Inicio » Redacción » Sinonimia

Sinonimia

Los vocablos y las expresiones que tienen igual o parecida significación se denominan sinónimos. Su empleo debe ser objeto de cuidadosa selección para no caer en una falsa sinonimia, defecto que entorpece la correcta comunicación. Implícitamente, nos hemos referido a esta posibilidad al fijar el significado de términos que suelen confundirse.
La gama de sinónimos abarca desde los que son idénticos en su contenido (homólogos), hasta los que apenas tienen alguna relación en su significado (o "¡deas afines", según los diccionarios), pasando por distintos grados de semejanza, determinados por el uso. Así:
Son homólogos:alfabeto (del griego) y abecedario (del latín);o//V<7 (del latín) y aceituna (del árabe); jofaina (del árabe, voz literaria) y palangana (del latín, voz común); ósculo (del latín, voz poética) y beso (del latín, voz común); papa (usado en América) y patata (papa + patata, usado en España);lecho (del latín, voz literaria) y cama (de origen prerromano, voz común); cerdo (del latín vulgar), marrano (del árabe),puerco (del latín) y chancho (derivación burlesca de Sancho); asno (del latín), borrico (del latín tardío) y burro (de borrico) y muchos otros.
Tienen parecido significado: miedo (estado mental especial y permanente, creado por la aprensión que causa un peligro), temor (el mismo estado, pero anterior a lo que puede ocurrir), pavor (miedo con espanto y sobresalto), terror (gran miedo, pavor de un mal que amenaza), espanto (terror con asombro), pánico (miedo muy intenso o temor excesivo) y susto (impresión repentina causada por sorpresa, miedo, espanto o pavor); triste (apesadumbrado), nostálgico (con pena por ausencia o recuerdo), afligido (sufriente), añorante (que recuerda con pena la ausencia, privación o pérdida de persona o cosa muy querida), atormentado (con molestia,aflicción o disgusto),desconsolado (acongojado, sin consuelo), pesaroso (con pesadumbre o sentimiento por causa ajena), amargado (con aflicción y sinsabor), angustiado (con congoja, ansiedad, desconsuelo muy depresivo), mortificado (desazonado, molesto), dolorido (apenado, lleno de dolor o angustia), contrariado (incomodado, disgustado), melancólico (con tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente), taciturno (silencioso, reconcentrado, apesadumbrado), atribulado (con el ánimo turbado por congoja, aflicción o tormento), abatido (postrado, humillado), murrio (triste, con pesadez de cabeza) y otros similares.
Tienen leve afinidad de ideas: ignorancia (falta de conocimientos), incapacidad (falta de aptitud para comprender, de talento o disposición), insuficiencia (cortedad o escasez de una cosa), impericia (falta de práctica o "experiencia), tosquedad (bastedad, falta de pulimento, rudeza), inocencia (exención de culpa, candor, sencillez, pureza), incompetencia (falta de aptitud, capacidad, idoneidad o competencia), incultura (carencia de  cultivo corporal y espiritual, bastedad, descuido), analfabetismo (falta de instrucción elemental o de enseñanza escolar), barbarie (rusticidad, fiereza, maldad), torpeza (pesadez, lentitud para comprender, falta de habilidad o destreza), nulidad (carencia absoluta de valor y fuerza, ineptitud extrema), rusticidad (grosería, falta de educación o urbanidad), salvajismo (primitivismo, ausencia de cultivo, incivilización, ferocidad, brutalidad), etcétera.
E! dominio de la sinonimia lleva al redactor a la posibilidad de expresar su pensamiento en forma clara, variada y correcta. En este campo —como en todo lo que atañe al vocabulario—, es imprescindible consultar permanentemente diccionarios y aprovechar el aporte valiosísimo que proporciona la lectura de los "buenos" autores (con autoridad en nuestro idioma, se entiende, puesto que los hay estupendos' que escriben en otros idiomas y suelen llegarnos a trave's de pésimas traducciones).
Conviene tener presente que no es el valor numérico de las palabras lo que enriquece la expresión, sino la diversidad de ¡deas. He aquf una buena advertencia:
Las palabras que no añaden algo al sentido, lo debilitan. Un ejemplo de esto es el siguiente párrafo, en el cual el autor creyó dar más fuerza a su idea utilizando una amplificación que resulta contraproducente, a causa del uso de sinónimos de significado parecido con valor de homólogos:
"Después de arduos años de lucha, su espíritu conquistó por fin esa tranquilidad, ese sosiego, ese descanso que lo condujo a la meditación fecunda. . ."
Si bien hay un matiz de sinonimia en las palabras destacadas, no es lógico utilizarlas para referirse al mismo estado de ánimo, ya que tranquilidad es la quietud absoluta de lo que ha estado inquieto; sosiego, la quietud de lo que ha estado agitado; y descanso, la quietud de lo que hasufrido fatiga o trabajo.
De la misma manera, no son homologas palabras definidas idénticamente, como perdición, pérdida y perdimiento. El uso determina que perdición tiene sentido moral y se aplica a las costumbres, el honor o las obligaciones; pérdida tiene sentido material e ideal, como contrario de ganancia, y se aplica a objetos, dinero y valores espirituales; y perdimiento se emplea en sentido legal, referido a bienes, posesiones o empleo.
El redactor no debe desdeñar ni malgastar la pródiga fuente de variaciones y matices que representa la sinonimia. Pero, sólo una ajustada administración le proporcionará la clave de su eficacia.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

   
Por: Luffy

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet