Inicio » Biología » Características de los seres Vivos

Características de los seres Vivos

Los seres vivos están formados de un conjunto de moléculas que constituyen su estructura, de una forma organizada y compleja, teniendo la capacidad de hacer intercambios de materia y energía, para desempeñar sus funciones vitales.

Los seres vivos se componen de distintos elementos, siendo el hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, carbono, hierro, calcio, y otros, sus principales componentes, todas en formas distintas dentro de su estructura.

Siendo de entre estos elementos, el carbono, el hidrógeno, el oxígeno y el nitrógeno, los elementos de que están formadas las bio-moléculas que forman la materia viva.

Los seres vivos son seres que tienen una complejidad intrínseca, que es definida por los aspectos comunes a todos ellos, lo que los diferencia de los minerales inertes.

Los seres vivos se constituyen de células, ya sea una sola o varias, que se encuentran agrupadas, y desempeñan distintas funciones.

En los organismos unicelulares, varias partes distintas de la célula se encargan de las funciones vitales, como alimentación, reproducción y desecho de los productos no necesarios.

En organismos multicelulares, estas funciones básicas, son realizadas por grupos de células especializadas, que forman tejidos, órganos y sistemas orgánicos especializados en distintas funciones.

Principales características en los seres vivos:

Los seres vivos cuentan con funciones complejas que son desempeñadas por las células, ya sean estos seres vivos unicelulares o pluricelulares. Las células desempeñan distintos procesos de forma coordinada y organizada, el las distintas funciones específicas que realizan dentro del ser vivo al que pertenecen.

En seres vivos unicelulares, la célula de que se compone este tipo de forma de vida, cumple con las funciones básicas necesarias para la vida, como el metabolismo de sustancias para su alimentación y obtención de energía, reproducción, desecho de sustancias innecesarias, movimiento y crecimiento.

En los seres multicelulares estos aspectos se reparten entre distintas células, que forman tejidos y órganos, especializándose cada conjunto celular en una o varias funciones específicas, como alimentación, reproducción o el crecimiento.

Otro aspecto  de los seres vivos es, el metabolismo. Los seres vivos necesitan energía y elementos para su desarrollo, mismos que asimilan mediante procesos bioquímicos internos. Para realizar esta función transforman los materiales por medio de procesos de síntesis y degradación química, para la obtención de las sustancias que necesitan para la continuación de los procesos vitales, crecimiento, y reparación de tejidos para la continuación de la vida, a estos procesos se les denomina como metabolismo.

Los seres vivos la facultad de crecer; para poder crecer, necesitan de los elementos necesarios para la síntesis de productos para la creación de nueva materia viva, con la cual construir y renovar los elementos de que están constituidos.

En los organismos unicelulares el crecimiento se realiza mediante un aumento de la masa celular, luego de la síntesis de los elementos que necesita el organismo para tal fin.

En los organismos multicelulares, el crecimiento se realiza mediante el aumento del número de las células en los organismos y la creación o sustitución de nuevos tejidos en donde se crean nuevas células que remplacen a las células que ya no cumplen con sus funciones sustituyéndolas por células o conjuntos de células similares para la realización de sus funciones biológicas. Es el caso del crecimiento de los órganos y tejidos animales, que se lleva a cabo mediante la sustitución de las células que ya no funcionan, por nuevas células, siendo desechadas las células viejas y reabsorbidas partes de sus elementos, como en el caso del agua del citoplasma celular, que se reutiliza.

Esto se diferencia del aparente crecimiento de los minerales, en donde el aparente crecimiento se debe al cúmulo de sustancias minerales en un determinado lugar, por acción de fenómenos físicos, como en el caso de estalagmitas y estalactitas que aparentemente crecen al acumularse el mineral a través de la filtración.

Los seres vivos se distinguen por la reproducción, que es la capacidad de generar otros individuos de las mismas diferencias que tiene el organismo que las produce. Esta puede ser Asexual, o sexual, siendo la reproducción Asexual, aspectos principalmente de organismos unicelulares u organismos multicelulares simples. Realizándose mediante la división de una célula primaria, en los organismos unicelulares, y a partir de la división de varias células en los organismos multicelulares simples.

La reproducción sexual se presenta en la mayor parte de los organismos multicelulares, tanto vegetales como animales, llevándose a cabo mediante la unión de dos individuos que aportan cada uno una porción del material y la información (Genes), para la creación de un nuevo individuo de características similares a la de los procreadores.

Otra facultad de los seres vivos es la adaptación. Los seres vivos tienen la capacidad de poder adaptarse al medio en el que viven, para poder enfrentar los cambios que se den en el medio en el cual viven.

Esta adaptación es evolutiva, con la cual a través de varias generaciones se adaptan a un medio determinado, creando defensas contra el medio, como en el caso de algunos animales que viven en medios fríos, y adaptan su piel para contener más grasa y crean un pelaje denso, con el cual sobre vivir al frío. Otro ejemplo de adaptación al medio, que se sucede con la evolución, es el cambio de tonalidades en las plumas de aves, o la piel de animales, para poder camuflarse y esconderse de los depredadores, adaptándose al medio en el que viven.

Los seres vivos se distinguen por la irritabilidad, o respuesta a los estímulos externos. Los seres vivos tienen la peculiaridad, de responder a los estímulos causados por cambios físicos y químicos que actúan en ellos, reaccionan a estímulos como la luz, presión, temperatura y/o composición del suelo, agua, aire, etc.

Esta peculiaridad, es más patente en nos animales que en los vegetales, siendo evidente las reacciones a los estímulos de diversas índoles, en animales multicelulares y complejos, así como en los unicelulares, por ejemplo las bacterias reaccionan al ser estimuladas por la luz, o los animales al ruido. Aunque existen vegetales que tienen una sensibilidad a los estímulos más notoria, la cual se puede observar en algunas plantas. Es el caso de los girasoles, que mediante el estímulo de la luz solar, giran para seguir manteniendo los rayos luminosos necesarios para su metabolismo.

En los animales los estímulos son más notorios, siendo fácil de identificar la sensibilidad, hacia los estímulos como el ruido, la luz o el movimiento. Esto se puede observar por ejemplo, al estimular mediante la luz a bacterias, o mediante cambios de temperatura a cualquier animal.

Otro de los aspectos importantes de los eres vivos es la homeostasis, con la cual mantienen la constancia del medio interno del organismo, agua, temperatura, equilibrio electrolítico, etc. Este aspecto es fácil de observar en las células animales.

En el caso de los virus existe confusión en su clasificación; se les clasifica de manera distinta a los seres vivos, por que poseen algunas cualidades de los seres vivos pero no todas.

Los virus poseen ADN o ARN, que es la información básica que tienen los seres vivos para su reproducción y la especificación de las funciones que realizarán sus partes. Pero los virus no presentan un metabolismo propio, utilizan el metabolismo de un ser vivo cuando parasitan un organismo, tomando el metabolismo de la célula a la que infectan para realizar las funciones metabólicas necesarias para la reproducción de más virus. Por lo tanto los virus no cumplen con el requisito de poseer un metabolismo con el cual obtener energía de sustancias orgánicas o de otra índole como las plantas o los animales. No tienen mecanismo de excreción para los desechos que se pudieran producir por medio del metabolismo.

Los virus tienen la capacidad de evolucionar mediante mutaciones, pero esta cualidad no es suficiente para que se les cuente entre los seres vivos.

Si bien los virus tienen la capacidad de multiplicarse no lo hacen por si mismos, necesitan introducir la información de su ADN o ARN, en la célula infectada para que sea esta la que realice las funciones que desembocarán en la multiplicación del virus, mediante la replicación de la información genética del virus en la célula, siendo la célula la que hace los procesos de reproducción propiamente dichos.

Los virus carecen de movimiento propio, siendo movidos por el medio en el cual se encuentren, como agua, o el polvo.

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

   
Por : Victor

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario

Tweet