Dioses Egipcios

Inicio » Historia Universal » Dioses Egipcios
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

Atum 

Atum es el más antiguo de los dioses. Se le atribuyen nombres como: “El Dios Divino, el que se ha creado a sí mismo, el creador de los dioses, el creador de los hombres, aquel que ha abierto los cielos, aquel que ha iluminado el Tuat con sus ojos (el sol y la luna). Ya existía cuando el cielo, la tierra, los hombres, los dioses, la muerte, no existían.

No es precisa la forma en que existía, pero creó para sí mismo un lugar donde habitar, la gran masa de las aguas celestiales a la que los egipcios asignaron el nombre de Nun. Vivió allí un cierto tiempo completamente solo y luego, por una serie de esfuerzos del pensamiento, creó los cielos, los cuerpos celestes, los dioses, la tierra, los hombres y las mujeres, los animales y los pájaros, y los seres que se arrastran, con su espíritu.

Thot, la inteligencia o el espíritu de Atum, tradujo en palabras estos pensamientos o ideas de creación; y cuando profirió las palabras, toda la creación empezó a existir. La gran Orden de los sacerdotes de Anu, Heliópolis, puso a Atum al frente de la asamblea de los dioses y ya en la época de la cuarta dinastía, hicieron de Ra, el dios del sol, el usurpador de su lugar, de sus poderes y de sus atributos.

Se representaba a Atum como el dios del sol del atardecer o del principio de la noche. Nun, la masa de aguas celestes, constituye la parte material del gran dios Atum, creador del Universo, de los dioses y de los hombres.

En esta masa de agua se encuentran los gérmenes de la vida y de todas las especies; por esto el dios que sería la personificación del agua (Nun) fue llamado Padre de los Dioses, y el que produjo la Gran Asamblea de los dioses.

De Nun salía un río que corría a través del Tuat u “otro mundo”; su valle dividía el Tuat en dos partes haciéndolo semejante a Egipto. Las aguas de Nun formaban la morada de Atum, de donde provenía el sol, que era el resultado de uno de los primeros actos de creación de Atum.

Los primeros habitantes de Egipto pensaban que el sol navegaba sobre las aguas de Nun en dos barcas mágicas; el sol avanzaba en la primera durante la mañana de su día, que terminaba en la segunda.

Dios Egipcio Atum

 

Ra 

Ra es el nombre dado por los primeros egipcios al dios Sol. Fue el primer ser creado por Atum de las aguas de Nun; era considerado como el emblema de Dios, y como el dios más grande.

En la antigüedad los sacerdotes de Ra proclamaban que llevaban en su cuerpo la auténtica sangre de Ra y aseguraban que sus grandes sacerdotes eran descendientes de Ra concebidos por madres humanas.

La creencia de que Ra descendía del cielo por periodos y se unía a una mujer mortal, y que todo rey de Egipto era fruto de dicha unión, se mantuvo en el país durante unos tres mil años. Ra era adorado, en los templos consagrados al sol y construidos por los reyes de la quinta dinastía, bajo la forma de un obelisco truncado de piedra maciza y coronado por una pirámide.

Dios Egipcio Ra

Khepra

Khepra es un dios ancestral que la tradición religiosa asociaba a la creación del mundo y a todo lo que en él se hallaba. Habitualmente se le llamaba Khepra “el que se ha producido a sí mismo”; su representación principal y su símbolo eran el escarabajo. Los sacerdotes de Ra identificaron a su dios con Khepra.

Dios Egipcio Khepra

Ptah

Ptah, “El Señor de la Vida”, era uno de los más antiguos y grandes dioses de Memphis, la tradición aseguraba que era el creador del universo.

Se le identificaba con Atum y con Ra; era llamado:

“El dios grandioso que existía en los tiempos primitivos, el tatarabuelo de los dioses, el padre de los principios, el creador del huevo del sol y de la luna, el Señor de Maat, el rey de los países, el dios de la bella cara que ha creado su propia imagen, que ha confeccionado su propio cuerpo, el Disco de los Cielos que ilumina a Egipto con el fuego de sus ojos”. También se le identificó con Osiris. 

Dios Egipcio Ptah

Shu

Shu era el hijo mayor de Atum-Ra. Representaba la Luz. Levantó el cielo, Nut o Neit, y lo separó de la tierra, Keb o Geb. Generalmente se le representaba bajo la forma de un hombre que llevaba sobre la cabeza una o varias plumas y que en la mano sostiene un cetro.

Dios Egipcio Shu

Keb o Geb

Keb, llamado también Geb, es el dios de la tierra. Hijo de Shu, esposo de Nut y, por ella, padre de Osiris, de Isis, Set y Nephtis.

Dios Egipcio Geb

Osiris

Osiris, según la tradición de Heliópolis, es hijo de Geb y de Nut, esposo de su hermana Isis, padre de Horus y hermano de Set y Nephtis. Los egipcios le transfirieron los atributos que en las primeras dinastías sólo pertenecían a Ra y a Atum-Ra. Osiris era el dios del pasado, del presente, y símbolo de la eternidad.

No sólo usurpó los atributos de Ra, sino también los de los otros dioses y, con el tiempo, se convirtió tanto en el dios de los muertos como el de los vivos. Entre los numerosos dioses de Egipto, Osiris fue el único escogido como modelo de lo que el difunto deseaba llegar a ser cuando, una vez momificado su cadáver, su cuerpo glorificado se presentase ante Osiris en el cielo. Era a Osiris a quien el difunto pedía que hiciera germinar su carne y que preservara su cuerpo de la descomposición.

Dios Egipcio Osiris

Isis

Isis es la esposa de Osiris y la madre de Horus. Su nombre usual era el de “La Gran Diosa, la madre divina, la dueña de las palabras poderosas y de los encantamientos”. En las últimas épocas fue llamada “La madre de los dioses y Aquella que vive”. Habitualmente se la representaba como una mujer con un tocado en forma de asiento, que correspondía al jeroglífico que formaba su nombre.

El animal que a veces encarnaba era la vaca. Por esta razón, algunas veces lleva sobre la cabeza cuernos de vaca. Generalmente, Isis era representada como una madre amamantando a su hijo Horus.

Diosa Egipcia Isis

Horus

Al principio, el dios sol Horus se diferenciaba totalmente del Horus “hijo de Osiris y de Isis”, pero ya desde los primeros tiempos parece ser que los dos dioses fueron confundidos y los atributos de uno le fueron conferidos al otro.

El emblema visible del dios solar era, en su origen, el halcón. Las principales formas de Horus, el dios sol eran:

Horus el grande, o Arueris;

Horus el niño, o Harpócrates;

Horus de los ojos (el sol y la luna)

El Horus de Oro

Horus de los horizontes

Hermakhis, de quien la esfinge será la imagen sobre la tierra;

Horus, el unificador del Norte y el Sur

Dios Egipcio Horus

Set

Hijo de Geb y de Nut, y esposo de su hermana Nephtis. Set representaba la oscuridad y la noche, y en ocasiones al desierto. Era el dios opuesto a Horus. Ambos eran aspectos o manifestaciones opuestas del mismo dios; a veces se representaban las cabezas de Horus y de Set sobre un único cuerpo.

Dios Egipcio Set

Nephtis 

Hija de Geb y de Nut, hermana de Osiris y de Isis, esposa de Set. Representaba tanto al día antes de la salida del sol, como al día después de la puesta, pero ninguna parte de la noche. Los jeroglíficos que lleva sobre la cabeza significan “Dueña de la casa”. Es madre del dios Anubis.

Diosa Egipcia Nephtis

Anubis

Dependiendo del mito, es hijo de Osiris, o de Ra, y a veces de Isis y Nephtis. Se representa por un hombre con cabeza de perro. En el Libro de los Muertos siempre se le considera como el mensajero de Osiris, pero en un texto más antiguo era el enviado principal de Ra.

Dios Egipcio Anubis

Thot 

Thot representaba la inteligencia divina que en el momento de la creación expresó las palabras que, una vez pronunciadas, se transformaron en objetos del mundo material. Se creó a sí mismo y era el gran dios de la tierra, el aire, el mar y el cielo.

Thot era el escriba de los dioses y, como tal, estaba considerado como el inventor de todas las artes y de todas las ciencias conocidas por los egipcios. Algunos de sus nombres asignados eran: “Maestro de la escritura”, “Maestro del papiro”, “Maestro de la paleta y el tintero”, “Orador poderoso”, “Aquel cuya lengua es dulce”. Las palabras y frases que se recitaban a favor del muerto lo preservaban de la influencia de las fuerzas hostiles y le hacían invisible en el otro mundo. Thot era el dios de la rectitud y de la verdad.

Dios Egipcio Thot

Hathor

“La casa de Horus”. Hathor se identificó con Isis, Neit y muchas otras. Hathor era la diosa del amor, de la belleza y de la felicidad. A menudo, se representaba como una mujer que tenía un disco o cuernos sobre la cabeza.

Diosa Egipcia Hathor

Citado APA: (A. 2017,07. Dioses Egipcios. Revista Ejemplode.com. Obtenido 07, 2017, de http://www.ejemplode.com/42-historia_universal/4612-dioses_egipcios.html)

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario



Tweet