Inicio » Conocimientos Básicos » Características del Comunismo

Características del Comunismo

El comunismo es un sistema social, político, económico y filosófico, tendiente a la colectivización de los medios de producción, distribución de los bienes productivos y de consumo, conforme a las necesidades de cada uno y la supresión de las diferentes clases sociales, mediante la llamada “lucha de clases”, estableciendo en teoría, primero un estado socialista o comunista, que posteriormente y conforme a las ideas que establecía el comunismo utópico, debería de evolucionar a una sociedad sin clases e igualitaria, en la que ya no sería necesario el estado.

Aunque se han usado las palabras comunismo y socialismo como sinónimos, tienen connotaciones distintas, en especial desde las interpretaciones filosóficas, sociales y políticas de Carlos Marx, Federico Engels y Vladimir Lenin. Quienes basan sus postulados utilizando un análisis histórico de las transiciones en las sociedades humanas, para de esta manera fijar una premisa para basar una transición actual de la sociedad, de capitalista a socialista y de esta a comunista, buscando como objetivo el establecimiento de una sociedad sin distinción de niveles o clases sociales, mediante un “choque o lucha de clases”.

Algunas características del comunismo

Algunas de las Características del comunismo:

Historia.- Según algunas teorías, las primeras sociedades primitivas tenían una organización en la que los bienes eran comunes a los miembros de la colectividad, siendo por ello tomado como el “estado natural de la sociedad”, por los teóricos y filósofos marxistas, tomándolo como base de la línea de pensamiento comunista.

En otras épocas se han dado algunos atisbos de comunismo, pero con connotaciones distintas a
las que plantean los teóricos marxistas, tales fueron por ejemplo, algunas de las propuestas de esa tendencia que implantó platón en su “Republica”, o la implementada por las leyes de Licurgo en Esparta, concernientes a los ciudadanos de la polis, en donde el gobierno consideraba iguales a todos los ciudadanos, pero no así a los esclavos y extranjeros.

Pasados los siglos, lo que se puede considerar como el primer movimiento comunista como tal, es al movimiento político y social promovido por François-Noël Gracchus Babeuf, a finales del siglo XVIII, en la Francia revolucionaria durante el gobierno del Directorio, iniciándose una línea de pensamiento en ese sentido, auspiciada por personajes como Robert Owen, Charles Fourier y Saint-Simón, quienes posteriormente fueron continuados (pero en una línea intransigente y enfocada en la lucha de clases), por autores como Carlos Marx y Federico Engels, en el siglo XIX y Lenin en el siglo XX.

Comunismo utópico:

Origen de las ideologías comunistas.- La línea de pensamiento o ideología comunista no proviene del pensamiento colectivo de los obreros, campesinos y clases bajas como pudiera pensarse, sino que tiene su origen en las contribuciones de algunos intelectuales (pertenecientes a la clase acomodada), quienes idearon y sentaron las bases del comunismo, tanto el llamado comunismo utópico y práctico, tal es el caso de Federico Engels, (quien nació en el seno de una familia acomodada), Carlos Marx (hijo de una familia acomodada de clase media), León Trotsky (hijo de terratenientes judíos de la Rusia zarista), y de Vladímir Ilich Lenin (quien era hijo de su excelencia, lyá Nikoláevich Uliánov, un inspector zarista de escuelas y perteneciente a la pequeña nobleza zarista. Ellos y otros pensadores anteriores (como el conde de Saint Simón) y posteriores, pensaron que el estado natural u originario del hombre era el comunismo, es decir, una organización social igualitaria, en donde las clases o estratos sociales aún no existían, pensando que se debía de instaurar un sistema que llevara al ser humano a un estado moderno y progresista, tendiente a la igualdad material, intelectual, económica, etc., de todos sus miembros.

Abolición o inexistencia de las clases sociales e instauración de la propiedad comunal.- Se pretende crear un estado social, en el que no existan las diferencias sociales, tales como las divisiones entre pobres y ricos, dueños de los medios de producción y trabajadores, mediante la lucha de clases, en contra de las clases burguesa y acomodada, en favor de las clases obreras y campesinas, así como borrar las diferencias religiosas, mediante la supresión (paulatina o de facto) de las diversas religiones.

Se intenta que todos los medios productivos pasen a ser propiedad de la comunidad (los trabajadores), quitándoselos a sus dueños; de la misma manera se pretende repartir todos los bienes entre la “clase obrera”(entendiéndose por clase obrera a los trabajadores del campo, fabriles y la burocracia estatal), prohibiendo la posesión en manos privadas de los medios productivos, bienes físicos y económicos, excepto los bienes estrictamente personales y necesarios y en donde los medios de producción, pertenezcan a todos por igual y en donde se repartan de manera igualitaria todos los demás bienes existentes.

Otras características del comunismo:

El Comunismo en la práctica:

El comunismo, ya establecido como sistema de gobierno.- El comunismo al establecerse como sistema de gobierno en algunos países como la ex Rusia zarista convertida en la UNIÓN DE REPUBLICAS SOCIALISTAS SOVIETÍCAS, y en otros países, fue dejando de lado varios de sus antiguos postulados, como aquellos que implicaban una democracia igualitaria tendiente a la creación de una sociedad en donde todos sean iguales y los bienes sean comunes a sus miembros.

Se buscaba la creación de estados socialistas o la ausencia de estados.- Mientras que algunos grupos buscan un cambio gradual del capitalismo, al socialismo y del socialismo al comunismo, creando “estados de transición”, en lo que se llegaba al comunismo pleno, otros grupos (como los bolcheviques en la Rusia de principios de siglo veinte y los anarquistas en distintas épocas y en diferentes regiones del globo), buscaban un cambio radical y violento, tendiente a la caída de los poderes fácticos tradicionales y la creación de un estado socialista (los bolcheviques), o a la desaparición de los estados pasando directamente a entrar en una sociedad comunal, usando la violencia para ello, (los anarquistas). Sin embargo se destaca que hasta la actualidad, ninguna corriente ha logrado los objetivos utópicos de una sociedad igualitaria.

Revolución.- Según autores como Lenin y Trotsky, el único camino para poder llegar al comunismo y hacia una sociedad igualitaria plena, era única y exclusivamente, la revolución armada de las “fuerzas progresistas en contra de las fuerzas conservadoras y retrógradas”, entendiéndose como fuerzas retrógradas y conservadoras a todos los gobiernos e instituciones (civiles, religiosas, o privadas), que se opusieran a la ideología marxista-leninista, e incluyendo en ocasiones a movimientos en pro de cambios sociales más moderados y democráticos.

Lucha de clases.- Según algunos de los ideólogos comunistas más influyentes (Lenin y Marx) debía de haber una oposición sin negociaciones o arreglos, en contra de las “clases opresoras”, las clases acomodadas y la burguesía, debiendo de existir una lucha de clases en la que no debían hacerse concesiones ni negociaciones.

Intromisión del pensamiento marxista en ámbitos ajenos.- Esta corriente de pensamiento se inmiscuyó en ámbitos distintos a la política, la economía o lo social, llegando a instaurarse como sistema educativo en algunos países, así como siendo introducido en temáticas ajenas, como en la biología, o la física, fomentando teorías en las que se trataba de explicar a los diversos fenómenos físicos o biológicos mediante la línea de pensamiento de la “lucha de contrarios”, o como en la historia, en donde algunos autores e investigadores como Vere Gordon Childe, incluían en sus investigaciones (incluso de manera forzada), la visión materialista dialéctica o propiamente marxista de la prehistoria, acuñando el término “revolución neolítica”, así como de otras formas como al introducir de manera recurrente comentarios o explicaciones con esta tendencia, en la literatura (científica, jurídica, médica, poética, etc.), en un sentido propagandístico y tendiente al adoctrinamiento.

Apropiación por el estado de los medios productivos.- En los estados socialistas (usualmente llamados comunistas), existe una estatización de los medios productivos; tanto fábricas, mercancías, y diversos recursos energéticos, industriales e incluso artesanales, pasan a manos del estado para su administración.

Economía y producción planificada.- En los estado socialistas la economía y la producción agropecuaria e industrial se ha planificado, buscando obtener los productos necesarios para la población, produciendo en masa sólo aquello que esté dentro de los planes (como alimentos, vestido, etc.) dejando de lado productos suntuarios o de otras índoles, intentando que la producción se enfoque en productos vitales para la vida o el desarrollo industrial. A este respecto cabe destacar, que en los estados en que históricamente se implantó la economía y producción planificada y la colectivización de las tierras, existieron fallos, errores y “factores poco claros” como las frecuentes requisiciones de productos agrarios por parte de los gobiernos comunistas, supuestamente para la repartición equitativa de los productos alimentarios, que desembocaron en efectos nocivos, como por ejemplo, en la producción agropecuaria de varios países y territorios sometidos al comunismo soviético, en donde la planificación agraria, así como las requisiciones, provocaron hambrunas (Hambruna rusa de 1921-1922, con más de 1.000.000 de muertos), (hambruna Ucraniana de 1932- 1933, con aproximadamente 7.000.000 de muertos), y hambrunas en otras repúblicas y territorios soviéticos, contándose los muertos en varios millones.

Colectivización de los campos.- En los estados comunistas, se realizaron expropiaciones de los terrenos cultivables y su posterior fraccionamiento y colectivización, lo cual provocó, no un aumento de la producción como se esperaba, sino el efecto contrario, provocando con ello las diversas hambrunas mencionadas anteriormente y otras en países como china, en los tiempos en que se realizaron la mayoría de los cambios en el sistema productivo de los pueblos.

Pensamiento anti religioso. Se apoyan ideas y tendencias progresistas y científicas, dejando de lado el pensamiento religioso tradicionalista de los pueblos; esto se vio por ejemplo en gran variedad de publicaciones enfocadas a influir en el pueblo a que cambiara las creencias religiosas, por la creencia en el estado, o en la sociedad comunista, como única meta o posibilidad de superación, creyéndose que de esta manera al suprimir a las creencias “arcaicas y supersticiosas”, las poblaciones accederían gustosas a cooperar con los ideales “progresistas e igualitarios” del comunismo utópico.

A este respecto se destacó que en la práctica algunos estados gobernados por esta tendencia política, lucharon en contra del pensamiento religioso (de cualquier religión), pero ya no solo mediante las ideas (científicas), como lo planteaba el comunismo utópico, sino mediante la intolerancia y la represión violenta, causando masacres y torturas que en vez de suprimir el sentimiento religioso, lo fomentaban en algunas poblaciones.

Internacionalismo.- Este movimiento buscaba la creación, no de una sociedad nacional comunista, sino de una internacionalización de la sociedad dentro del comunismo, siendo necesario para ello (según ideólogos como Lenin, Trotsky y Estalín), el uso de la fuerza armada, por medio de la revolución. Creándose para ello las internacionales comunistas. A este respecto se destaca una diferenciación con las internacionales comunistas (o simplemente internacionales) anteriores, que buscaban la comunicación mediante la propaganda, en especial dirigida a los obreros de las ciudades.

Militarismo.- Consecuencia directa, del enfrentamiento ideológico, político, filosófico, económico y militar, primeramente contra el nacional socialismo y el facismo y posteriormente en contra del imperialismo de algunas democracias occidentales como EUA o Inglaterra, los países socialistas tuvieron un marcado armamentismo y militarismo creciente, tanto para defenderse, como para aumentar sus esferas de poder en estados satélites o ideológicamente proclives a ellos.

A este respecto se debe destacar que en un principio países comunistas como la URRS, fueron apoyados económica, técnica y militarmente por países imperialistas como EUA e Inglaterra, en especial durante la lucha que sostuvieron en contra de los países nacionalsocialistas y facistas.

Régimen de Partidos únicos.- En los países que poseen sistemas socialistas (comunistas), se han creado partidos comunistas únicos, que gobiernan el país, disolviendo a los partidos existentes e impidiendo la creación de cualquier otro partido político, creándose entonces regímenes de partido único.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet