Ejemplo de Idilio

La palabra “idilio”, está inmediatamente relacionada con el romance y el amor, sin embargo su origen, proveniente del latín idyllium significa poema breve, por lo que hablando con fines literarios, un idilio es un género poético que expresa sentimiento dentro del romanticismo, no como época si no como sentimiento.

También se le considera idilio a la primera fase de una relación, en la cual se dice que el sentimiento es “enamoramiento”, es decir, cierto tipo de emoción por comenzar dicha relación, misma que es considerada como “la novedad”.

Se dice que es imposible amar como tal a la pareja en los primeros meses de la relación y que el sentimiento que se maneja en este periodo, tiene más que ver con el estar encantados ante esta nueva situación que se vive, en la que todo es bueno y no existen defectos o motivos por los cuales pelear, pues únicamente se ven las virtudes de la pareja.

Una vez que se comienza a ser conscientes de las cosas malas, de las diferencias, de la forma particular de pensar y que inician los roces, no quiere decir que la relación deba terminar, pero comienza otra etapa que pone fin al idilio.

Ejemplo de Idilio:

Un claro ejemplo de idilio es el clásico romance escrito por William Shakespeare Romeo y Julieta, en el que los protagonistas de dichos nombres, se encuentran profundamente enamorados a pesar de conocerse poco y a penas saber algunas cosas el uno del otro. Este romance se basa en la idea perfecta o fantasía de estar con alguien prohibido, con el pensamiento “el amor todo lo vence”, y también puede considerarse un enamoramiento meramente visual. En la historia, nunca se puede apreciar a los protagonistas, teniendo una conversación que vaya más allá del supuesto amor que ambos se tienen, por lo que es posible decir que esta relación nunca va más allá del idilio.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet