Inicio » Psicología » Síndrome de blanca nieves

Ejemplo de Síndrome de blanca nieves

El síndrome de blanca nieves es la distorsión  de la imagen que una persona tiene de sí misma con respecto de su juventud, belleza o cualidades y la envidia que desarrolla hacia figuras que le parecen superarla. Este síndrome fue acuñado por la psicóloga Betsy Cohen, quien escribió un libro sobre el tema.  Este  síndrome no ha sido aceptado en su totalidad por diversas organizaciones y por algunos psicólogos. Aunque cada vez se utiliza más en los medios.

Se da principalmente entre mujeres, especialmente en las  maduras. Pero no es exclusivo de ellas, también se dan muchos casos en hombres. No es un síndrome exacto, se trata de una serie de trastornos pre-depresivos o depresivos que unidos a otros trastornos da lugar a este síndrome.

El síndrome de blanca nieves esta basado en la personalidad de la madrastra de blanca nieves. Quien a pesar de su extrema belleza se sentía insegura y amenazada por la juventud y belleza de su hijastra. Llenando de agresiones a la joven y tratando de deshacerse de ella. Esto por que cree que al no existir  una rival las atenciones vuelven hacia ella.

Se trata de un trastorno en el cual la persona es insegura de la propia imagen, de las cualidades que la hacen única, siente miedo a la vejez, a la soledad, coraje por los años perdidos o desperdiciados.

Y sobre todo envidia hacia personas más jóvenes o con una cualidad que ellas creen no poseer ya, motivo por el que las agraden ya sea física o emocionalmente; muchos de estos casos se dan entre madre e hija, donde la madre arremete emocionalmente contra su hija humillándola y haciéndola quedar y sentir inferior. A veces humillan en publico, y en lo privado tratan bien a sus hijas. Otras veces las hacen sentir mal en todas partes. Muchas llegan a agredir físicamente a sus supuestas rivales, llegando a matar en casos extremos. También se da entre suegras y nueras, entre hermanas, y en el ámbito laboral. Incluso entre amigas. Muchas sienten tristeza cuando la otra tiene alguna clase de triunfo o a alguien a su lado. Sufren mucho cuando alguien las rechaza por su rival, aunque sea en alguna cosa mínima, les gusta ser el centro de atención aunque muchas son tímidas.

Tiende a sobrevalorar la belleza y a sobreprotegerse de enfermedades; cuida mucho su imagen personal, llegando a la cirugía estética para mantener su idea de juventud perpetua. Gustan de usar ropa que las haga sentirse más jóvenes o atractivas. Sienten una gran repulsión hacia envejecer o parecer de su edad, la cual intentan ocultar en muchos casos. Tienen actividades que generalmente no consideran propias de su edad. Compiten con sus rivales continuamente aunque sus rivales no lo noten. Intentan socializar mucho con hombres que las hagan sentirse bellas, jóvenes y seguras y que además representen un estatus de superioridad. Por esto  último muchas buscan parejas jóvenes o maduros pero con capital o atractivo.

El síndrome de blanca nieves no tiene una cura única. La terapia, el auto-conocimiento y la auto-aceptación ayudan mucho a calmar la ansiedad que sienten estas personas.

Esta imagen distorsionada que sienten se puede deber a la negativa de la persona a envejecer y a todo lo que esto conlleva, rechazo, soledad, perdida de ciertas capacidades y abandono, y a la sobrevaloración que tienen de la belleza y lo que representa para ellas, además de la añoranza de su juventud y de todo lo que representan para ella: cariño, atención, atracción, regalos y concesiones que a personas maduras no les están permitidos por la sociedad.

No es lo mismo una persona con síndrome de blanca nieves que la llamada Cougar, la cual es la mujer madura que vive y se divierte como una joven, pero no con el fin de superar a otras sino  por el gusto de vivir y reponer los años que perdió de juventud.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

   
Por: Morris

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet