Inicio » Psicología » Hipocondria

Ejemplo de Hipocondria

La hipocondriasis es un trastorno psicosomático   caracterizado por la preocupación anormal hacia las propias enfermedades. También es cuando la persona sufre de ansiedad crónica y depresión al imaginarse que padece o puede padecer una enfermedad peligrosa, esto a pesar de que por medio de exámenes rigurosos  se demuestre que no existe ninguna alteración física.

Esta palabra viene de hipocondrio, ya que  los antiguos médicos creían que los humores se concentraban en  el hipocondrio. En muchas ocasiones las personas hipocondríacas están realmente enfermas, pero se concentran en enfermedades distintas a las que realmente padecen. Otras veces se provocan inconscientemente enfermedades reales, o sus síntomas ya que el cerebro crea síntomas de enfermedades reales a esto se le llama trastorno sicosomático. Es cuando sale salpullido, da calentura, o se constipa la nariz, también se inflaman tejidos, duele la cabeza, dan nauseas, vómitos, etc.    

Este trastorno se da más en personas susceptibles o influenciables, inseguras o ansiosas. También en los depresivos. Para que una persona sea diagnosticada con hipocondría es necesario comprobar por todos los medio posibles que no exista una enfermedad real o que la que el paciente posee es diferente a la que imagina. Y esta preocupación debe durar por lo menos seis meses. Además un criterio de investigación exige que el paciente para ser diagnosticado, debe estar convencido que padece máximo dos enfermedades graves y que sean muy detallados sus síntomas por el enfermo.

A veces la hipocondría es un síntoma de algunas enfermedades, Como cierta forma de neurosis y de depresión. Por eso se deben realizar exhaustivos estudios del enfermo.

El tratamiento dependerá de la situación. Pueden recetárseles ciertos tranquilizantes, psicofármacos, e  incluso placebos para calmarlos. Pero es con psicoterapia con lo que se dan los mejores resultados, esta consiste en disminuir o controlar el miedo a la muerte o a la enfermedad imaginaria. Encontrar el desencadenante psicológico del trastorno y ayudar al enfermo a sentirse cómodo con su cuerpo. También se le ayuda a afrontar sus miedos, como a los pacientes con fobias.

El hipocondríaco puede tener ciertas hábitos que según ellos los ayudaran a prevenir o a mitigar los efectos de su enfermedad, estos pueden ser bañarse varias veces al día, cambiarse de ropa más de lo normal. Lavar o desinfectar todo lo que lo rodea. Comer cosas que considera sanas, tomar ciertos medicamentos o vitamínicos que el mismo se receta. Alejarse de muchas situaciones que cree que lo pueden predisponer a enfermarse, Como al polen de las flores, animales o insectos, humos o vapores. Personas sucias o enfermas. Lugares sucios o tumultuosos.

Suelen tomarse varias veces la temperatura a lo largo del día, o a tomarse el pulso, revisar su lengua, pupilas, piel o cualquier parte del cuerpo que crean que les dará la señal de la enfermedad que creen poseer o llegar a poseer.

La cura o el control dependerán en mucho de la voluntad del paciente, de sus familiares y de la terapia que se utilice.

Ejemplo de hipocondria:

Antonio es hipocondríaco, su mal comenzó después de haber visto morir a su tío por complicaciones de cáncer.

Al inicio solo creía tener enfermedades parecidas a la gripe o estomacales, pero con el paso del tiempo se hizo a la idea de que el cáncer se puede contraer por contagió y aunque los médicos le aseguraron que el cáncer de pulmón no se contagia, tiene la firme idea de que lo tiene.

Posteriormente se fue informando sobre las enfermedades, pero más que aclararse las ideas, se obsesionaba más con que padecía las más extrañas.

Pronto presento síntomas y se fueron acomodando a las enfermedades que leía.

Después de varios años, de estar atendiéndose por enfermedades inexistentes, los médicos lo canalizaron al área de de psiquiatría, en la que se encargan de darle la atención medica necesaria.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Por : Morris

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet