Inicio » Redacción » Paráfrasis constructiva

Ejemplo de Paráfrasis constructiva

La paráfrasis constructiva se diferencia de la paráfrasis mecánica, en que se reformula el enunciado, pero conservando la esencia. Mediante ella, el texto cambia parcial o completamente de forma, pero preservando la idea o ideas originales del texto original. Se podría decir que la mayoría de los humanos recurren a esta figura sin darse cuenta, ya que comúnmente cambian todo el mensaje recibido y lo transmiten alterando la forma y solo conservando la esencia del mismo.

Ejemplo de paráfrasis Constructiva: (primero el texto original)

Un día en que los hijos de Job estaban comiendo y bebiendo vino en la casa del hermano mayor, llegó un mensajero a contar a Job:
“tus bueyes andaban arando, y tus burras paciendo a su lado, cuando de improviso se echaron los sabeos sobre ellos y los arrearon. A tus criados, los pasaron todos por cuchillo, y apenas pude yo escapar para darte la mala noticia”. Tenía todavía las palabras en la boca cuando llegó otro criado, y le contó: “fuego de Dios se precipitó del cielo, quemó tus ovejas, tus criados y los consumió y apenas pude yo escapar para contártelo.” Aún hablaba éste cuando llegó y le dijo:
“los caldeos, divididos en tres escuadrones, hicieron una incursión contra tus camellos, y se los llevaron. En cuanto a tus criados, los pasaron todos por cuchillo, siendo yo el único que pudo escapar para darte cuenta.” No acababa éste de hablar cuando llegó otro, y le refirió:
“tus hijos e hijas estaban comiendo y bebiendo vino cuando un huracán se desencadeno del desierto, azotó los cuatro ángulos de la casa, la cual se desplumó sobre los jóvenes, y murieron. Yo fui el único superviviente para darte la noticia.”
Entonces se levantó Job rasgó sus vestiduras, se rapó la cabeza, cayó en tierra donde se postró diciendo: “del seno materno salí desnudo,/al seno de la madre tierra volveré desnudo./El señor me quitó lo que él mismo me había dado; / el nombre del señor bendito sea.
En todo esto no cometió Job ningún pecado, no se atrevió a culpar a Dios.

Paráfrasis Constructiva:

Un día uno de los criados de Job, le avisó de la muerte de sus criados y del robo de sus ganados; cuando todavía no terminaba de hablarle, llegó otro contándole de una lluvia de fuego que quemó a sus criados y sus ovejas, siendo éste interrumpido por otro criado que le explicó del robo de todos sus camellos, y de la muerte de sus criados. Siendo interrumpido a la vez por un último siervo que le trajo la noticia de la muerte de todos sus hijos por el desplomé del techo de la casa en que se encontraban, provocado por un huracán. Job consternado rasgó sus vestiduras, se rapó y exclamó: del seno materno salí desnudo, al seno de la madre tierra volveré desnudo. El Señor me quitó lo que el mismo me había dado, el nombre del señor bendito sea. Job no pecó al decir esto porque no culpó a Dios.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

   
Por: Marimar

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet