cuando llegué tarde.
  6. El día era soleado, nada que ver con la semana pasada.
  7. Caminar durante veinte minutos diarios, es bueno para la salud.
  8. Necesito descansar después de tanto andar.
  9. Después de presionar una tecla, por arte de magia, la máquina funcionó de nuevo.
  10.  La pila del teléfono Dura muy poco, no funciona bien.
  11. Mi teléfono no falla, es nuevo.
  12. Un placebo, que carece de sustancia, funciona en tanto la persona responda a una idea.
  13. Mi abuelo, quien fue una persona ejemplar, también cometió errores.
  14. La vainilla, tan sabrosa, es una orquídea.
  15. Gritó mi prima cuando llegué, preguntándome ¿qué Milagro?.
  16. Esa revista, tan bien hecha, no tiene nada útil.
  17. Roberto, que es mecánico, sugirió utilizar una garrucha.
  18. Quiero abrir una fábrica de cucuruchos, pero no se qué hacer.
  19. La película era aburridísima, El mayordomo, como siempre.
  20. Quería ver la televisión, pero no sirve.
  21. Esa tienda, ahí donde la ves, sólo vende baratijas.
  22. El inglés, aún a nivel básico, se me hace complicado.
  23. Los idiotas, decía Platón, sólo se ocupan de sus asuntos.
  24. La canción “Bésame mucho”, que escribió Consuelo Velásquez, la cantan en todo el mundo.
  25. Como en aquel lejano ayer, el verde campo brilla en primavera.
  26. El teléfono, tan indispensable actualmente, no lo inventó Alejandro Bell.
  27. El agua que ingerimos, que generalmente se elimina por la orina; también se pierde por el sudor.
  28. Las carreras de economía, las cuales son tan deshumanizadas, son desagradables para mí.
  29. El automóvil, que se quedó sin frenos, chocó.
  30. No pude escuchar el programa, pues estábamos sin luz.
  31. Cambié los focos de mi casa, que eran incandescentes.
  32. Hace tanto que no te había visto. Como diecinueve años y siete meses.
  33. La buena dicción, además de elegante y clara, muestra nuestra cultura.
  34. Me interesa que estudies.
  35. Juan, quien viene a cenar esta noche, traerá vino y galletitas.
  36. Como es tarde de viernes, te acompañará Ángel.
  37. Trajeron, después de un largo recorrido, todo lo que compró.
  38. El ladrón, si la hace, la paga.
  39. Si manejas, no tomes
  40. Iré porque quiero.
  41. Las verduras, aunque no te gusten, son muy nutritivas.
  42. Caminamos bajo el calor del día.
  43.  Me esforcé mucho, pero no terminé la tarea.
  44. Escribir es muy interesante, pero muy cansado.
  45. Mi automóvil, que fue hecho en Alemania, es muy veloz.
  46. Jorge, a quien tanto despreciaste, ahora es gerente general.
  47. Las bocinas suenan tan fuerte, que me dejaron sordo.
  48. El  autobús, lleno a reventar, transitaba muy despacio.
  49. Mi teléfono, además de tocar archivos de música. puede leer documentos de texto.
  50. Aún está el coche donde lo estacioné
Modificado por: Equipo de Redacción Ejemplode, 2015-01-12

Comentarios

  1. Muchas gracias, en esta página es fácil hacer una tarea.
    Por Mariana quintero 2019-10-29 a las 21:03:40
  2. Gracias, si me sirvió.
    Por Jennifer ,,,, 2018-06-07 a las 22:57:44
  3. Me sirvió mucho en mi tarea por eso siempre me meto aquí. Se lo digo a todos los que quieren hacer su tarea.

    Muy buena página, sigan así, me ayudó bastante, por eso siempre que necesito ejemplos entro aquí, gracias.
    Por Bruno del Pozo 2018-05-22 a las 2:16:43
  4. Gracias, me sirvió.
    Por orlando 2018-05-07 a las 22:56:58
  5. Sí que me sirvió, muchísimas gracias.
    Por Viri 2018-03-23 a las 21:30:29
  6. Gracias por esa información, me servirá de mucho.
    Por Omar marin 2018-02-27 a las 21:23:48
  7. Gracias me sirvió de mucho para poder hacer mi tarea.
    Por Leydy 2017-09-05 a las 3:25:40
  8. Está demasiado bien, gracias.
    Por Monica 2017-07-17 a las 21:51:02
  9. Está todo bien hecho.
    Por Neto 2016-10-22 a las 1:13:05
  10. Es necesaria para resolver problemas y situaciones difíciles de las oraciones subordinadas.

    Por jsks 2016-10-02 a las 16:29:51

Deja un comentario


Acepto la política de privacidad.