Inicio » Literatura » Sinalefa

Ejemplo de Sinalefa

La sinalefa es una figura poética muy importante, que sirve para determinar y ajustar la métrica de un verso, y consiste en contar como una sola sílaba, la formada por la última sílaba de una palabra terminada en vocal y la vocal inicial de la primera sílaba de la siguiente palabra. Sigue unas reglas parecidas al diptongo y al triptongo, es decir, que son vocales que se pronuncian en una sola emisión de voz, motivo por el que se cuentan como una sola sílaba; esto también se aplica cuando la palabra comienza con h, ya que esta letra no tiene fonema. No se da la  sinalefa cuando una de las palabras inicia o termina con una vocal acentuada que haga que las vocales se pronuncien en emisiones de voz distintas, como si fuera un adiptongo.

En algunas ocasiones, aunque exista sinalefa, se usa el hiato, que consiste en omitir la sinalefa y por la pronunciación de las palabras, contar las vocales como sílabas diferentes. También la coma puede producir un hiato.

Ejemplos de Sinalefa:

Se puede distinguir donde hay sinalefa y donde no la hay, como en los siguientes casos:

El/ frío ho/rri/ble.

Su/frió/ ho/rro/ri/za/do.

En este caso no hay sinalefa, pues la letra vocal final de la palabra esta acentuada, lo que le confiere una sonoridad distinta y ambas sílabas se separan al emitirse la voz.

No/ ten/go/ di/ne/ro ha/ce/ tiem/po.

No/ te/nía/mos/ di/ne/ro,/ ha/rá/ fal/ta.

Aquí tampoco hay sinalefa, ya que la coma marca una pausa que separa las sílabas.

Al acentuar una palabra, un verso tetrasílabo con sinalefa:

Es/ta_her/mo/sa

Ma/ri/po/sa.

Se convierte en un verso pentasílabo sin sinalefa:

Es/tá/ her/mo/sa

La/ ma/ri/po/sa.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet