Ejemplo de Método analógico y comparativo

Inicio » Ciencia » Método analógico y comparativo
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

Los humanos somos seres que tendemos a la sistematización de las tareas. No importa lo desorganizados o flojos que seamos, siempre haremos esquemas en nuestras cabezas para desarrollar las labores diarias, por más sencillas que parezcan: desde tomar la decisión de qué desayunar hasta su ejecución en la cocina. Esto es porque el cerebro es como una especie de computadora que debe manejar la información por partes. Por eso es muy importante que durante el aprendizaje los profesores y los padres busquen técnicas para facilitar a los menores la adquisición de conocimientos.

El método analógico y el método comparativo son los que se utilizan con mayor frecuencia durante la primera etapa del aprendizaje. Son métodos que siempre buscarán incitar a un razonamiento fundamental y despertar el sentido. El método analógico y comparativo irán de la mano en la mayor parte de las veces debido a que uno conlleva al otro casi como si se tratase de una secuencia definida. Mientras que el método analógico es aquél que consiste en suponer ciertas situaciones y las consecuencias que estas situaciones tendrán bajo ciertos criterios impuestos, el método comparativo es, entonces, la comparación entre dos situaciones similares pero bajo diferentes focos.

La implementación del método analógico y comparativo

La implementación de ambos métodos es un tipo de razonamiento muy útil debido a que además de evaluar las consecuencias de una situación, permite evaluar una misma decisión desde diferentes puntos de vista y bajo diferentes umbrales que llevarán a distintas consecuencias. No obstante, resulta riesgoso porque no siempre se tiene la certeza de que estas situaciones autoimpuestas puedan tener exactamente el resultado planeado.

El punto de partida infalible para dichos métodos es la comparación de un suceso ya ocurrido y conocido con una situación propia, por ejemplo:

Un adolescente se plantea la posibilidad de no ir a clases. Entonces, bajo el foco del método analógico, el adolescente sabe de antemano que podrá tener consecuencias el faltar a la escuela. Si lo descubren (coloca bajo un foco la situación planteada) llamarán a sus padres y se meterá en problemas. Si no lo descubren (coloca la misma situación bajo otro foco) no le dirán a sus padres. Una vez que el adolescente analizó las consecuencias con el método analógico implementa el método comparativo para tomar una decisión: a un compañero de él lo descubrieron y le fue muy mal. Lo castigaron en la escuela y sus padres le quitaron la mesada. Sin embargo, a otro compañero no lo descubrieron pero se perdió la lección de ese día y, por lo tanto, le fue mal en el examen. Utilizando ambos métodos, el analógico y el de comparación, el alumno ha decidido no saltarse las clases porque descubrió que de ambas formas podría irle mal.

Podemos encontrar ejemplos de la implementación del método analógico en los refranes populares. Los refranes se transmiten de generación a generación y contienen enseñanzas que se relacionan con la vida cotidiana. Por ejemplo:

“Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente”. Este refrán invita a reflexionar sobre los casos en los que una persona no está atenta a cierto evento (causa) y, por ende, es llevada a  una situación indeseable o incómoda (consecuencia). Una persona que, por ejemplo, es invitada a participar en un proyecto de trabajo pero se encuentra indecisa puede utilizar el método comparativo y contrastar su situación con la enseñanza de este refrán: si no aprovecha la oportunidad quizá en el futuro se arrepienta.

El uso de los métodos analógico y comparativo en la enseñanza

El método que normalmente los profesores utilizan para enseñar es el analógico y comparativo: plantean una situación de la vida real para que los alumnos mediten la implementación de las enseñanzas en clases y las apliquen. Un ejemplo de esto lo podemos ver en el caso de la enseñanza de sumas y restas por medio de situaciones hipotéticas de la vida real en las que se tenga que aplicar una operación matemática. Por ejemplo en el siguiente problema: “Pepito tenía diez monedas. Quería una manzana que costaba cuatro monedas. Si Pepito compró dos manzanas, ¿cuántas monedas le quedaron?”. Aquí, en vez de usar solo números fríos, una suma, multiplicación y resta como ecuación, los profesores incitan a los alumnos para que vean que dichas operaciones serán útiles en la vida real.

El uso cotidiano de los métodos analógico y comparativo

Parecería solo un juego de niños, pero estos métodos son indispensables en el razonamiento del ser humano. Lo que distingue a un ser humano de un animal es la forma en que procesa la información y la utilidad que le dará a ésta. En el día a día enfrentamos situaciones en las que tenemos que tomar una decisión: ¿cómo resolver un inconveniente?, ¿qué hacer ante un problema?, ¿será perjudicial o beneficioso para nosotros hacer cierta cosa o dejar de hacerla? La implementación del método analógico y comparativo es una herramienta eficaz que nos puede ayudar a afrontar y resolver estas problemáticas cotidianas.

15 ejemplos del método analógico y comparativo en refranes

Algunos refranes proveen enseñanzas por medio del método analógico (exponer una situación y las consecuencias que tendrá). Alguien que se enfrente a una situación similar utilizará, a partir de la enseñanza de este refrán, el método comparativo para contrastar su situación con la del refrán y con otras situaciones similares que conozca.

  1. Agua que no has de beber, déjala correr. Este refrán invita a reflexionar sobre las consecuencias (método analógico) de que una persona se involucre en un asunto que no le corresponde o en el que no tiene responsabilidad.
  2. Eres amo de lo que callas y esclavo de lo que dices. Este refrán enseña, por medio del método analógico, que tienes que tener cuidado con aquello que dices porque tendrá consecuencias.
  3. Por la boca muere el pez. Este refrán es parecido al anterior: muestra que algo que se dice (causa) puede provocar una situación desfavorable (consecuencia).
  4. Todo cabe en un jarrito sabiéndolo acomodar. Este refrán da a entender que cuando se organizan las cosas (causa) se obtienen buenos resultados (consecuencia).
  5. Tanta culpa tiene el que mata la vaca como el que le agarra la pata. Este refrán invita a reflexionar sobre las consecuencias de ser parte de hecho negativo.
  6. Si la vida te da limones, haz limonada. Este refrán instruye acerca de aprovechar las oportunidades o las situaciones que se presentan (causa) para conseguir sacarles provecho (consecuencia).
  7. No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista. Este refrán invita a meditar respecto al enfrentamiento de las situaciones adversas; a hacer algo (causa) para salir de estas situaciones (consecuencia).
  8. En boca cerrada no entran moscas. Este refrán enseña que si se dice algo indebido (causa) esto provocará una situación perjudicial (consecuencia).
  9. Al que madruga dios lo ayuda. Este refrán muestra que si una persona se esfuerza (causa) logra sus objetivos (consecuencia).
  10. Más vale pájaro en mano que ciento volando. Este refrán hace reflexionar acerca de aprovechar las oportunidades o lo que se tiene a la mano. Es mejor tener algo seguro (causa) a abarcar muchas cosas y que ninguna funcione (consecuencia).
  11. Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar. Este refrán enseña que cuando veas que alguien le sucede algo, estés prevenido de que a ti también te puede pasar (método comparativo).
  12. Echando a perder se aprende. Este refrán invita a reflexionar que cuando quieres aprender algo (consecuencia) debes practicarlo aunque te salga mal en un principio (causa).
  13. Más vale malo por conocido que bueno por conocer. Este refrán da la enseñanza de que no es conveniente arriesgarse por algo que desconoces (causa) ya que lo desconocido puede traer consecuencias negativas.
  14. Más vale tarde que nunca. Este refrán hace reflexionar sobre las situaciones en las que una persona no quiere hacer algo porque piensa que ya no está a tiempo; es mejor hacer las cosas y obtener resultados (consecuencia) que no hacerlas y no obtener nada (consecuencia).
  15. Al mal paso darle prisa. Este refrán muestra que cuando hay una dificultad (causa) no hay que esperar, sino que hay que hacer lo posible por salir de ella con rapidez (consecuencia).

Ejemplos del método analógico y comparativo

Ejemplo 1. Un niño se cuestiona si debe o no decirles a sus padres que rompió una lámpara.

  • Método analógico. El niño evalúa la situación desde distintos enfoques: si les dice, es posible que lo regañen; si no les dice, puede que no lo inculpen.
  • Método comparativo. El niño evalúa su situación comparándola con otras: a un amigo suyo que dijo que había roto una ventana lo descubrieron y lo castigaron; otro amigo no quiso decir que había descompuesto un aparato y de todos modos sus papás lo descubrieron y lo castigaron más por haber mentido.

Ejemplo 2. Un estudiante quiere elegir entre dos carreras universitarias diferentes.

  • Método analógico. El estudiante evalúa los beneficios y consecuencias de estudiar cada una de las carreras.
  • Método comparativo. El estudiante compara su situación con la de otros amigos y conocidos que han estudiado cada una de las dos carreras: cómo les fue, qué opinan de la carrera, etc.

Ejemplo 3. Un maestro utiliza el método analógico y comparativo para enseñar cómo hacer divisiones.

  • Método analógico. El profesor les pide a los alumnos que resuelvan este problema para que entiendan en qué tipo de situaciones pueden ser útiles las divisiones: “si gané 100 pesos y quiero dividirlo entre mis cuatro hermanos, ¿cuánto nos toca a cada uno?”.
  • Método comparativo. El profesor les pide a los alumnos que redacten en qué situaciones de su vida pueden ser útiles las divisiones. Los alumnos comparan la situación del problema con las que enfrentan en su vida cotidiana.

Ejemplo 4. Un maestro utiliza el método analógico comparativo para enseñar a sus alumnos cómo crear un negocio.

  • Método analógico. El profesor pide a los alumnos que redacten cuáles son los pasos que se tienen que hacer para crear un negocio, cuál es la importancia de cada uno de esos pasos y qué impacto tiene en el negocio.
  • Método comparativo. El profesor pide a los alumnos que evalúen en qué situaciones han tenido que hacer negociaciones y cómo lo resolvieron; también, que redacten una lista de negocios que conozcan, qué es lo que hacen y cómo funcionan.

Ejemplo 5. Un médico debe tomar una decisión urgente para salvar la vida de uno de sus pacientes.

  • Método analógico. El médico evalúa los beneficios y consecuencias de cada una de las opciones que tiene, los pros y los contras y cómo podrían curar, mejorar, afectar o poner en riesgo al paciente.
  • Método comparativo. Para tomar la decisión, el médico compara la situación del paciente con otros casos similares que ha enfrentado él mismo o alguno de sus colegas. También, compara esta situación con los casos médicos que aprendió en la facultad de medicina y los casos que ha leído en diversos libros médicos.

Ejemplo 6. Un inversionista no sabe en dónde invertir su dinero ni si debe invertirlo o no.

  • Método analógico. El inversionista analiza las consecuencias de invertir su dinero: si las cosas salen mal, perderá su dinero; si salen bien, hará más dinero a partir del dinero invertido.
  • Método comparativo. El inversionista compara sus opciones de inversión con las de sus conocidos. Evalúa las situaciones de ellos para decidir cuál opción tiene menos riesgos y ha sido más fructífera a la larga.

Ejemplo 7. Una persona quiere saber si debe cambiar de trabajo.

  • Método analógico. El trabajador contempla las consecuencias positivas y negativas de dejar su trabajo y las consecuencias positivas y negativas de aceptar el otro empleo.
  • Método comparativo. El trabajador investiga a la empresa que le ofreció empleo: qué tan seria es, cuánto tiempo tiene en el mercado, qué nuevos retos implica, etc. También evalúa la situación laboral de las personas que trabajan en dicha empresa.

Citado APA: (A. 2017,03. Ejemplo de Método analógico y comparativo. Revista Ejemplode.com. Obtenido 03, 2017, de http://www.ejemplode.com/13-ciencia/4417-ejemplo_de_metodo_analogico_y_comparativo.html)

¡Ayúdanos a ayudarte! Por favor comparte este artículo.

  
Autor: Redacción Ejemplode.com, año 2017

Búsqueda:

Búsqueda personalizada

Deja un comentario



Tweet