Inicio » Contabilidad » Igualdad numérica entre los movimientos

Igualdad numérica entre los movimientos

Como los efectos que producen las operaciones se registran en las cuentas, conservando la igualdad numérica del Balance, es natural que la suma de los cargos y de los abonos de cada asiento sea la misma. Por tanto, si los movimientos de las cuentas están formados con los cargos y abonos que han recibido, y éstos están compensados, es lógico que también la suma de los movimientos deudores de todas las cuentas sea igual a la suma de los movimientos acreedores de todas las cuentas.
Para demostrar que la suma tanto de los movimientos deudores como acreedores de todas las cuentas son iguales entre sí, a continuación presentamos el siguiente ejemplo:

1. Supongamos que con fecha 15 de enero iniciamos un negocio con los siguientes valores:

y que, durante el día, se efectuaron las siguientes operaciones:
2. Compramos mercancías por $ 20 000.00, y por esta misma suma expedimos un cheque.
3. Vendimos a crédito mercancías por $ 60 000.00.
4. Vendimos en efectivo mercancías por $ 90 000.00.
5. Pagamos en efectivo $ 10 000.00 a "El Universal" por varios anuncios publicados.
6. Pagamos con cheque una letra de cambio a nuestro cargo de $ 5 000.00.
7. Pagamos en efectivo $2 000.00 por el suministro de energía eléctrica de las oficinas.
8. Expedimos un cheque por $ 8 000.00 para liquidar el alquiler del local que ocupan las oficinas.
9. Un cliente nos abonó en efectivo $ 20 000.00.
10. Depositamos en el banco $ 30 000.00 en efectivo.

Ahora vamos a pasar los asientos anteriores, a las cuentas correspondientes del Mayor, con el objeto de poder conocer sus movimientos y efectuar la comprobación a que nos venimos refiriendo.

Después de haber determinado los movimientos deudor y acreedor de cada una de las cuentas, tales movimientos se deben sumar para comprobar su equilibrio.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por: Luffy

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet