Inicio » Redacción » Problemas de construcción

Problemas de construcción

La expresión escrita, en cualquier nivel, debe de caracterizarse por la claridad de las ideas que expresamos, y la precisión del sentido de nuestras expresiones, además de la concisión, que nos permitirá escribir frases, ni muy cortas ni muy largas, que expresen las ideas que queremos comunicar.

Sin embargo, no siempre es fácil expresarnos de la forma más adecuada en nuestros textos, y podemos caer en problemas de construcción, que nos harán perder claridad en nuestra exposición.

Hay varios problemas de construcción, que trataremos de englobar en las siguientes categorías:

Problemas de construcción por tiempos verbales: en estos casos, la eficacia de las oraciones se pierde al utilizar un tiempo o conjugación verbal que no corresponde con la acción que queremos expresar, causando una duda en nuestros lectores.

Ejemplos de problemas de construcción por tiempos verbales

Ayer he esperado hasta las cinco, y como no llegaste, me fui. (en este caso, he esperado es una conjugación del presente continuo, pero que se refiere claramente a un suceso que ya ha terminado. En este caso es mejor utilizar frases como “Ayer esperé hasta las cinco…”, para expresar en pretérito un acto ya terminado, o bien, “Ayer estuve esperando hasta las cinco…”, que expresa una acción que comenzó y fue continuada, hasta un cierto momento en el pasado)

Mañana estaré aquí a las siete.

Mañana he de estar aquí a las siete.

En este caso, aunque ambas frases son gramaticalmente correctas, tenemos que identificar lo que queremos expresar: seguridad, en la primera oración, y duda en la segunda.

Problemas de construcción por concordancia. Cuando las partes de la oración no concuerdan en género o en número, estamos ante un problema de construcción por concordancia.

Ejemplos de problemas de construcción por concordancia:

La calor está muy fuerte, patrón.

En la Jaula oxidado de los pingüinos, tienen una clima artificial.

Cuando se iban a ir, el encargado preguntó si alguien más se quedaban a barrer la laboratorio.                                                                                 

Problemas de construcción por homófonos. Un error muy común, es confundir por escrito palabras o frases con sonidos semejantes. Uno de los errores más frecuentes es la confusión entre “a” y “ha”. Para saber cuál debemos utilizar, debemos observar dos reglas: 1ª. Si lo que queremos utilizar es un vinculativo, que nos servirá para indicar cuando una acción recae sobre una persona o cosa, entonces utilizaremos “a”; 2ª. Si lo que queremos expresar es que el sustantivo tiene o  se le ha entregado el objeto, entonces observamos que lo que estamos expresando es una conjugación del verbo haber, o bien, una apócope de hacer o haber, entonces utilizaremos “ha”:

Le entregó la estafeta a mi hermano (en este caso, a, es el vinculativo que indica sobre quién recae una acción.)

¿Ha mucho que me esperas? (En este caso, es apócope de hace)

Pobre es el que presta lo que ha menester (en este caso, ha es una conjugación del verbo haber)

Otros homófonos son “si no” y “sino”. Si no, es una expresión condicional con la que indicaremos lo que sucederá en caso de que otra cosa no se suceda. Sino,  es una conjunción, equivalente a pero, al contrario, y une dos frases relacionadas.

Mañana vendré, si no me ves, estaré en el kiosco. (sentido condicional)

Mañana vendré, no estaré aquí, sino en el kiosco (conjunción)

Problemas de construcción por orden. En español tenemos cierta flexibilidad para construir oraciones con el mismo sentido, aunque el orden sea diferente. Pero esto implica que dentro del orden de nuestra frase, ésta debe ser lógica, y según lo que queramos enfatizar, podremos escoger un orden que sea acorde a lo que queremos:

¡Gran remate de medias baratas para señora!

¡Gran barata, remate de medias para señora!

¡Señora, Gran barata y remate de medias!

¡Gran remate de medias para señoras baratas!

En la primera oración, enfatizamos el remate de las medias; en la segunda, enfatizamos que son baratas; en la tercera, enfatizamos que nos dirigimos a las señoras. La cuarta frase está mal escrita, no tiene lógica y crea confusión. Debemos evitar este tipo de frases.

Problemas de construcción por puntuación. Otra posible causa de problemas de nuestras construcciones gramaticales, es el mal uso de la puntuación. Recordemos que la coma nos sirve para indicar una pausa, o para hacer una enumeración, así como para separar una frase, que puede omitirse, sin alterar nuestro texto. El punto y coma nos servirá para separar frases relacionadas entre sí, y que juntas forma una idea completa, mientras que el punto y seguido nos permitirá separa frases que sean ideas completas, y que están relacionadas con la idea del párrafo. Los signos de admiración nos permitirán expresar sorpresa o énfasis, y los de interrogación nos permitirán indicar que hacemos una pregunta:

¿Cómo amaneciste, vieja?

¿Cómo? ¿Amaneciste, vieja?

¡Cómo amaneciste vieja!

¿Cómo? ¡Amaneciste vieja!

¿Cómo amaneciste? ¡Vieja!

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Comentarios:

  1. por favorz necesito dos ejemplos de oraciones con contruccion logica y dos con contruccion cintatica por favorzz!!!!
    es para mi tarea de español pliizzzz
    Por kazz 10.14.09 a las 20:31:02

Deja un comentario

Tweet