Ejemplo de Sustancias corrosivas

Inicio » Química » Sustancias corrosivas
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

Para comprender la naturaleza de las sustancias corrosivas, es indispensable conocer el fenómeno de Corrosión, que es la degradación de un material por la acción química de agentes ambientales como el oxígeno del aire, o sustancias como los Ácidos y las Bases.

Una Sustancia Corrosiva es aquel gas o líquido que tiene la tendencia a corroer o destruir la superficie con la que tiene contacto.

La corrosión es notable, por ejemplo, en los Metales. Por el contacto constante con el agua y el Oxígeno del aire, la masa de metal se va convirtiendo, a una velocidad que varía dependiendo del elemento metálico, en Óxido del mismo, lo que da la impresión de que el material principal se va destruyendo físicamente.

La corrosión es peligrosa si ocurre en superficies como la piel humana. El contacto de la sustancia corrosiva con mucosas, tejidos y órganos, es altamente destructivo, al grado de causar daños irreversibles. Se le llama Quemadura química al resultado de un contacto de este tipo, porque la sustancia corrosiva actúa a nivel molecular.

Pictograma de Sustancias Corrosivas

Para la identificación de una sustancia corrosiva y para tomar en cuenta las medidas de prevención de accidentes y el equipo de protección personal, se utiliza una imagen de uso universal, llamada Pictograma, que consta de un rombo relleno en un color, y una imagen en negro que explica el efecto de la sustancia en cuestión.

Los depósitos para contener sustancias corrosivas generalmente son fabricados en plásticos opacos que no permiten ver el contenido. Se elaboran etiquetas estandarizadas de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-018-STPS-2000, que especifica el sistema para la identificación y comunicación de peligros y riesgos por sustancias químicas peligrosas en los centros de trabajo.

Pictograma de Sustancias Corrosivas

Medidas de Seguridad

Si una persona va a manejar o transportar alguna sustancia corrosiva, es indispensable primero colocarse el Equipo de Protección Personal. Dicho equipo generalmente, para el propósito de manejo de sustancias corrosivas, consta de un traje plástico en una pieza, de cuerpo completo, con un respirador que contenga los cartuchos adecuados para ambientes de ese tipo, guantes de plástico gruesos y botas de caucho que llegan hasta la pantorrilla. Además, se requieren lentes de seguridad que cubran lo mejor posible la cara. De ser posible, puede utilizarse una careta.

Con el Equipo de Protección Personal se evita el contacto y potenciales accidentes con la sustancia corrosiva; se mejora la confianza con que se maneja y la maniobra resulta más exitosa.

Equipo de Protección Personal Anticorrosión

Para almacenar sustancias corrosivas en grandes volúmenes, se emplean contenedores con una diversidad limitada de materiales. Aquellos materiales que no son afectados en gran medida por la acción de las sustancias corrosivas, son el acero inoxidable (sólo para cantidades no tan grandes) y el polipropileno, por ejemplo. El polipropileno tiene una estructura firme que no es vencida por la corrosión.

Contenedor de plástico para sustancias corrosivas

Para su almacenamiento se requiere una infraestructura especializada, que en el caso de alguna fuga o derrame represente una barrera para que la sustancia no se disperse por el suelo.

Se requiere, para su transporte por tuberías, una correcta señalización de la red, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-018-STPS-2000, previamente mencionada. Las válvulas deben encontrarse en el mejor estado de sello para evitar cualquier fuga o derrame.

Ejemplos de Sustancias Corrosivas

Ácido Clorhídrico

El Ácido Clorhídrico es el Hidrácido más fuerte, dada su actividad en solución. Cuando está a concentraciones de 1 M (1 mol/litro) ya emite vapores que son irritantes para la nariz de quien los inhala directamente, y si hace contacto con la piel, ésta comienza a sufrir comezón, luego un ardor creciente que la enrojecerá, lo que significa que ya habrá heridas diminutas, imperceptibles a simple vista.

Ácido Perclórico

El Ácido Perclórico es un oxiácido derivado del Ácido Clorhídrico. Gracias al Oxígeno en su molécula, el poder corrosivo de esta sustancia es mucho mayor. Es muy agresiva con los tejidos humanos.

Ácido Sulfúrico

El Ácido Sulfúrico es un oxiácido resultante de la reacción entre Trióxido de Azufre y Agua. Dado que su humedad de equilibrio es mayor que la ambiente, o dicho de otro modo, es higroscópico, tiene tendencia a deshidratar la superficie sobre la que tenga contacto, si ésta contiene algo de agua. Es ahí donde comienza su efecto corrosivo. Sobre la piel humana también genera un ardor inicial, cuyo grado depende de qué tan diluido o concentrado se encuentre el ácido.

Agua Regia

El Agua Regia es una mezcla de dos ácidos, Ácido Clorhídrico y Ácido Nítrico. Es tan corrosiva que es capaz de disolver metales preciosos, como el Oro (Au) y la plata (Ag). El efecto conjunto de estos ácidos es el que lo logra. Cada uno cumple con su función específica: El Ácido Clorhídrico se encarga de, a través de sus átomos de Cloro que se involucran en la solución, desprender los átomos de Oro, generando complejos solubles como el Au(Cl4)-. Mientras, el Ácido Nítrico va colocando su grupo Nitrato NO3 en los lugares disponibles, impidiendo que el Oro regrese a la estructura inicial del metal.

Hidróxido de Sodio

El Hidróxido de Sodio, conocido como Sosa Cáustica por su característica corrosiva, es una base fuerte a cuyo contacto la piel humana reacciona con ardor picante. Por su facilidad de ionización, se utiliza en solución para la neutralización rápida de fugas de ácidos. Otra aplicación que tiene el Hidróxido de Sodio en Solución es para degradar las grasas que se solidifican en las estufas y hornos domésticos.

Hidróxido de Potasio

El Hidróxido de Potasio, conocido como Potasa Cáustica por la misma característica corrosiva, es una base fuerte, con una ligera debilidad, comparado con el hidróxido de sodio. Es utilizada para la saponificación de ácidos grasos, en el proceso de producción de jabón, y además, en solución para alcalinizar el medio en que los reactivos interactúan en una reacción específica.

Ácido Nítrico

El Ácido Nítrico tiene la particularidad de que sus vapores no se mantienen ascendiendo cuando emergen del recipiente, sino que escapan para deslizarse sobre la superficie que rodea al recipiente, como si fueran desbordándolo. El Ácido Nítrico se utiliza generalmente para la mezcla con el Ácido Clorhídrico para producir Agua Regia, y como reactivo para introducir un grupo Nitro (NO2) a los compuestos orgánicos como el Benceno C6H6, para tener productos como el TriNitroTolueno (TriNitroMetilBenceno).

Más ejemplos de sustancias corrosivas:

Ácido Hipocloroso (HClO)

Ácido Cloroso (HClO2)

Ácido Clórico (HClO3)

Ácido Acético (CH3COOH)

Ácido Sulfhídrico (H2S)

Ácido Fluorhídrico (HF)

Ácido Fluoroantimónico (HSbF6)

Hidróxido de Amonio (NH4OH)

ButilLitio (C4H9Li)

Citado APA: (A. 2017,07. Ejemplo de Sustancias corrosivas. Revista Ejemplode.com. Obtenido 07, 2017, de http://www.ejemplode.com/38-quimica/4621-ejemplo_de_sustancias_corrosivas.html)

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario



Tweet