Inicio » Psicología » Alucinaciones

Ejemplo de Alucinaciones

Las alucinaciones son las alteraciones visuales,  auditivas,  táctiles,  olfativas, del gusto o hasta sinestesicas,  que cualquier persona puede tener en determinado momento de su vida. Son engaños que hace su mente, especialmente en estados de fuga o cuando la situación es especialmente difícil o dolorosa para la persona. Son producidas por distintas partes del cerebro que cuando es dañado o estimulado de alguna forma las produce, ya sea guiado por el deseo de la persona o por algún alucinógeno como son las drogas, al alcohol, alguna enfermedad ya sea física o mental, la fiebre, la hipotermia, la perdida de un gran volumen sanguíneo, o una intoxicación con algún alimento, planta o sustancia que altere el estado mental.  Otra característica es que la persona no sabe distinguir si lo que ve, escucha o siente es real o no, ya que para ellos es real, y solo caen en la cuenta de que era imaginario lo que alucinaban cuando un tercero se los dice o cuando ellos se dan cuenta de que lo que alucinaron no era posible. Cuando son producidas por enfermos mentales estos no se dan cuenta de que lo que ven no es real.

Generalmente las alucinaciones suelen darse en forma esporádica en algunas personas, especialmente cuando la imaginación a sido estimulada previamente hacia lo que luego se va a alucinar.

Ejemplo de alucinación:

Un  niño  alucina con ver extraterrestres justo después de ver una película sobre el tema, el niño afirma con seguridad haber visto un extraterrestre salir de entre los arbustos  de su patio, al describir a la criatura resulta un vivo retrato del personaje de la película. Tal vez sea que la viva imaginación del niño creó la imagen vívida de  esta criatura, o tal vez si había alguien o algo en los matorrales pero el  cerebro del chico asocio la imagen que vio con el recuerdo mas reciente y atemorizante que encajaba con la imagen de lo que vio.

La amígdala es la zona del  cerebro que se encarga de los recuerdos primitivos, estos recuerdos primitivos son los que hacen que la persona sienta un miedo o peligro inconciente hacia alguien o algo. Por eso el niño al ver algo salir o moverse entre los matorrales sintió miedo y de inmediato su cerebro lo asocio con la imagen que lo acababa de atemorizar, proyectando la imagen del ser y distorsionando los sonidos ambientales hasta hacerlos sonar como los que escuchó en la película. Todo esto es un engaño que el cerebro del niño formó para alertarlo de que podría estar en peligro, y al relacionar el miedo con algo que el niño conoce el niño tendría más probabilidades de sobrevivir a un hipotético ataque. El cerebro también puede dar lugar a alucinaciones táctiles, olfativas etc., por eso el niño afirmó que el extraterrestre olía a carroña y que al huir de él alcanzó a sentir lo frío de sus garras rasgando su espalda.

Puede ser que los rasguños sean reales, o pueden ser producto de su imaginación como todo lo demás, pero lo que es real es la sensación de dolor que el niño sintió, ya que la mente es tan poderosa que puede mandar señales de verdadero dolor en zonas que no han sido afectadas, al igual que toda clase de sensaciones que han sido almacenadas previamente en la memoria o en el subconsciente. Por eso las personas pueden oler, ver paladear, sentir y escuchar cosas que no existen o que ya no existen en un determinado momento y sin estar en contacto con ellas.

Las alucinaciones se dan especialmente en las personas con esquizofrenia, es las personas con alguna clase de demencia o trastorno mental, como los psicópatas, los psociópatas, las personas muy imaginativas, las que son o fueron toxicómanas, las personas con enfermedades mentales y algunas físicas degenerativas. Personas mayores, niños pequeños, y personas muy susceptibles.

Las alucinaciones también son síntomas de muchas enfermedades, y de muchas intoxicaciones por eso es muy importante determinar el tipo de alucinación y que es lo que la provoca para según su caso tratar al paciente y darle el medicamento necesario. En muchas ocasiones se les prescribe dependiendo de la causa, tranquilizantes y antialucinogenos. Cuando las alucinaciones dañan o impiden el normal desenvolvimiento de la persona o afectan a terceros, entonces es necesario internar al enfermo. Estos últimos casos se dan especialmente en pacientes cuyas alucinaciones los llevan a matar o a destruir o destruirse, como pueden ser algunos casos de esquizofrenia, de demencia o en los psicópatas.

En las personas normales las alucinaciones pueden desatarlas una tragedia o perdida. Entonces para poder lidiar con el dolor la persona alucina al ser querido o al objeto que acaba de perder. Generalmente estas alucinaciones se van disminuyendo según va aceptando su perdida la persona.

Cuando las personas están solas y estresadas suelen alucinar con alguien o algo. Esta  persona suele hablarles y en muchos casos guiarlos o aconsejarlos. Puede ser alguien conocido o alguien a quien nunca han visto y la mayoría de las veces no se dan cuenta de que a quien ven no es real, sino hasta que recuerdan que están solos o terminan  o llegan a donde debían ir.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por: Morris

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet