Inicio » ¿Qué es? » ¿Qué es un analgésico?

¿Qué es un analgésico?

Los analgésicos son medicamentos que calman o eliminan el dolor, bloqueando o desviando los mecanismos de recepción en el cerebro.

La organización Mundial de la Salud, los divide en tres niveles:

Primer nivel: Antiinflamatorios no esteroideos (AINES), son los que no contienen esterides, su función es reducir la inflamación y bloquear algunos receptores del dolor, al evitar la producción de enzimas ciclooxigenasas necesarias para percibir el dolor. Tienen además propiedades antipiréticas (que disminuyen la fiebre), antiinflamatorios y algunos antiagregantes plaquetarios, lo que reduce el índice de coagulación de la sangre. Los más conocidos de este tipo son el paracetamol y el acido acetilsalicílico (aspirina).

Segundo Nivel: Opiaceos menores, que son medicamentos sintéticos, con menor poder analgésico, que imitan las sustancias opiaceas (derivadas el opio). Por sus efectos pueden causar adicción.

Tercer Nivel: Opiaceos, derivados del opio, son sustancias de gran poder analgésico, pues actúan en los receptores morfínicos cerebrales, y no tienen un techo, es decir, si aumenta el dolor, basta con aumentar la dosis para inhibirlo. Sin embargo su aplicación debe ser vigilada estrechamente por el médico, ya que deprimen el sistema nervioso (son estupefacientes) y pueden causar adicción.

Otra sustancia que también se utiliza con fines analgésicos, sobre todo en pacientes con dolor crónico, como el cáncer, es el cannabis, la Marihuana, la cual actúa sobre los receptores cannabinaceos del cerebro, tiene efectos menos acusados, que los opiáceos, pero por su forma de administración, generalmente fumada, el paciente puede regular la dosis según sus necesidades.

Otros fármacos que aisladamente no tienen efectos, pero combinados pueden potenciar una sustancia analgésica. Entre estos están los corticoides, los antidepresivos y los Anticonvulsivantes.

El cerebro puede segregar sus propios analgésicos, llamados endorfinas, que son tan potentes como los opiáceos. Situaciones de peligro, ejercicios de meditación o el efecto placebo, pueden lograrlo.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet